ENTREVISTA

Mery del Cerro jugada en Punta del Este

Alojada en Enjoy, la blonda destacó que aprecia visitar el balneario esteño en temporada baja, cuando no está repleto de gente. La artista de 33 años que saltó a la fama con Casi Ángeles recordó sus comienzos y reveló que todavía se sorprende cuando se le acercan niñas para comentarle aquella tira.

Mery Del Cerro en Enjoy Punta del Este. Foto: Fabián Morassut
Mery Del Cerro en Enjoy Punta del Este. Foto: Fabián Morassut @fabianmorassut

—¿Qué has hecho en tu paso por Punta del Este?

—Me encanta venir, sobre todo cuando no es temporada alta que está lleno de gente. Yo tengo una colección de bikinis para una marca argentina (Sweet Victorian) que la hacemos hace seis años y se me ocurrió hacer una producción de fotos en Punta del Este para mostrarla. Muchas uruguayas me escriben para preguntarme cuándo va a llegar la línea a Uruguay. Yo estoy con muchas ganas de traerla porque el público uruguayo tiene muy buena onda conmigo, con Meme (Bouquet) y mi familia en general.

—Se te conoce como actriz, empresaria, bailarina, modelo, ¿cuál es el rol que más te identifica?

—Yo soy muy inquieta. Me gusta hacer de todo y nunca me conformo. Siempre estoy buscando algo más para hacer. Me aburro fácilmente, busco nuevas facetas y gracias a Dios tengo la posibilidad de trabajar de muchas cosas. Me doy el gusto de ser actriz en teatro y televisión, participar del Bailando, hacer campañas gráficas. No reniego de nada.

—¿Y qué es lo que más te enorgullece?

—El hecho de que nadie me haya regalado nada. Trabajo desde los 17 años y todo lo que logré fue a base del trabajo, nunca con quilombos. Ese es mi mayor mérito. Solamente yo sé todo lo que viví para poder llegar al lugar que conseguí. Hay un montón de chicas más lindas y talentosas que yo pero hay que trabajar mucho para conseguir el lugar que uno tiene.

—¿Hay alguna faceta artística que todavía no hayamos visto de vos?

—Me gustaría hacer cine o alguna comedia musical en teatro.

—El último año formaste parte de Golpe al corazón, que marcó tu regreso a las telenovelas después de varios años. ¿Qué te dejó esta experiencia?

—Lo tomé como un desafío. Quique Estevanéz (productor) es un divino, apostó en mí. Además hice pareja con Vico DAlessandro, que ya lo conocía, y la pareja pegó muy bien.

—Habías trabajado con él en Casi Ángeles, ¿conservás mucho público de aquella época?

—Lo que pasó con Casi Ángeles es una locura. Si bien hay mucha gente de ese público que se mantiene, también hay muchas chicas que lo están viendo ahora por internet. Muchas veces se me acerca una nena de ocho o nueve años para hablarme de Casi Ángeles y yo pienso que cuando lo estaban pasando esa nena recién estaba naciendo. Trascender así con una novela es increíble. Cris Morena hace esas cosas que pasan de generación en generación. Para mí es un orgullo que haya gente que lo siga viendo y se identifique con los personajes.

—¿Te quedó alguna amistad de ese elenco?

—Sí, soy muy amiga de Lali (Espósito), la China (Suárez), Cande Vetrano. Seguí más la relación con las mujeres. Con Gime Accardi y Nico Vázquez también...

—Teniendo vínculo con las dos, ¿te sorprendió el conflicto entre Gimena Accardi y la China Suárez, que eran amigas?

—No soy de opinar y meterme. Obvio que me da pena porque ambas son buenas personas y se quieren un montón. Ojalá que en algún momento puedan volver a encontrarse.

—¿Cómo son vos y Meme (Bouquet) en su rol de padres?

—Yo soy bastante relajada, a veces demasiado. Mila ahora tiene dos años y nueve meses y empezó con los caprichitos. Pienso que yo debería ser más "mano dura". Meme es más así, marca esos límites que a futuro los hijos agradecen. La chiquita tiene carácter y a mí me cuesta un poco bajarla. Cuando él no está, ella hace un poco lo que quiere.

—¿Te gusta participar de las fiestas que anima Meme como Dj?

—No soy muy nocturna, por lo menos ahora no. Cuando una es mamá, no es fácil porque hay que organizarse mucho para salir. Acompaño a Meme cuando voy con mis amigas al boliche África, que es el que él tiene en Argentina.

—¿Se conocieron en un boliche?

—Lo conocí hace ocho años en un boliche pero en aquel momento él todavía no era Dj sino diseñador gráfico. Yo estaba con amigas en una fiesta de disfraces. Nosotras estábamos como angelitas y él con sus amigos estaba disfrazado de Pitufo: en cuero, pintado de azul, con un turbante blanco en la cabeza y un calzoncillo blanco largo. Pasaban y pintaban a todo el mundo. Al año siguiente nos volvimos a encontrar en la misma fiesta. Él estaba de nuevo como Pitufo y yo de marinerita.

—¿Qué opinás de la movida feminista que ocupa tanto lugar en los medios argentinos?

—Pasan cosas muy grosas y está buenísimo que salgan a la luz. Me gusta que la mujer tome ese lugar de protagonista. Pero me parece bien en su justa medida, cuando se excede no. A veces hay fanatismo...

—¿A qué te referís?, ¿hay un discurso violento?

—Se hacen marchas y protestas que están bien pero a veces se puede protestar sin llegar a la violencia. 

—Uno de los disparadores que instaló este tema en la agenda fue la denuncia de Calu Rivero a Juan Darthés por acoso. Vos compartiste el elenco con ellos en Dulce Amor, ¿recordás tensión en las grabaciones?

—Es una situación muy delicada. Solamente ellos dos saben lo que pasó ahí. Es muy difícil meterse y hablar del tema. Ella se sintió de esa manera pero no sé lo que pasó con él así que no puedo opinar. No los conozco en profundidad pero creo que ambos son buenas personas.

Mery del Cerro.
Mery del Cerro. Foto: Fabián Morassut @fabianmorassut

Carrera en los medios

Mery Del Cerro formó parte de Casi Ángeles (2008), Los Únicos (2011), Dulce amor (2012) y Golpe al Corazón (2017). En 2016 se animó a participar en Bailando por un Sueño y llegó a semifinales. También integró la comedia Como el Culo (2017) en teatro, donde compartió elenco con el uruguayo Maxi De la Cruz.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)