LOCURAS A LA TARDE

Los mismos locos: "Disfrutamos mucho de lo que hacemos, para nosotros no es un trabajo"

Adrián Mozzone, Daniel Richard, Germán Silveira y Yuri Jakimczuk están al frente desde febrero de Los mismos locos (Urbana FM, de 16:00 a 18:00).

“Le metemos cabeza a las redes”, dicen los hermanos Piñeyrúa. Desde su ingreso, lograron multiplicar por cuatro la cantidad de seguidores.
“Le metemos cabeza a las redes”, dicen los hermanos Piñeyrúa. Desde su ingreso, lograron multiplicar por cuatro la cantidad de seguidores. Foto: Marcelo Bonjour

El equipo de Locos por el fútbol encara en 2020 el desafío de un programa vespertino de lunes a viernes. Es una propuesta con la misma impronta de humor pero enfocada en el interés general. Con personajes, notas y ocurrencias de todo tipo, el equipo entretiene los tardes y gana audiencia. Las últimas incorporaciones del equipo son las de Leandro y Matías Piñeyrúa, hijos de Jorge Piñeyrúa, quienes llegaron para hacerse cargo de las redes sociales del programa y hoy también salen aire, haciendo sus primeras armas en los medios.

Es la misma locura pero en versión vespertina. Los integrantes de Locos por el fútbol, programa de culto, de humor y de fútbol en las madrugadas de fin de semana de Del Sol FM, subieron (o bajaron) a primera la división radial, al menos en materia de horario. Desde febrero están al frente de Los mismos locos, que va por Urbana FM (92.5), de 16:00 a 18:00, de lunes a viernes.

La propuesta implica mantener la impronta de humor pero en una temática ampliada (ya no solo fútbol) y con las leyes de un horario dentro de la “protección al público masivo”.

Daniel Richard, Adrián Mozzone, Germán Silveira, Yuri Jakimczuk y el productor Matías Amaro recibieron a Sábado Show para hablar de los desafíos de esta locura en clave vespertina. Pero también presentaron a las jóvenes promesas del equipo. Se trata de los hermanos mellizos Leandro y Matías Piñeyrúa, hijos del comunicador y uno de los gerentes del grupo Magnolio, Jorge Piñeyrúa.

Los jóvenes de 16 años se declaran fans de Locos por el fútbol, programa que escuchaban en las madrugadas de fin de semana. Cuando se dio la posibilidad de trabajar en el ciclo vespertino para hacerse cargo de las redes sociales del programa no lo dudaron. Hoy también tienen participaciones al aire y aspiran a un futuro en los medios como ocurre con su padre, su tía (Verónica) y su abuelo (Ricardo).

“Fue tremenda apuesta y un desafío grande para nosotros”, asegura Daniel Richard sobre Los mismos locos. “Una cosa es hacer radio de noche en un programa que más o menos conocemos y que por el horario maneja otro lenguaje y otros códigos y otra cosa es un programa de tarde que intenta ser masivos”, complementa.

“Para mí había dos opciones: o la sacamos del estadio o la metíamos en el ángulo”, dice Jakimczuk.

Para Adrián Mozzone, los resultados son muy alentadores. Hace una comparación futbolera. “Llegamos para salvarnos del descenso y ahora... casi que entramos a la champions”.

En concreto, Los mismos locos está teniendo cada vez más repercusión en un horario difícil y competitivo. Si bien no hubo mediciones de radio hasta el momento en el año, en el termómetro de redes sociales y del contacto con los oyentes, el programa tiene cada vez más llegada.

Hoy, los “locos” son los únicos comunicadores del grupo Magnolio que están al aire los siete días a la semana. Si se considera que hacen Locos por el fútbol (00:00 a 03:00 AM) los sábados y domingos y luego Los mismos locos de lunes a viernes.

“Es más, cuando hicimos una tormenta de ideas por el nombre pensamos incluso en ponerle “Los esclavos de Magnolio”, revela Daniel Richard. “Disfrutamos mucho lo que hacemos. Para nosotros no es un trabajo”, agrega. Jakimczuk añade que los únicos días que no hicieron programa fue por los feriados de 1 de mayo y de 25 de agosto.

Al principio, Germán Silveira no le tenía mucha fe al programa vespertina. “Nos conocemos y jugamos de memoria, pero pensé que en la seguidilla de programas podíamos errarle. Pero venimos bien”.

El programa recibió como invitados a comunicadores y a políticos. En Los mismos locos estuvo Daniel Martínez o Álvaro Villar. “La llevamos por el lado de lo cotidiano y nos fue bien”, dice Mozzone en referencia al rumbo de esas notas.

Hubo polémica también en Los mismos locos. Cuando Fernando Cristino (otro que estuvo invitado junto a Gustavo Salle) fue internado en el Hospital Vilardebó, Germán Silveira llamó al hospital psiquiátrico en vivo para interiorizarse sobre el estadio de salud del RR.PP. En redes se multiplicó el audio y también hubo críticas por el llamado.

Los mismos locos tienen códigos. Pueden criticar a alguien pero antes de eso, se dan palo a ellos mismos. Algunos de los personajes del programa vespertino como del nocturno, han tenido problemas. Es el caso de Ranchero (que emula a Daniel Banchero) que luego de una “luna de miel” con el periodista deportivo de Tenfield, hoy no tienen relación.

De todos modos, están en tiempos de “reconciliación” después de una juventud revoltosa. Se han amigado con Sergio Gorzy y Julio Ríos, entre otros. Otros personajes picantes del programa son Alberto Sinsolo, Whisky Méndez y Gonzalo Estorbo.

Los juveniles. “Hicimos la de Luis Suárez. ¿Qué hizo Luis? Cuando vio que lo podían echar de Barcelona, se abrazó a Messi. Nosotros nos abrazamos a ellos”, dice Germán Silveira y señala a Leandro y Matías Piñeyrúa, los mellizos hijos del “Piñe”.

Los adolescentes llegaron al programa primero como seguidores y un día de abril, de visita en la radio, conversaron con Yuri de la posibilidad de que se sumen para hacerse cargo de las redes sociales.

El padre siguió de cerca el proceso. “Nos escribió a todos para decirnos que si bien los gurises estaban afines, si a nosotros no nos servía, no había compromiso”, contó Richard.

Hoy Leandro y Matías son “el manso” y “el picante” y cada tarde se ganan su lugar en el programa. Uno es hincha de Peñarol y el otro de Nacional. A ambos les interesan los medios, en lo que sería la tercera generación de Piñeyrúa comunicadores. “Ojalá me vaya bien porque me encanta la radio”, dice Matías.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados