502 Bad Gateway

502 Bad Gateway


nginx
INFORME

Mujeres y noticias; ¿por qué son el hilo más fino de los informativos?

La salida de Valeria Alonso de Telenoche representa el último indicador de que, en los noticieros, la figura femenina es la más vulnerable a las reestructuras, con la excepción de Blanca Rodríguez. 

Valeria Alonso, Elsa Levrero y Claudia García.
Valeria Alonso, Elsa Levrero y Claudia García.

El 30 de junio, la periodista Valeria Alonso llegó como todas las tardes a Canal 4 para su labor diaria en la conducción de Telenoche. Pero antes de ingresar al área de maquillaje, le dijeron que desde gerencia querían una reunión con ella. Entonces le comunicaron que el noticiero preparaba una reestructura y para esos planes, la comunicadora de 30 años ya no sería la figura femenina del informativo.

Alonso estuvo cinco años en Telenoche y de ellos, dos en la conducción de la edición central. La periodista comunicó la noticia por Twitter, lo que generó sorpresa entre sus seguidores y cientos de mensajes de solidaridad. El viernes escribió un nuevo tuit para agradecer las muestras de afecto y lamentó no haber podido despedirse al aire. “Sepan que me hubiera encantado despedirme de ustedes”, escribió.

De acuerdo a lo que supo Sábado Show, la salida de Valeria Alonso tiene efectivamente una explicación de contenido en cuanto el canal desea potenciar a otra mujer con un perfil más periodístico.

La reestructura, además, tiene el trasfondo de la conveniencia presupuestaria en cuanto la nueva conductora ya es parte del staff del canal y su nuevo rol sería anunciado en los próximos días. Mientras tanto Daniel Castro continuará en solitario en la conducción.

Una primera versión indicaba que el canal pensaba en Claudia García, ex Telemundo y actualmente en el magazine Buen día, pero esa posibilidad está prácticamente descartada. Fuentes del canal indican que la persona seleccionada para suceder a Alonso sería Viviana Ruggiero, aunque por el momento no se oficializó su designación.

La periodista ha tenido una participación creciente en Todas las voces y más recientemente, en las ediciones especiales de Telenoche de los días lunes, donde hace entrevistas y presenta informes.

Desde cierta óptica, la medida puede tener la consecuencia de poner en pie de igualdad los roles masculino y femenino en el noticiero. Pero al mismo tiempo, la salida de Valeria Alonso es la evidencia más reciente de un fenómeno quizás en retracción aunque todavía muy presente en la TV uruguaya: los noticieros, a nivel comunicacional, suelen estar anclados en figuras masculinas.

Con la excepción de Blanca Rodríguez en Subrayado, en los informativos televisivos, el rostro de las noticias suele ser el de un hombre. Los síntomas más comunes de esta realidad son: las noticias principales son leídas por hombres, las entrevistas centrales la hacen varones y llegado el momento de las reestructuras, la figura femenina suele ser el fusible más débil. En un formato donde la permanencia es un valor, las mujeres son menos permanentes.

Blanca Rodríguez
Blanca Rodríguez cumple 30 años de conducción en Subrayado. 

El caso de Canal 4 es el más gráfico. En 10 años ha tenido seis conductoras de Telenoche central. La periodista Elsa Levrero fue una de ellas. Estuvo 16 años en el canal y de ellos, tres en la conducción del informativo central junto a Fernando Vilar en ese entonces.

"Parece que la figura del hombre es la que sostiene la imagen de credibilidad en las noticias. Y como que la mujer no podría llegar a ese rol. Blanca (Rodríguez) es la única que ha logrado torcer esa historia que no es solo “capricho” de los canales, sino de la gente misma que quizás no habilita todavía ese papel a las mujeres. Ella es una verdadera pionera. Más allá de que estés de acuerdo o no con ella, es súper admirable lo que ha logrado. Porque a las mujeres no cuesta muchísimo", aseguró Levrero.

En función de su experiencia, la periodista confiesa que las diferencias entre hombre y mujer son también salariales. “Nunca supe las cifras, pero en mi época Fernando ganaba aproximadamente el doble que yo”, dijo.

"Renovación, renovación, renovación".

Claudia García
Claudia García estuvo 15 años en Telemundo. 

En abril de 2019, el medio se vio sacudido con la noticia de la salida de Claudia García de Telemundo, luego de 15 años en la conducción. Otra vez, la “renovación” se llevó a una mujer.

“El formato al que ahora aspira Telemundo no me tuvo en cuenta. No quiere decir que soy vieja ni nada de eso, pero el formato pide otra cosa. Al parecer no voy con el molde de lo que Telemundo va a hacer en los próximos meses. Esa fue la explicación. No se me cuestiona profesionalmente, ni mi labor. La palabra que más escuché fue la de “renovación”, que implica cambio de caras y de formato", dijo en ese entonces Claudia García a Sábado Show.

Días después se produjo el cambio con un trío de conductores para Telemundo: Aldo Silva, que continúa en su rol desde 2003 y las incorporaciones de Malena Castaldi y Mariano López.

Georgina Mayo, en TNU, es otra de las “excepciones”. La periodista lleva 15 años en el canal estatal, donde ha ejercido varios roles de conducción: pasó por el central y en la actualidad está al frente, en solitario, de la edición del mediodía.

Para ella, un “blindaje” contra la vulnerabilidad de los periodistas (tanto hombres como mujeres) es que se desarrollen profesionalmente lo más posible. En su caso, además de la conducción, se especializa en información judicial y busca primicias en ese ámbito para alimentar los informativos. “Si solo vas a leer un tele pronter, tu carrera va a estar en riesgo tarde o temprano porque estará atada a la imagen y aquello de “cómo salís al aire”, asegura.

Pero este desarrollo periodístico es poco común en los informativos centrales de los canales privados. Los conductores (hombres o mujeres) suelen dedicarse exclusivamente al rol de conducción o eventualmente coordinación. También es cierto que como los informativos han extendido su duración hasta las pandémicas tres horas, suele haber entrevistas o informes, lo que permite el desarrollo periodístico, más allá de la lectura del telepronter.

"A la izquierda de la pantalla"

En los programas periodísticos puede repetirse una historia similar. En Santo y seña la figura de mayor recambio ha sido la de la periodista mujer en el equipo. Por ese rol pasaron Patricia Madrid, Catalina Weiss, Ana Matyszczyk y Fernanda Kosak. También hay que decir que Patricia Martín, que actualmente se dedica a los informes, está desde el comienzo en el rol de producción.

En la mira, de VTV, no tiene figura femenina en el presente. ADN, el otro programa periodístico de VTV es conducido por Gabriel Pereyra y Raúl Ponce de León. En Séptimo día, el panel tiene minoría femenina, con Valeria Superchi y Marcela Dobal.

En cuanto a los noticieros, el otro aspecto que suele llamar la atención es la ubicación de cada uno de los conductores. Se dice que la figura que se ubica en el centro o a la derecha en la escenografía es la de mayor relevancia por un fenómeno de retención visual del televidente. Pues en Telenoche, el hombre siempre estuvo a la derecha. En Telemundo, quien aparece en el centro es Aldo Silva y en Subrayado, de nuevo se produce la excepción.

Hasta 2013, Blanca Rodríguez compartía la conducción con Jorge Traverso y era él quien estaba a la izquierda en la pantalla. En aquel año, cuando hubo reestructura, un poco por motivos presupuestales y otro poco por la voluntad del canal y del propio Traverso, el periodista dejó el noticiero.

Desde entonces, la “nave”, como le dicen en la interna a la escenografía de Subrayado, es comandada únicamente por Blanca Rodríguez. Y es más, la suplencia de la periodista la ejerce otra mujer, Carolina García.

También en el resto de las canales hay mayor apertura y espacio a las periodistas. Iliana Da Silva, que actualmente integra Telemundo, ha pasado por todos los canales de aire y dio cuenta de una evolución desde sus comienzos, en los años ‘90.

“Tuve que ganarme espacios, porque en ese momento, en todos los informativos de TV, había lugares que estaban reservados sólo para los hombres. Por ejemplo, las mujeres no cubrían política, las primeras cuatro noticias las daban los conductores hombres, las mujeres no viajaban con los presidentes, no cubrían economía, sino que nuestros espacios eran temas de sociedad, el tiempo, la moneda o las noticias más “light”. Para mí era un concepto equivocado. Así que cuando me preguntan si soy feminista, yo digo que sí, en tanto procuro igualdad de oportunidades. Por suerte esto cambió y siento que, en algún punto, ayudé a generar ese cambio, con algunas actitudes y algunos reclamos”, dijo Da Silva, en una entrevista en 2018 con la revista Noticias Uruguay.

El embarazo ha sido todo un tema en la labor informativa. Hasta hace no mucho, las periodistas embarazadas desaparecían de la pantalla. Iliana Da Silva dio cuenta de esa situación en alguna oportunidad. A Blanca Rodríguez, inclusive, nunca se le vio embarazada en Subrayado y tiene dos hijos.

Elsa Levrero cuenta que durante su embarazo debió tomarse varios meses de licencia porque venía de riesgo. Al volver, se quedó sin su lugar en la conducción de Telebuendía en ese momento. Así que continuó en el equipo periodístico como notera hasta que, tiempo después, regresó a la conducción. “Esto hoy no pasaría pero en aquel momento, el embarazo te perjudicaba”, asegura.

Levrero cuenta una anécdota de “hace mil años”. “Yo era notera y me estaba yendo bien. Me había podido especializar. No me acuerdo cómo salió el tema pero en una de esas charlas de redacción, Fernando (Vilar) comentó en general: “Para las mujeres, tocar el cielo con las manos es sentarse al lado mío en este canal”. Yo salté y le dije: “Para mí no”. Fernando se dio vuelta y me miró sorprendido: “¿y cuál sería entonces?”, me preguntó. Le dije conducir un programa periodístico, por ejemplo. Ese sería el cielo”, recuerda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error