renunció al certamen elite model por "exigencias" ´para adelgazar

Melina Carballo, la modelo sacrificada

La modelo Melina Carballo encendió la mecha en Facebook y la bomba explotó en el mundo de la moda. La joven que se hizo conocida como “el huracán salteño” embistió esta vez contra “la dictadura de la belleza corporal” (así la llama).Renunció al certamen Elite Model Look porque, según explicó en las redes sociales, comenzó a exigirse a sí misma para llegar a medidas que estaban al borde de la anorexia.En diálogo con Sábado Show, la blonda recuerda el infierno que vivió al someterse a una dieta extrema: “Comía una manzana y tomaba un caldo por día. Cuando comía algo más lo vomitaba”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Melina Carballo. Foto: Ignacio Fonseca

—¿Cómo llegaste a estar entre las chicas que iban a participar en el certamen Elite Model Look?

—Me convocaron. Yo estoy en la agencia Valentino Bookings, y Ángel Cairo (organizador del concurso) habló para que yo participara. Al principio sentía que no tenía ese perfil porque participan chicas muy delgadas y altas, y yo no tengo el cuerpo que se precisa para la alta costura. Me insistieron hasta que me decidí a intentarlo.

—¿Y por qué renunciaste semanas después?

—Me bajé porque me di cuenta de que no podía seguir luchando para llegar a las medidas necesarias para que me fuera bien. Después de que acepté participar, hice todo lo posible para adelgazar. Pero llegó un momento en el que mi familia se dio cuenta de que estaba cometiendo locuras y quedando demasiado delgada. Entendí que era mejor priorizar mi salud y decidí bajarme. Esto no tiene nada que ver con el concurso porque ellos no me obligaron a realizar una dieta, pero yo me centré en cumplir ese objetivo para alcanzar los requisitos de estos certámenes.

—Cuando diste los motivos de tu renuncia en Facebook planteaste que te "exigían" llegar a unas medidas de 85-59-87, ¿ellos te lo plantearon explícitamente?

—No, pero yo sabía que si me presentaba al concurso y no cumplía con las normas que se utilizan, no me iba a ir bien. Y si me iba bien y viajaba a Europa, iba a tener que lograr esas medidas igual. La alta costura exige que las chicas sean muy delgadas, y es obvio que eso no es saludable. No culpo al concurso sino al sistema. Lo que sí me plantearon es que tenía que tener como máximo 90cm de cadera para presentarme. Eso me lo dijeron explícitamente los encargados del certamen.

—¿Cómo fue tu dieta para bajar de peso?

—Entrené con un personal trainer y empecé una dieta a full. Al principio comía carbohidratos pero después apenas comía una manzana y tomaba un caldito por día. El resto del tiempo lo completaba con café. Y cuando me daba mucha hambre y comía algo más lo vomitaba. Así estuve durante un mes. Tuve un principio de anorexia y bulimia. No sé cuántos kilos bajé porque no me pesaba pero lo empecé a notar en la ropa, que me quedaba grande. Habrán sido como seis kilos en un mes. Mi familia me hizo reaccionar y entonces me bajé del certamen.

—¿Aun con esa dieta no llegaste a las medidas esperadas?

—Ese era el tema. No llegaba y me deprimía porque me sentía gorda. Y ya no tenía una figura saludable.

—¿Hubo algún episodio decisivo que te hizo abandonar la dieta?

—Hubo un día que me desperté y estaba bloqueada, triste. Me miré en el espejo y me vi muy mal. No me gustó mi apariencia. Yo siempre tuve miedo a la bulimia y anorexia, y me di cuenta de que estaba por convertirme en una persona con esos trastornos. Mis amigos y mi familia me ayudaron a darme cuenta de eso.

—¿Te bajaste para priorizar tu salud en contra de las exigencias o porque no llegaste a las medidas que esperabas?, ¿si las hubieras alcanzado seguirías comiendo una manzana por día?

—No, tuve esta crisis en medio del proceso, si seguía un mes más con esta dieta iba a alcanzar esas medidas. También me pareció importante tomar esa decisión porque hay muchas chicas que sufren esta situación por buscar acercarse a los cánones de belleza y me pueden tomar como ejemplo.

—¿La organización del evento estaba al tanto de tu dieta?

—No, sabían que me estaba cuidando pero la dieta fue una decisión mía.

—¿En qué términos les planteaste tu renuncia?

—Hablé con Ángel (Cairo) y le dije que renunciaba porque las exigencias hacían que no me sintiera bien conmigo misma. Le agradecí su apoyo pero le dije que el concurso no era para mi perfil como modelo.

—¿Cuál fue la repercusión que obtuviste de la carta que publicaste en Facebook, donde manifestás tu renuncia y reflexionás sobre la anorexia?

—Lo único que hice fue compartir lo que me pasaba. Fue un momento en el que estaba devastada y precisaba decirlo. La repercusión fue increíble. Me habló gente que no conocía para mandarme mensajes de apoyo súper lindos. Las mujeres se sintieron muy identificadas, y hubo una que inició una cadena para que mi nota llegue al Ministerio de Salud Pública porque les parece un crimen que hoy en día siga vigente el estereotipo de una mujer súper delgada como belleza perfecta. También me llamaron de Salto para invitarme a dar una charla sobre bulimia en el modelaje.

MELINA CARBALLO

Tiene 19 años, es oriunda de Salto, estudia periodismo y está soltera. Abandonó la posibilidad de consagrarse en el certamen Elite Model Look para “priorizar su salud” y procura dar un mensaje contra los estereotipos de belleza instalados en la sociedad. “Los cánones son incompatibles con una vida saludable”, reflexiona tras sufrir indicios de bulimia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados