ENTREVISTA

Melody, una joven artista que cuenta cómo es sobrevivir al éxito de su primera canción 

La cantante española repasa su vida y carrera, y adelanta "Las cosas del amor", el sencillo de su próximo álbum que ya suena en las radios

Melody. Foto: Difusión
Melody. Foto: Difusión

En 2001, y con apenas 11 años, Melody se convirtió en una sensación de la música internacional gracias al sencillo "El baile del gorila".

Hoy, con 30 años y más de dos décadas a sus espaldas dice que no se queja de nada. "Dicen que cuando se viven malas cosas el tiempo pasa más lento, pero ha habido tantos acontecimientos, tanta cosa nueva que el tiempo ha volado", dice vía Zoom la cantante española a Sábado Show desde su casa en España.

—Empezaste siendo muy niña con “El baile del gorila”. ¿Cómo se vivió esa experiencia?

—La verdad que fue una experiencia muy bonita porque vengo de una familia de artistas. Entonces toda mi vida la he pasado rodeada de canto y baile, entonces para mí ha sido maravilloso poder cantar a tan temprana edad y haber sacado mi disco y poder de alguna forma llegar a tantos lugares del mundo. Fueron momentos maravillosos. He tenido una infancia un poco atípica pero lo he disfrutado muchísimo y estoy agradecida por haber tenido la oportunidad de haber salido con “De pata negra” que fue mi primer disco, y que haya pegado en todo el mundo.

Melody. Foto: Difusión
Melody. Foto: Difusión

—¿Cómo se sobrevive a un éxito así de grande en todo el mundo?

—Trabajando, no queda otra. Hay que seguir trabajando y si lo que tienes dentro y estás proyectando es de verdad, más tarde o más temprano los frutos se van a ir dando. Por supuesto que no es fácil porque después de venir un éxito tan grande la vida no es igual. La vida no es un lago tranquilo. Va a haber momentos en los que tu música va a sonar mucho, otros momentos menos. La gente me pregunta: “¿qué ha pasado después de De Pata Negra por qué no has vuelto?”. Imagínate que venía de un éxito grandísimo y la gente me reclamaba mucho. Pero en ese entonces estaba en una multinacional que empezó a tener muchos cambios, que entraba uno, salía otro y la empresa se fusionaba, y de alguna forma los artistas pagamos un poco el pato. Entonces fíjate que era una mina de oro, porque la gente te reclamaba y había giras de miles y miles de dólares, pero fíjate que cuando hay una persona fija no se sabe lo que pasaba ahí. Entonces decidí montar mi propia compañía discográfica de forma independiente. Tengo que trabajar mucho más pero estamos recogiendo frutos maravillosos. Así que estoy muy contenta.

Melody. Foto: Difusión
Melody. Foto: Difusión

—Además te permite tener el control creativo de todo lo que tiene que ver con tu carrera.

—Totalmente. Antes pasaba que cuando hay tanta gente en una compañía, hay cosas que no están de tu mano. Ahora estoy conectándome con más países que me reclaman. Pasa que cuando tu siembras, queda una raíz que no puedes quitar, y cuando empieza a llover un poquito las flores empiezan a salir porque uno ha estado ahí brindando cariño, música y alegría y la gente se acuerda de eso.

—Tienes seis discos y muchos singles. ¿qué más has hecho en este tiempo?

—He hecho mucha televisión. Participé de Tu cara me suena, estuve como jurado en Pequeños gigantes, he hecho cine, series, muchos conciertos y uno tiene unas tablas que antes no podías tener porque el tiempo te da eso, un aprendizaje. Por eso digo que este es mi mejor momento como artista. Y ahora estoy con más ganas que nunca de reconectarme con ese público que me quiere tantísimo.

—Como empezaste tan joven hubo cosas que no viviste. ¿Qué se sacrifica por una carrera así?

—Creo que hay muchos sacrificios. No puedes estar con tu familia, son muchas cosas. Pasa que es una profesión que me gusta tanto que no le busco lo que he perdido, porque siento que he ganado. Trabajo de lo que me gusta y he hecho feliz a mucha gente, y si volviese atrás lo volvería a hacer. Si no hubiese tomado la decisión que tomé siendo niña, hoy estaría arrepentida. La fama la he vivido muy fuerte porque desde muy temprana edad fui reconocida en todos los sitios. Inclusive me acuerdo que en mi colegio donde estaban hartos de verme, cuando empecé a sonar muy fuerte en todos lados, se formó como una revolución y yo decía: “no entiendo nada, soy la misma, no he cambiado nada. Lo único es que ahora me dedico a mi música desde una forma más fuerte”. A la gente hay que darle paciencia para que entienda. Y así es con la música, es todo un proceso. Pero de verdad estoy contenta con lo que he hecho. He aprendido muchas cosas que si hubiese estado en mi casa con mi familia no las hubiese podido aprender, o conocer. Viajar te hace ver la vida desde otros ángulos. A veces cuando uno está en su casa, la realidad la ve de otra forma a que cuando uno viaja y comparte con diferentes culturas.

—¿Nunca te dieron ganas de abandonar todo?

—Mira, esta es una profesión muy dura, a veces ingrata porque apuestas mucho por algo y los resultados no llegan cuando los quieres, pero aquí estamos.

—Tu nueva canción tiene un sonido urbano. ¿Cómo te sentiste mezclando géneros y estilos?

—Me encanta la fusión y siempre me he sentido muy latina. por eso intento mezclar mi raíz, bolero romántico con lo latino porque me encanta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error