ex perro de omar

Mi mejor amigo

Qué es de la vida de Amigo, el simpático perro que acompañaba a Omar Gutiérrez cada mañana en Canal 10? “Esta en un prejubilatorio”, bromea la veterinaria Gabriela Iribar, dueña de la mascota.Amigo se encuentra lejos de la pantalla y divide su tiempo entre una casa de familia y una clínica veterinaria. Descubrí cómo trató el destino al perro que supo ganarse un lugar en el corazón de miles de uruguayos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gabriela Iribar junto a Amigo, el perro que alcanzó la fama en Hola Vecinos.

Sociable, celoso, obediente, fanático del pollo y fóbico de las tormentas. Así es Amigo, el perro que Omar Gutiérrez convirtió en una estrella y hoy descansa alejado del frenesí mediático. "Si tuviera que diseñar un perro, sería Amigo, es el perro perfecto", lo elogia Gabriela Iribar, actual dueña del animal.

Pasaron más de cinco años de aquella irrupción en tv. Amigo se encuentra ahora bajo el cuidado de Iribar, la veterinaria que lo rescató de la calle para incorporarlo a las filas de Canal 10. Vive con ella en la casa ubicada sobre su clínica Mascotas y compañía, donde es un anfitrión más. Avisa cuando ingresa un cliente, juega frente a la puerta, y si el perro que va como paciente no le cae en gracia, le ladra hasta recibir la orden de volver a su cucha, que está a una escalera de distancia. "Es muy obediente", apunta Gabriela.

En su casa es como si no hubiera un perro. No hay olores, pelos ni muebles rayados propios del hogar de una mascota como Amigo. Apenas está su cálida presencia que incluso duerme en su propio dormitorio. Excepto en noches de tormenta, cuando se acerca a visitar a su ama a la cama: "Yo me entero que viene tormenta porque Amigo se pone nervioso desde antes. Les tiene pánico".

Amigo se convirtió en un perro público en Hola Vecinos (Canal 10, 2010). La consigna era que el nuevo programa matinal contara con un perro en vivo "y surgió la idea de que fuera uno adoptado para dar un buen mensaje", recuerda Iribar, que tenía allí un espacio sobre mascotas. Fue así que tomaron de un refugio a un perro que había aparecido abandonado en la esquina de Barreiro y Achiras, y en cuestión de días estaba alojado en un estudio de televisión. Lo llamaron Amigo.

"Cuando lo encontramos era piel y hueso, todo sarnoso. Me decían ¿estás segura de este perro para la tele?", memora la veterinaria, "yo casi que lo saqué del CTI". Su trabajo dio frutos. El carisma del perro en televisión resultó un imán infalible para que el público quisiera adoptar perros callejeros. "La gente veía a Amigo, se entusiasmaba y quería tener un perro como él. Nosotros aprovechábamos para mostrar otros que buscaban un hogar", detalla.

Durante tres años, el hogar de Amigo fue Canal 10. A la mañana estaba al aire, de tarde iba a la productora y a la noche quedaba bajo la custodia del sereno del canal. Realizaba travesuras como robar comida de la cocina de Ana Durán, y también pasó malos momentos como cuando sufrió una triple fractura de cadera. Hasta el día de hoy nadie sabe qué fue lo que la ocasionó, pero Gabriela tiene sus sospechas: "Él dormía en el galpón donde están los móviles. Un día seguro se le cruzó a uno que salió rápido a cubrir una noticia y lo atropelló. Nadie confesó".

Al igual que a un ser humano con mucha exposición, con el tiempo a Amigo le ganó el estrés y no soportó la presión de las cámaras. Iribar explica que la tensión del programa se le transmitía al can: "Se ponía nervioso. Hasta tiró un tarascón". Por eso en 2013 resolvieron que se mudara con Gabriela, y lo pasara a buscar una camioneta para cumplir con su "jornada laboral".

Iribar define que Amigo se encuentra ahora en un "prejubilatorio". Atrás quedaron los tiempos de las cámaras, y hoy prefiere quedarse degustando una pechuga de pollo frente al calor de una estufa. Apenas acompaña de vez en cuando a la dueña a su micro sobre animales en la mañana del 10. Allí Amigo le hace honor a su nombre y saluda eufóricamente a sus excompañeros de elenco. "Le encanta ir y se acuerda de todos. Saluda a Iñaki (Abadie), Rafa Cotelo, Petru (Valensky), la gente de maquillaje", enumera Gabriela.

Gutiérrez, en tanto, no está al aire pero se sigue acordando de su mascota televisiva. Iribar revela que Omar "de vez en cuando llama y lo primero que hace es preguntar por Amigo". El popular comunicador y el perro entablaron una estrecha relación durante sus años compartidos al aire. "Él le daba bizcochitos y Amigo lo amaba", recuerda Gabriela y comenta que actualmente quienes se cruzan a Amigo por la calle aún lo identifican como "el perro de Omar Gutiérrez".

"Es el perro del pueblo, todos lo conocen y lo quieren", resume Gabriela y exige: "¡habría que darle un Premio Iris!". Confiesa que le gustaría volver a ver a Amigo con un espacio fijo en televisión abierta: "Forma parte de mi vida, me emociona ver que la gente lo quiera tanto". No obstante, repara en que tendría que ser con menor carga horaria "y sin vivir en el canal". "Es un perro absolutamente querible. La gente lo reclama", concluye.

Vecino amigo.

Amigo debutó en tv en 2010 con Hola Vecinos (foto). Continuó hasta 2013, cuando se mudó con Omar Gutiérrez a La Yapa. Hoy tiene apariciones con menor frecuencia en La Mañana en Casa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)