ENTREVISTA

Lourdes Ferro: "Cuando me pongo una meta y me digo 'allá voy', allá llego"

La astróloga habla de su pasaje por la Feria del Libro de Buenos Aires, cuenta sus proyectos y la Colección Mística que lanzó con sus "best-seller"

Lourdes Ferro. Foto: Difusión
Lourdes Ferro. Foto: Difusión

Es una de las escritoras más vendidas de nuestro país, y por lo que cuenta, en Argentina ya tiene su base de seguidores. Lourdes Ferro, la mujer tenaz, la que ha encontrado en los medios una forma de comunicar todas sus enseñanzas, estuvo en la Feria del Libro de Buenos Aires, donde se llevó una grata sorpresa al encontrarse la sala de conferencias repleta de gente esperando escucharla.

En esta entrevista con Sábado Show, Ferro habla de su viaje a Buenos Aires, de cómo consumimos los horóscopos los rioplatenses y de la nueva edición de sus best seller: Los 22 escalones, Magia y El camino de la Luna, que ya se encuentra en librerías. Son, de acuerdo a Ferro, el complemento ideal para la Guía Astrológica, uno de los libros más esperados del año en nuestro país.

—Lanzaste una edición integrada por tres de tus best seller: Los 22 escalones, Magia y El camino de la Luna. ¿Cómo surge?

—Fue como reencontrarme con el primer amor, porque a 22 escalones lo amo; y me parecía que era importante poder tener en la biblioteca los tres libros con el mismo formato y tamaño. En definitiva, los tres libros son el complemento perfecto de la Guía Astrológica. Yo cito a un libro o al otro y son libros que son de consulta continua; y me parecía que estaba bueno en el marco del Día de la madre que era genial, pero también para aquellos que todavía no se animaron, es un formato más pequeño, y tenerlos juntos permite verlos y consultarlos.

Lourdes Ferro. Foto: Difusión
Lourdes Ferro. Foto: Difusión

—La semana pasada estuviste en la Feria del Libro de Buenos Aires. ¿Cómo se vivió esa experiencia de llegar a uno de los eventos culturales más importantes de Argentina?

—Súper emocionante. Uno lo mira como algo tan lejano, el poder estar ahí que cuando me enteré, para mí fue una gran emoción, me sentí feliz. Me sentí como la primera vez que presenté un libro en Uruguay. Eso fue a fines de 2018 para la Guía Astrológica de 2019, y estaban los nervios de ver si iba a haber gente. Qué tantas personas iban a ir, si iba a ir alguien, qué me iban a preguntar. Cuando un uruguayo va a Argentina, los argentinos son súper amables, no tengo más que palabras de agradecimiento para todo el público, porque las personas que me acompañan me quieren, y ese amor lo siento, pero ir allá en aquella inmensidad de feria y que la gente te responda, fue maravilloso. Había gente que tuvo que demoró dos horas en tren para ir a la presentación, y eso me emocionaba. Estaba enfrentada a una situación que me conmovió y sobre todo me dio mucha caricia al ego. Fue así.

—¿Hubo algo que te llamó la atención de la feria?

—Todo. El llegar a ese lugar, porque lo hacen en la Rural y es enorme. Cuando me dijeron pensé en la Rural de acá, en el Prado, que en un rato vas de una punta a la otra, y aquello eran salones y salones. Ya el tamaño del lugar impresiona, y lo visitan dos millones de personas. Hay propuestas súper diversas de escritores de todos lados, charlas que se están dando simultáneamente. A mí me gustan mucho los libros, tengo una gran biblioteca y uno queda fascinado. Es un salto como profesional, pero también es un salto como persona. Fue como tirarme al agua, corrí el riesgo. El primer momento fue decir: el libro está en Argentina, genial; pero decirme que iba a estar en la feria y a dar una charla, me llenó de orgullo. Eso fue muy impactante.

Lourdes Ferro. Foto: Difusión
Lourdes Ferro. Foto: Difusión

—Así ha sido tu carrera, con pasos grandes o pequeños, pero constantes.

—Le he agarrado una confianza a mi público y mis lectores que están muy mezclados, porque los que me ven por televisión, los que me escuchan en alguna radio, los que me leen están muy mezclados; pero ir a otro lugar pensaba: ¿cómo me van a recibir? Y fue como una presentación de un libro pero compactada. Fueron los mismos nervios y emoción pero claro que uno se asusta, y eso es importante, porque voy a dar un salto; y podía tirarme al abismo y que no hubiera nadie porque hay escritores que presentan libros y se encuentran que no hay ni un alma; y encontrarme con una sala casi llena, fue emocionante. Pensaba qué voy a hacer, pero miro al público a los ojos y es como que me enciendo. Hablamos el mismo idioma, vamos a charlar de lo que nos gusta y vamos a generar empatía; así fue. Así que estuvo muy lindo.

—Más allá de tu popularidad en nuestro país y el público que has encantado en este tiempo, ¿el público argentino también consume mucho el horóscopo?

—Desde 2019 he hecho varias idas y venidas a Argentina, y en 2020 estuvimos saliendo en el programa Vivo para vos con Julián Weich y Carolina Papaleo todos los sábados a la noche, así que hubo una conexión directa. En Argentina tengo muchos seguidores, voy para allá y les encanta. Antes estuve en A24, el canal de la ciudad, siempre estamos haciendo trabajos para Clarin, así que estoy en contacto con mis lectores y seguidores a través de medios reconocidos, no es que te ven si te ven por Youtube, no, me ven directo, y con toda la gente que me encuentro les encanta hablar del horóscopo. Mirá, todos saben de qué signo son, su ascendente y su Luna, así que hay una cultura astrológica bastante interesante. Te dicen: yo tengo el Sol en Tauro, la Luna en Capricornio y el ascendente en Sagitario, esos tres datos te lo saben todos; y no sé si tanto tiempo que hace que estoy en los medios, los uruguayos saben esos datos. Eso me ha impactado desde la primera vez que fui.

—Al presentar el libro en la Feria del libro la gente está predispuesta.

—Sí, el público que va a la feria va a la presentación directamente. Seguro que hubo alguien que pasó, vio luz y entró, pero realmente no sucedió eso. Había un matrimonio de uruguayos que hace mucho que no vienen y que viven a varias horas del centro de la capital, estaban ahí. También me gustó que hubiera mamás con sus niños, eso fue interesante; el público estaba repartido entre hombres y mujeres, como pasa acá. Eso a algunos colegas le llama la atención, el que haya tanta cantidad de hombres y mujeres. Lo que noté es que cada vez son más chicos los que se empiezan a interesar por la astrología, te encontrás con una franja de adolescentes que están fascinados con la astrología y yo fascinada con que le fascine a ellos. Calculá, cuando era adolescente y me gustaba esto, era la rara; y verlo ahora reflejado en ellos me pareció interesante.

Lourdes Ferro. Foto: Gentileza Lourdes Ferro
Lourdes Ferro. Foto: Gentileza Lourdes Ferro

—Eso también habla de una cultura que tenemos los rioplatenses por los astros; y tus libros han ayudado a que se acerque un público nuevo que está interesado en colores, gemas y simpatías.

—Sí. Me preguntaban cosas vinculadas a la astrología, pero también se dieron preguntas que tenían que ver con los aromas, colores, que es todo del libro Magia. Le dije: ustedes tienen que tener el libro Magia, porque es donde encontrás qué hacer cuando estás medio bajon, o vas a una entrevista de trabajo, para todo tenés una simpatía para hacer. También el entender la Luna, y el libro es una herramienta facilísima que no es pesado de leer. Cuando empezamos a escribir el libro nos dimos cuenta que hay gente que no tiene mucho tiempo para leer y lo que busca es una solución. Es como cuando agarrás un libro de recetas de cocina, encontrás una fotografía y un texto breve donde están los ingredientes y el procedimiento para lograr ese objetivo. El libro Luna tiene una cosa así, más inmediata.

—Todo ayuda para acercarnos a ese universo místico que nos influencia.

—Más de lo que creemos. Estamos en días complejos energéticamente. El martes fue la entrada de Júpiter a Aries y tenés que preguntarte cómo fue tu día hoy; empecemos al revés. En vez de decir: dónde está la Luna preguntate qué emoción me atravesó hoy. Una vez que sabemos eso, vemos a la Luna en tal lado y por eso siento tal cosa. Esa combinación hace que a uno le fascine la astrología. Me acuerdo que una vez estaba en un programa con Roberto Funes y Mariana y me dijeron: saquemos cartas de Tarot, para hablar sobre determinadas figuras de la política argentina. Hay figuras que las tengo claras por la preparación de los libros, pero otras que no. Para que fuera más dinámico, y porque no había llevado las cartas natales hechas, les propuse sacar cartas de Tarot. Ese piso explotó, porque fueron saliendo las cartas y detrás de cámaras veías la aprovación. Esta semana estuve hablando con gente del canal que todavía no podía creer lo que había pasado. Cuando pasan las cosas parece mágico, y es así.

Lourdes Ferro. Foto: Gentileza Lourdes Ferro
Lourdes Ferro. Foto: Gentileza Lourdes Ferro

—Creo que sos la prueba de que ocurren esas cosas mágicas.

—Yo hago psicogenealogía, y cuando era chica mi abuelo, el papá de mi papá era Ferro Podestá, y él estaba muy enojado con su papá, porque cuando su madre venía de Italia, los hizo quedarse en Montevideo, pese a que iban a ir a Buenos Aires. Así que dos hermanos se quedaron en Uruguay y por eso mis abuelos viajaban mucho a Argentina, y la familia de ellos todos estaban en Buenos Aires. Por eso creo que siempre miré a Argentina como si fuera un pendiente, como que algo me faltaba, pero no era mío. Había una parte mía que quería estar en Buenos Aires, y estaba cumpliendo ese sueño de ese abuelo. Por eso fue tan importante estar en la Feria del Libro, y que estuviera ahí con mi nombre y llevando mi apellido, sentí que llevé a mi abuelo. No hay sueños que no se hagan realidad.

—Siempre estás trabajando o tenés algo pensado. ¿Cuál es el nuevo proyecto?

—Se viene una nueva edición de la Guía Astrológica que les va a encantar. Terminé de hacer las efemérides antes de viajar, así que el esqueleto del libro está terminado, pero se viene como un anexo, va a tener algo más que los lectores están buscando y van a encontrar ahí. Y voy a desarmar un mito, algo que la gente creyó toda la vida que era de una manera, van a ver que no era así. Así que sí, estamos trabajando. Ese es un motor. Además a fin de mes me voy a Estados Unidos, a Miami y Nueva York por trabajo. A veces creo que soy bruja, porque me voy poniendo un objetivo y parece que todo fluye para que se de, y al mismo momento me digo: no Lourdes, te levantás a las seis de la mañana y te acostás a la una de la madrugada, estás trabajando todo el día creando, generando, investigando y escuchando. Pero cuando me pongo una meta y me digo “allá voy”, llego.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados