SILVINA LUNA

De magos y bailes

La modelo y actriz argentina llegó para presentar la obra Abracadabra que progagoniza con Freddy Villareal y Pedro Alfonso. Y la charla dio para hablar también de su regreso al Bailando por un sueño, su nuevo proyecto en el cine, cómo hace para mantenerse y su futuro en los medios.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Darwin Borrelli

—Este año estás en todos lados.

—Si, llegamos a Montevideo con el espectáculo Abracadabra (será el 1, 2 y 3 de setiembre en el Teatro Metro) con Freddy, Pedro, El Polaco e Iliana Calabró. Es una comedia muy linda para toda la familia. Además El Polaco canta dos canciones al final, eso hace que la gente se pare, aplauda y se divierta.

—¿Qué te interesó de esta obra?

—Es una comedia, un género que me encanta y también por los compañeros, todos muy buenos y nos divertimos en las giras. Son muchas horas de convivencia, pero la pasamos muy bien.

—También estás en el Bailando

—Sí. Estoy combinando las dos cosas, lo que se hace muy complicado. De jueves a lunes nos vamos de gira, así que me quedan los martes y miércoles para ensayar, cosa que hacemos todo el día, más las grabaciones. Pero bueno, son momentos y en nuestra carrera, que es medio ondulante, cuando hay trabajo hay que aprovecharlo. Ya habrá tiempo para el descanso, o estar más tranquilos.

—¿Sos como te mostrás en el programa de Marcelo Tinelli?

—Sí, yo soy así, medio colguetti (sic). No es un personaje y Marcelo tiene la capacidad de sacar lo mejor de cada uno. Es un juego con él.

—¿Es complicado de seguir?

—Al principio me daba miedo, y pese a los años que tengo, no dejo de ponerme nerviosa cada vez que salgo.

—¿Y qué sentís?

—Mucha adrenalina porque no sabés con qué te va a salir Marcelo, ni qué te va a preguntar. Y encima después tenés que bailar, pero es una mezcla entre adrenalina, nervios y disfrute. Y cuando te va bien, a pesar de que es un show, te alegrás.

—En medio de todo eso también está tu relación con El Polaco.

—Sí, nos llevamos bien, somos buenos compañeros y compartimos un montón de cosas, pero ahora estamos separados.

—¿Te imaginabas en tus comienzos lo que iba a pasar?

—Era un sueño estar en los medios y trabajar de esto, así que lo busqué y ahora lo estoy disfrutando.

—¿Qué hay que hacer para mantenerse por tantos años?

—No sé si hay una fórmula, ahora con las redes sale más gente, pero todo es más efímero también. Mantenerse tiene que ver con las ganas de progresar, perseverancia y con brindar algo más. Por eso estudio y me preparo para lo que se presente. Cada vez que encaro un proyecto lo hago con responsabilidad. Y tenés que tener algo que le interese a la gente, aunque eso excede de uno.

—¿Cómo te ves en el futuro?

—Me imagino haciendo cosas puntuales pero también me gusta la vida tranquila y pesa mucho mi vida personal. Como este año tengo mucha exposición, estoy pensando qué hacer después para estar más tranquila. Voy tratando de encontrar el equilibrio.

El paso al cine.

Para fin de año, Luna comenzará el rodaje de su primer rol protagónico en el cine. Con el título Sueño blanco, la película será dirigida por Nicolás Tannchen, con quien tenía el proyecto Loca ella, loco yo, que no llegó a filmarse. Se trata de una película de ciencia ficción que se grabará en el sur de Argentina.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)