ENTREVISTA

Mario Martínez después del final de Fox Sports en Uruguay: "Fue un golpe duro porque era lo único que tenía"

Fox Sports dejó Uruguay y para Mario Martínez fue un “baldazo de agua fría” en cuanto era la única fuente laboral que tenía. De todos modos, se declara “tranquilo” por los motivos del desenlace.

Mario Martínez. Foto: archivo
Mario Martínez. Foto: archivo

-¿Te tomó por sorpresa el final de Fox Sports en Uruguay?

-Lo teníamos bastante digerido desde mitad de año cuando se cerró la oficina comercial en Montevideo. Se veía venir, pero nosotros estábamos, como todos los años, con un contrato hasta diciembre. A fin de año nos íbamos esperando que en febrero llegara la llamada para empezar el nuevo ciclo. Así que la chance de seguir estaba y también la de que se terminara. A falta de tres programas para el cierre de la temporada, vino Felipe McGough de Argentina y nos avisó oficialmente que era el cierre. Nos pareció muy bien porque el tipo vino de frente. Nos querían enviar un abogado pero él dijo: “Siempre hablé con ellos, voy a ir y les voy a decir”. Valoro eso. Aunque de todos modos fue un baldazo de agua fría, más allá de que podíamos esperarlo.

-¿A qué responde la decisión?


-Al comprar Disney la cadena, ellos tuvieron un problema de la ley antimonopolio. En México y en Brasil, por ejemplo, no se lo avalaron. En algunos países compraron Fox y ahora lo tienen que vender. En otros países, como tienen ESPN también, algunos de los programas pasaron a esa señal. En Perú, por ejemplo, Fox Sports Radio pasó a llamarse ESPN Radio. Algunos informativos, como Central Fox los levantaron. El canal Net en Argentina también dejó de emitir. Nosotros tampoco ligamos de que hubiera señal de ESPN en Uruguay. Pero la decisión tuvo que ver 100% con el cambio de mando que tuvo la empresa a nivel global. No tiene nada que ver el programa ni cómo veníamos.

-¿Cómo lo tomaste a nivel personal?


-A mí me golpeó mucho porque era lo único que tenía. En mi casa soy el de la entrada más fuerte a nivel económico. Y ahora hay que salir a buscar, remar y tirar líneas por todas lados. Estoy a expectativa también de qué va a pasar con la transmisión de los partidos de la libertadores o de la sudamericana. ¿Por dónde se van a transmitir los partidos de los equipos uruguayos? Seguramente sea por ESPN. La señal que sea va a transmitir y desde 2008 estoy en las transmisiones. Así que quizás me convoquen. Pero hoy no se sabe nada.

-¿Exploraste algunas otras posibilidades?

-He tenido llamados varios, en especial de algunos amigos de radio. Me encantaría hacer radio porque es un medio en el que no he trabajado, pero por otro está la situación económica que es compleja y hay que salir a vender avisos. No me entusiasma mucho ese tipo de acuerdo. En el medio radio no hay lugares donde te den un sueldo por ir a trabajar. También me han hablado de algún otro proyecto en TV. Por lo pronto, hasta las fiestas me voy a quedar tranquilo, sin tomar decisiones alocadas porque quiero tomarme unos días para evaluar todo. Así que acá estoy, tranquilo, esperando ver qué surge.

-¿Cuál es tu balance de este tiempo en Fox Sports?


-Es muy bueno. Nos hemos ido superando año tras año. Arrancamos con mucha fuerza y crecimos más allá del cambio de compañeros. El programa era muy visto y muy bien recibido por los invitados. Al margen de lo deportivo/futbolístico también se daba el clima para hablar de otras cosas. Me encuentro con mucha gente que me dice que miraba el programa, justamente porque no solo hablábamos de fútbol, sino de otras temáticas. Para mí hay un antes y un después en ese tipo de programas. Creo que fue muy bueno como formato.

-La noticia del final tuvo mucha repercusión en redes...

-Sí, yo que le respondo a todo el mundo en Twitter, me di cuenta de eso. Muchas gente escribiendo. Me generó una satisfacción grande esa repercusión. Quizás como formato puede continuar adaptado en algún otro lado. Es un momento de espera. Los medios no están en un momento sencillo; todos tienen sus complicaciones. Hay mucha gente “en tu lugar”, digamos como para poder enganchar. Pero ahora empieza un nuevo año, con nuevo gobierno encima, quizás se abran oportunidades.

-¿De tu parte no descartás un regreso a Tenfield?

-Para nada. Yo me fui bien de Tenfield. Más allá de dos hechos particulares, como la no contestación de un correo electrónico que envíe y una vez que no me dejaron entrar, me fui bien. Nunca me dijeron sí o no. Y me fui bien con todo el mundo. ¿Por qué no volver? Me encantaría. Es cuestión de sentarse a hablar.

-¿Estás consumiendo fútbol?

-Sí. Sigo mirando. El campeonato uruguayo me encanta. Yo prefiero ver un partido de la B que la final de la premier legue. “¿Vos estás loco?”, me dicen mis amigos. Y la verdad que no. Trabajé muchos años en la B y en el fútbol uruguayo y se me genera una conexión con los jugadores o con los mismos excompañeros que tengo que mirar eso. Vi la final y me pareció bueno como partido clásico.

-¿Cómo viviste la definición en función de que te has declarado como hincha de Nacional?

-Me dio alegría lógicamente. Además, no lo viví como periodistas sino como hincha en mi casa. Grité el gol. Aunque también me generó sentimientos encontrados porque tengo buena relación con Nacho Lores y Kevin Dawson, ambos expulsados en Peñarol. Y al final, lamentablmente, el asesinato opacó todo. Genera una gran gran frustración. Me parece una locura ya lo que está sucediendo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error