ELIANE DIDE

Modelo renovada

A poco de cumplir los 30 años (el 12 de diciembre), la modelo hace un repaso de su carrera. Comenzó prácticamente de casualidad cuando le ofrecieron hacer un casting mientras viajaba en un ómnibus al liceo.Tenía 14 años y adoptó entonces al modelaje como su profesión. Hizo TV en Canal 12, con Verano del... y en La city de Monte Carlo TV. Hoy también trabaja como productora en Medio & Medio Films e inició sus estudios de Comunicación en la Universidad de la República con la aspiración de seguir la orientación periodística. Eliana Dide también da su opinión crítica sobre los ideales de la belleza que pueden desencadenar problemas alimenticios y de la madurez que alcanzó. “Hoy me siento entera, mucho más madura y con una mirada muy positiva hacia al futuro, los 30 vienen a buscarme bien plantada. Me siento en un gran momento”, dice.

Si no puede ver el video haga click aquí.

—Eres modelo desde muy joven, ¿cómo fueron esos comienzos?

—Mis comienzos fueron un poco por las ganas y otro poco de casualidad. De chica era mucho de mirar desfiles de moda y cuando tenía 14 años me ofrecieron hacer castings de camino al liceo en el ómnibus. Cuando arranqué me di cuenta cuánto me gustaba esta profesión y decidí seguir.

—¿Qué tan competitivo es el ambiente de las modelos en Uruguay? ¿Has formado amistad con colegas?

—Es competitivo, capaz que hoy más que antes, cuando el ambiente era mucho más reducido y había trabajo para todos. Hoy en día es más normal que las chicas quieran ser modelos, y considero que el uso de las redes sociales ha acortado un poco la posibilidad de trabajo ya que las marcas tienen publicidad constante con tan solo subir fotos a la red que esté de moda. En cuanto a los amigos, sí, me llevo muy buenos amigos que conocí en el medio, además de los que tengo de toda la vida.

—Viviste algún tiempo en Buenos Aires como modelo, ¿como recuerdas aquellos años?

—Tengo recuerdos, de los lindos y de los no tan lindos. El circuito argentino me comió un poco, capaz que por mi inexperiencia y porque era chica. Era lo contrario al medio uruguayo. En Buenos Aires el ambiente es realmente competitivo, las relaciones son muy distantes y la ciudad en ese entonces me quedaba gigante. Otra cosa que me tocó vivir de cerca fue ver la mala alimentación que tenían algunas de mis compañeras. Nunca estuve ajena a las complicaciones que podían llegar a tener por este tema y a mí me causaba miedo tener que pasar por algo similar.

—Hace poco escribiste y compartiste un texto sobre los ideales de belleza, ¿qué te motivó a hacerlo?

—Me parece interesante desde mi lugar, que trabajo con la imagen, dejar en claro que la salud siempre es lo primero. Hay muchas chicas que se enferman y hasta se mueren por diferentes motivos, ya sea por discriminación, trastornos alimenticios, etc. y está bueno concientizar. Tiene un poco de lo que viví yo también y de lo que se ve y se cree sobre los estereotipos de belleza o de lo que es perfecto. Yo siempre tuve en la cabeza que le tenía que gustar al otro, que si no tenía la imagen que pretendían no iba poder conseguir un trabajo, y esto hace que interiormente te vayas lastimando de a poco. Después con el tiempo uno crece y se da cuenta cuáles son realmente las prioridades. Lo primordial es ser feliz y eso no lo encontrás en la imagen que devuelve el espejo sino en el interior.

—Tuviste chances en otros países, ¿por qué no prosperaron? ¿Te arrepentiste en algún momento de esas decisiones?

—Tuve la oportunidad de irme a México, pero sentía que mi familia no iba a estar tranquila y la propuesta no me convencía mucho. Además yo ya estaba trabajando en televisión y me pareció que tenía un poco más para crecer a nivel profesional en Uruguay. Hoy me arrepiento de no haber tenido la fortaleza suficiente para aprovechar ese reto.

—Desde hace un tiempo trabajas como productora, ¿cómo definirías tu rol?

—Hago muchas cosas, me dedico a la parte organizativa de los proyectos que generamos y de establecer contactos con las diferentes partes, ya sea de los proyectos culturales y educacionales o de los contenidos audiovisuales que realizamos.

—Comenzaste la carrera de comunicación, ¿cómo fue tomar esa decisión?

—Siempre quise estudiar y por trabajo o por vivir fuera del país lo fui postergando. Hoy me arrepiento de no haberlo hecho antes. Al principio tenía el prejuicio de que capaz que estaba grande para hacerlo, pero después me di cuenta de que nunca es tarde para empezar.

—¿Qué orientación piensas seguir?

—Periodismo.

—Has tenido varias experiencias en TV, ¿te gustaría volver? ¿Qué formato te seduce más?

—Sí, me encantaría. A los 18 años fue cuando conduje mi primer programa y me di cuenta de que me apasionaban los medios de comunicación. Y si pudiera elegir el formato, lo que más me gusta sería un programa de entrevistas. También me gusta generar contenidos, crear y escribir programas de televisión.

—Hace poco cambiaste de look de pelo, ¿por qué?

—Siempre esta bueno renovarse, cambiar, así que opte por cambiar mi color de pelo.

—Tu profesión te ha hecho una figura pública, ¿qué es lo que menos te gusta de eso?

—La pérdida de la intimidad es lo que menos me gusta, siento que siempre le tengo que estar rindiendo cuentas a gente que ni siquiera conozco y eso me resulta incomodo.

—¿En algún momento fuiste víctima de aquel prejuicio acerca de que las modelos (y rubias) son frívolas o huecas? ¿Qué actitud tomaste en ese caso?

—Sí, puede ser, sobre todo porque es normal que la gente piense que lo que hacemos no es un trabajo y no lo toman en serio. Pero sinceramente es algo que siempre me tuvo sin cuidado, por suerte considero que me he preparado y lo sigo haciendo para demostrar lo contrario y desmitificar esas cuestiones y prejuicios.

—Estás a pocos días de cumplir 30 años, ¿qué sentimientos y pensamientos te genera?

—No creo estar entrando en crisis como se dice pero sí pienso en qué pasará. Interiormente hoy me siento entera, mucho más madura y con una mirada muy positiva hacia al futuro. Los 30 vienen a buscarme bien plantada y sabiendo perfectamente lo que quiero para mi vida, me siento en un gran momento y sabiendo que lo mejor está por venir.

Eliana Dide. Foto: Daniel Ayala
Eliana Dide. Foto: Daniel Ayala
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados