MIRADAS

Moria y Alfano siempre reinventan temporadas, ratones y veranos

Una nueva columna de Luis Ventura.

Cuando alguien repasa las previas de los estrenos, o los comienzos de temporadas y también los preámbulos de los grandes momentos, los nombres de Moria Casán y Graciela Alfano no dejan de hacer punta ni de brillar bien alto en el firmamento del espectáculo.

Por algo estas divas son las que encabezan marquesinas desde años y años. ¡Dos estrellas que entienden muy bien el negocio!

Porque tanto una como la otra saben que el show no pasa por un documento o por la edad que pueda llegar a condicionar a los que poco que saben de show.

Porque ambas son mujeres de la escena y saben jugar con las necesidades de los tiempos neutros y no dejan de abastecerlos cuando ellos más las necesitan.

Porque Moria y Graciela son mujeres que se reinventan todo el tiempo y no dejan de sacarle jugo y flores a las piedras.

En el desierto que nadie siembra ellas cosechan frutos con propuestas desopilantes, inesperadas y creativas. No una vez, muchas. Por eso siempre tienen vigencia, renovación y criterio donde ubicarse en el lugar y el momento justos, cuando la mayoría no sabe para dónde ir o correr.

Otra vez Moria y Graciela volvieron a romper el fuego e impactaron en las redes sociales apareciendo en escenas e imágenes tan inesperadas como ratoneras.

No pasaba nada por ningún lado y ellas explotaron en piletas de natación mostrándose más diosas que ninguna otra que seguían durmiendo en los laureles. Y así le metieron pimienta al verano y a la temporada.

Lo que para muchas es todo un imposible, para Moria y Graciela es apenas un detalle. Cuando todos duermen ellas siempre están pendientes de cómo generar la chispa de la luz.

Lo pueden hacer desde sus declaraciones, desde sus figuras, desde el silencio de acercarse o distanciarse de acuerdo a las circunstancias.

Ambas mujeres independientes, ambas solas o acompañadas, ambas madres protectoras, ambas abuelas cariñosas y ambas con cuerpos que más de una quisiera tener a las edades que ellas llevan con dignidad y orgullo.

Pasarán los veranos, pasarán las temporadas como ya lo hicieron muchas veces y allá estará Moria Casán y Graciela Alfano para surcar los mares del show, del espectáculo y de los medios como pocas en este universo de ilusiones, luces y fantasía. No se mueran nunca muchachas, se los digo yo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados