Cara Delevingne

"Me gustaría encarnar a una asesina en serie"

La actriz protagoniza junto a Nat Wolff la película de misterio para adolescentes Ciudades de papel. Adaptada del best-seller de John Green (Bajo la misma estrella), cuenta la historia de Quentin, enamorado de Margo, su bella vecina. Fueron amigos de niños, luego se alejaron.

ELAINE LIPWORTH - ENTREVISTA GENTILEZA LIFE FILMS

A punto de terminar la preparatoria, él es torpe y estudioso, y ella la “chica perfecta” inalcanzable. Margo lo persuade para que se le una en una loca aventura y al otro día ella desaparece misteriosamente.

Cara Delevingne tiene 22 años de edad. Además de su enorme éxito en el mundo de la moda, ostenta una naciente carrera en la actuación con cinco películas pendientes de ser estrenadas. También es una voz muy influyente en el mundo de las redes sociales, sumando más de diez millones de seguidores en su cuenta de Instagram.

En 2012, debutó en el cine con Anna Karenina, protagonizada por Keira Knightley. Luego apareció en The face of an angel, Pan, London Fields, Kids in love y Tulip Fever. Este año trabajará en la película de DC Comics, Suicide Squad. Gracias a Ciudades de papel, Delevingne y Nat Wolff ganaron el premio Rising Stars del 2015 en el CinemaCon de Las Vegas.

En esta entrevista, la modelo y actriz cuenta cómo fue hacer la película que se estrena el próximo 30 de julio.

-¿Qué pasó cuando supo que había conseguido el papel?

-No puedo explicar lo emocionada que estaba. Estaba enamorada del libro por John Green y del personaje de Margo. Audicioné y era un papel de ensueño para mí, significaba tanto. Realmente no creía que me lo iban a dar, constantemente dudo de mí misma. No espero nada de la vida y así nunca quedo decepcionada. Cuando llegó la llamada para decirme que había conseguido el papel, me puse como loca. Fue uno de los mejores días de mi vida y no dejé de hablar de ello durante mucho tiempo. De hecho, estaba sola en un cuarto de hotel, y corrí por el cuarto lanzando cosas por los aires y gritando a las almohadas. Alguien del hotel me llamó para comprobar que estuviera bien (risas), fue bastante chistoso. Luego me preocupé por si podría interpretar el papel lo suficientemente bien.

-¿Qué es lo que le gusta de la escritura de John? Se han convertido en amigos.

-Amo a John, creo que es asombroso y que su escritura es genial. Es tan sincero e histéricamente chistoso. Captura el espíritu de los adultos jóvenes tan bien, su interpretación de los adolescentes es muy auténtica y todo lo escribe desde su punto de vista. Sus historias son inteligentes y la manera en que ve las cosas es distinta. Todos sus personajes son tridimensionales.

-¿Cómo fue trabajar con Nat Wolff?

-Nat es un absoluto galán y fue un sueño trabajar con él. Cuando nos conocimos, tuvimos una gran química; creo que tenemos una energía similar. Siempre estamos haciendo bromas acerca de nosotros mismos y riéndonos, y ninguno puede dejar de moverse. La mayor parte de nuestras escenas estamos juntos y nos divertimos mucho el uno con el otro. Él va a ser mi amigo de por vida y es muy agradable tener esa relación pues creo que se notará en la pantalla. Nat me enseñó mucho acerca de estar en un set de filmación, a divertirme en vez de estar espantada y preocupada por todo. Me aconsejó cómo afrontar la filmación y tan solo divertirme, que es cuando me parece que salen las mejores interpretaciones, cuando estás relajada y te estás divirtiendo. Él me dijo "no estés nerviosa y saldrás adelante".

-Margo es un personaje intrigante, ¿cómo se la imaginó usted?

-Es un alma libre en extremo. No puede ser enjaulada por sus padres o por ninguna otra persona. Crea explosiones sin darse cuenta del daño que está haciendo. Como un animal, sobrevive a base de sus instintos, se lanza con lo que sabe y espera que todo le salga bien.

-¿Se identifica con ella?

-Sí, desde luego. No era nada parecida a ella a la edad que tiene en la historia, es mucho más madura de lo que yo fui a esa edad. Me identifico mucho en la manera en que vive el presente sin pensar realmente en el futuro y solo haciendo lo que parece correcto en el momento. También me identifico con la manera en que se divierte causando el caos (risas). Yo nunca trato de causar caos y tampoco Margo. Ella crea una fuerte reacción en torno suyo sin tener la intención de hacerlo. Margo tiene sus opiniones y también yo tengo las mías. Ella es una líder, un individuo que está en su propia frecuencia y no sigue las reglas de nadie más. Margo no sabe quién es ella y eso es lo mejor acerca de su persona; está en una travesía de descubrimiento tratando de entender quién es en realidad. No está dispuesta a permitir que alguien la detenga.

-También es valiente, ¿verdad?

-Margo es temeraria y yo también. Amo la aventura más que otra cosa, lo mío es tener experiencias. No pienso las cosas, tan solo las hago.

-¿Cómo es su relación con Q?

-Margo realmente no ve quién es Q.... es su opuesto pues él todo lo planea y ella vive el momento. Ella puede ver que Q está haciendo todo en función de su vida en el futuro, lo cual Margo cree que es estúpido; no se está divirtiendo en el momento. Se conocen desde niños, pero no tiene una verdadera razón para dejarlo entrar de nuevo en su vida... hasta que necesita su ayuda. Luego, cuando se vuelven a juntar, ella lo quiere cambiar, que él se dé cuenta de que es un adolescente. Hacer esta película me recordó lo joven que soy y que solo soy una niña de corazón... todos lo somos.

-¿Hay una escena en particular que destacó para usted?

-Una de mis partes favoritas de la película, fue la noche de las bromas, cuando Margo lleva a Q por todo el pueblo para vengarse de su novio. Tuve que hacer mis propias acrobacias, trepar por un árbol inmenso y meterme por una ventana. Fue muy divertido. Ver cómo envolvían un auto en celofán de principio a fin y luego cómo lo pintaban con pintura en aerosol por todos lados, y reunirnos en un supermercado a las cuatro de la mañana fue grandioso. Cada broma fue de risa histérica. Hacer la película fue una de las mejores experiencias de mi vida, fue casi demasiada diversión. Todos lloramos cuando había terminado... los extraño a todos cada día.

-¿Por qué cree que Margo desaparece?

-Creo que todos estamos un poco perdidos. Todo el mundo hace como que sabe lo que está haciendo, pero nadie lo sabe en realidad. De cierta manera, creo que Margo trata de ser dramática en vez de escaparse en realidad. Siempre ha querido salir y escaparse de esa burbuja en la cual está viviendo. Cuando su novio la engaña, piensa algo así como: "¿Saben?, voy a hacer una salida dramática y tan solo desaparecer". Es Margo siguiendo su travesía para alejarse de todos los demás.

-¿Cómo fue trabajar con el director Jake Schreier?

-Es una lindura consumada, realmente entendió a Margo. Su madre es una feminista y lo inspiró, así que él fue muy bueno para ver el papel desde la perspectiva de una chica y todo lo demás desde ambas perspectivas. Jake entendió muy bien el libro. También escuchaba a Nat y a mí cuando hacíamos sugerencias. Es un gran director y tiene un asombroso ojo para cosas que la mayor parte de la gente no ve.

Algunas tomas en la película son absolutamente bellas.

-En Ciudades de papel, Q y los otros compañeros de clase de Margo la colocan sobre un pedestal y la idealizan. ¿Se identifica usted con eso debido a la manera en que sus fans la tratan?

-Me parece que eso le sucede a muchos, sin importar la edad que tengan. Uno piensa en alguien de cierta manera debido a lo que ves desde afuera... luego los conocés mejor y pensás: "oh, estaba equivocada, así no es como son en realidad". Recuerdo haber tenido ídolos cuando era más joven que siempre pensé que eran asombrosos... luego, cuando los conocí, quedé muy decepcionada. Q ha creado una idea de fantasía acerca de Margo y a lo largo de los años ha estado pensando sobre esta fantasía que no era realista. A mucha gente le gusta proyectar sus ideas sobre quién piensan que es Margo, lo que supongo es lo que la gente hace conmigo también. La diferencia es que yo soy una figura pública y ella es una muchacha que está en la preparatoria.

-¿Cómo maneja ese aspecto de su vida y la fama?

-Tan solo vivo mi vida y no creo que haya una manera específica de manejar la fama. Uno tiene que tratar con ella todos los días y es algo que cambia todos los días. Es la cosa más rara del mundo, pero los fanáticos ven lo que quieren ver. Ven lo que yo quiero que vean, lo que probablemente es como el veinte por ciento de lo que soy. La gente hace suposiciones sobre mí todo el tiempo... piensan que tienen una idea acerca de quién soy. Me encanta cuando hacen esas suposiciones pues me gusta demostrarles que están equivocados.

-Usted es una modelo muy exitosa, ¿cuán gratificante encuentra su carrera como actriz?

-El modelaje no era algo que hacía por mi alma, no era una pasión; no hacía latir mi corazón. La actuación es algo que he querido hacer desde siempre y realmente fue una verdadera pasión para mí. Puse mi sangre, sudor y lágrimas en la actuación, y he dedicado mi vida a ella.

-Es muy carismática en la pantalla, ¿eso le viene de naturaleza?

-No trato de tener carisma. Cuando estoy actuando, no es algo que haga de manera forzada... tan solo estoy siendo Margo. Siempre he sido sobre-dramática; lo sé cuando me veo en la pantalla y no me gusta lo que veo. No me puedo ver pues soy mi más grande crítica.

-¿Cómo era de niña?

-Fui una niña callada. Me gustaba escuchar y observar más que nada, y vivía en el mundo de mi imaginación. Me gustaba crear mundos, movía los muebles y los convertía en un castillo. Siempre amé ser alguien distinta. Quise actuar desde que tenía cinco años, cuando cumplí los trece le pedí a mis padres un agente . Me encantaba estar sobre los escenarios y bailaba mucho en la escuela. Me gustaba la psicología, la biología y la química... pero el drama era mi materia favorita.

-¿Hacía bromas en la preparatoria como lo hace Margo?

-¡Era un gremlin! Era la líder de las bromistas en mi internado. Solía hacer cosas como pintar sobre las caras de la personas con una pluma cuando estaban dormidas. Uno dibuja con una de esas plumas y no se quita en semanas.

-Parece que siempre está trabajando. ¿Qué hace para relajarse?

-Me encanta leer. En este momento estoy leyendo mucho a Hermann Hesse. Me encanta la poesía y leo muchos libros acerca del yoga, libros que no sean ficción con excepción de la poesía. Acabo de leer el libro de Lena Dunham, Not That Kind of Girl: A Young Woman Tells You What Shes "Learned". También estoy leyendo una colección de historias cortas de Lydia Davis (la ganadora del premio internacional Man Booker). Tengo varias lecturas empezadas al mismo tiempo. No he tenido tiempo libre desde hace mucho y probablemente necesito unas vacaciones, pero amo trabajar. Hago yoga todos los días, me ayuda a relajarme. Hay muchas cosas sucediendo en mi cabeza y necesito que el yoga me mantenga centrada. También llevo mi guitarra a donde quiera que vaya y escribo música.

-¿Quiénes son sus modelos de conducta?

-Meryl Streep, Charlize Theron, Julianne Moore, Patricia Arquette. Angelina Jolie es grandiosa, la manera en que se inició en la dirección y todas las acciones filantrópicas en las que está. Amo a esas asombrosas mujeres súper fuertes. Me encantaría trabajar con Sienna Miller, es un modelo a seguir y también una buena amiga.

-¿Cuáles son sus sueños y sus metas?

-Quiero seguir interpretando personajes femeninos fuertes. Quiero ser un gran modelo a seguir para las jovencitas. Me encantaría interpretar a una asesina en serie como lo hizo Charlize Theron en Monster. Me encantaría hacer una película de Quentin Tarantino y también dirigir algún día. Eso sería absolutamente un sueño hecho realidad.

-¿Algún consejo para las muchachas y las jóvenes adultas?

-Hagan las cosas por ustedes mismas. Es bueno admirar a la gente y estar inspiradas por ella, pero nunca traten de ser alguien que no son. Sigan su corazón y sus sueños, y no dejen que alguien las detenga en hacer lo que quieren.

-Volviendo a Ciudades de papel, ¿qué puede esperar el público?

-Creo que de muchas maneras distintas va a ser una de esas películas como El Club de los Cinco (la película de 1985 de John Hughes), que se convertirá en un clásico de culto pues es tan real y los personajes son adorables. Tiene una gama completa de emotividad, sin estar revestida de azúcar... en ella encontrarán felicidad, tristeza, enojo, misterio, amistad y amor.

Ellos.

Cara se hizo muy amiga tanto de Nat Wolff, el actor que interpreta a Q, como de John Green, el autor del best-seller en que se basa la película. También disfrutó trabajar con el director Jake Schreier.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error