ENTREVISTA

Martín Duarte habla de "Imaginario", un programa de radio para ver en vivo

El comunicador y carnavalero habla del programa de radio que se graba en Lo de Silverio, el atípico febrero sin Carnaval y cómo será el próximo Carnaval

Martín Duarte en "Imaginario". Foto: Difusión
Martín Duarte junto a Freddy González en "Imaginario". Foto: Difusión

Desde hace unas semanas, Martín Duarte y Freddy González, dos referentes ineludibles del Carnaval uruguayo lanzaron Imaginario, un programa de radio que se graba en la parrillada Lo de Silverio y se emite los miércoles a las 22.00 por la 89.7 FM. Asistir a la grabación del programa de radio es todo un acontecimiento ya que el público ríe, canta y saluda (con las medidas sanitarias correspondientes) a los invitados del programa. Sobre la creación del programa, la genial presentación de los invitados, su destacada carrera y el Carnaval, habló Martín Duarte, co-conductor de Imaginario con Sábado Show.

Imaginario trae un poco el Carnaval, para ver en vivo en Lo De Silverio, y también escuchar los miércoles a las 22.00 por 89.7 FM. ¿Cómo surge?

—Con Freddy González veníamos craneando un formato de radio y pensábamos iniciarlo a fines de diciembre, pero con el tema de la pandemia y algunas restricciones de ese entonces no dio para arrancar en ese entonces. Y el programa tiene un poco que ver con el tema Carnaval pero la idea es después ir ampliando para otros temas.

Martín Duarte en "Imaginario". Foto: Difusión
Martín Duarte en "Imaginario". Foto: Difusión

—¿La idea entonces es seguir con cualquier otro disparador más allá del Carnaval?

—La idea es irlo ampliando a otros ámbitos también. Claro que el perfil del invitado te marca mucho por dónde puede ir una charla y con Freddy somos los dos carnavaleros, o sea que la parte sonora viene dada primero porque es complicado tener canciones nuevas de una semana para la otra, pero después vamos mechando canciones que tienen que ver con lo que estemos charlando.

—Con Freddy tienen buena química en el programa. ¿Desde hace cuánto se conocen?

—El primer encuentro con Freddy fue en Agarrate Catalina, allá por el año 2003 cuando yo era director y arreglador y él venía a hacer la puesta en escena. Arrancamos como grupo en la movida joven en 2001-2002, y Freddy estaba en contacto con los Cardozo porque había trabajado en Contrafarsa donde conoció a Tabaré, y estaba trabajando con los Curtidores de Hongos que también Tabaré lo llevó como cupletero, y así nació el nexo natural, porque precisábamos alguien que hiciera la puesta en escena de la Catalina y ahí apareció él. Después coincidimos en algunas propuestas más vinculadas a la comunicación, en Canal 5, yo en la producción y él como locutor.

Martín Duarte en "Imaginario". Foto: Difusión
Martín Duarte junto a Freddy González y El Alemán en "Imaginario". Foto: Difusión

—Cada programa de Imaginario cuenta con algún invitado, quien es bienvenido con una presentación que tiene derecho a réplica, llena de datos sobre la vida. ¿Cómo surge eso?

—Siempre me pasó trabajando en radio o haciendo producción en programas, que está bueno hablar con alguien para que te aporte algún dato o leer entrevistas, porque el invitado se siente cuidado. Además, con una presentación así el jugo que le vas a sacar a la entrevista es mucho más que cuando presentás al invitado sin mucho más. Por un lado está bueno eso porque nos da un respaldo para encarar una entrevista, más allá que estos primeros invitados son amigos y los conocemos, pero también el entrevistado se siente un poco mimado y predispone para que la charla sea menos tensa, sobre todo cuando hay gente que te está mirando.

—Estuviste en Agarrate Catalina los años que ganó, en A Contramano los años que se llevó el primer premio. Al parecer, conjunto en el que estás, conjunto al que le va bien.

—Si, igual hay gente que es muy talentosa que está en el carnaval y por circunstancias no termina ganando. Si te ponés a ver gente histórica del Carnaval, Roberto García, el que canta “Adiós juventud” en la grabación de Jaime y que fue un gran cupletero en la Falta, él es muy recordado, pero nunca ganó. Nunca coincidió estar en los años que a la Falta le fue bien, y si entrás a rascar hay muchos carnavaleros que son figuras pero que por circunstancias de la vida no ligaron estar en determinado grupo cuando se dio todo para que ganara. Va un poco de suerte, ligar con los grupos artísticos y que el año esté para vos, también.

Martín Duarte en "Imaginario". Foto: Difusión
Martín Duarte en "Imaginario". Foto: Difusión

—¿Por qué te parece que sigue siento tan recordada la actuación de la Catalina en 2005?

—Fue un año especial porque a nivel Carnaval, fue el primer grupo de murga joven que se bancaba el status quo de los grandes títulos. Con el diario del lunes podés analizar lo que pasaba en la gente y que se podía dar, pero ese año puntualmente dábamos muchos puntos, desde el vestuario a como cantaba la gente. Y se dio porque la propuesta estaba buena y hubo un aval del público que veías a medida que pasaban las rondas, como que se podía dar que ganara el grupo. Nosotros pasamos a trabajar desde 2004 a 2005, se multiplicaban los tablados y la gente nos seguía por los tablados para ver otra vez el espectáculo. Nos sentíamos como una banda de rock. Y hay gente que vio el espectáculo unas 30 veces, porque íbamos al Velódromo día por medio.

—Después en 2009 A Contramano fue una murga imponente.

—Sí, ese año se armó la dupla de Diego Bello y Pinocho Routín pero que había tenido tremendos años antes. Coincidió que ese año, no digo que no había competencia, pero la murga estaba muy bien y logró un espectáculo que en la calle se sabía que era probable que estuviéramos en la definición. Ese año, personalmente fue de los mejores que me tocó vivir arriba de un escenario con la murga. Aparte ese año se dio un fenómeno con la frase que instaló Bello: “vos no sos normal” que era un latiguillo que le decía a Pinocho. Y en un momento con el conjunto dijimos: tenemos que sacar una remera con la frase, y lo hicimos y fue una locura lo que se vendieron. Fue sobre el cierre del carnaval y todo el mundo quería la remera con la frase.

—Después de estas lindas anécdotas, ¿cómo se vivió este febrero? Seguramente para vos fue el más atípico en años.

—Sí, rarísimo, pero era una cosa que se veía venir. Cuando empezaron a buscar otras opciones, como buscar un Carnaval para la televisión u otras propuestas, uno lo veía raro, porque el Carnaval es con la gente y si se hacía iba a ser a medias tintas. Algunos conjuntos editaron un salpicón y lo difundieron en redes que es una cosa que te permite la tecnología, pero el Carnaval nació y es por el contacto con el público. Entonces imaginarse un Carnaval virtual, era raro.

—¿Cómo te imaginás que va a ser el próximo Carnaval?

—De la pandemia, de alguna forma vamos a ir saliendo, pero no es tan rápido. Entonces me cuesta pensar cómo va a ser el Carnaval que viene a nivel de estructura, porque necesariamente tiene que ser con tablados y con la gente. Obviamente que hay mucha avidez de la gente por ver una murga, por todo lo que ha pasado, y Carnaval siempre ha sido una válvula de escape para que el de abajo critique al de arriba. Esa es la esencia, el trabajador que se puede pintar la cara y dentro de los marcos, decir lo que quiere arriba del escenario. Esa es como la gran ausencia, el hecho de no tener ese espejo que es el Carnaval con respecto a los hechos que han pasado en el año.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error