TEMPORADA 2019

Lhoan en Punta del Este: "Me dijeron que se parecía a Miami, pero me desilusioné"

El cantante y expareja de Charlotte Caniggia llegó a Uruguay para promocionar su carrera musical, que incluye el hit No llores más. El mediático se sorprendió con Punta del Este al no cruzarse con autos Ferrari por la calle como le habían prometido. "Se ve que llegué en mal momento", se consuela.

Lhoan.
Lhoan.

La vida pública del cantante Lhoan se ha debatido entre el éxito musical y el escándalo. Consiguió instalar el tema No llores más como uno de los hits más escuchados, pero su noviazgo con Charlotte Caniggia y la guerra con su mánager lo colocaron una y otra vez en el ojo de la tormenta mediática. De visita en Punta del Este, el músico responde sobre las polémicas que lo hicieron famoso, pero también sobre su vínculo con las mujeres, la religión y el cuidado de su imagen personal. "Soy metrosexual, me gusta cuidarme", revela.

-¿Qué hiciste durante tus días en Punta del Este?

-Vine a promocionar mi música. Hice notas, fui a comer a Manantiales Point y a bailar al puerto, donde nos cruzamos con Charly García. Es mi primera vez en Punta del Este.

-¿Qué impresión te llevás del balneario?

-Es lindo, pero se ve que llegué en un mal momento. Me habían dicho que se parecía a Miami y que se veían Ferraris por la calle, pero yo no vi nada. Me desilusioné, quería cumplir el sueño de sacarme una foto con una y no pude (risas). No importa, igual le ponemos onda.

-¿Qué balance hacés de estos dos años en los que sonaste por todos lados con el hit No llores más, pero después un conflicto con tu mánager interrumpió tu carrera?

-Yo siento que recontra exploté, pero me estafaron y después bajé de vuelta. El tema No llores más sonó por todas partes. Yo vengo a Uruguay y todos conocen el tema. Cuando me preguntan cuál canción tengo y canto “Si te volvió a fallar, no llores más por él”, no pueden creer que sea mía. Lo que pasó fue que me estafaron, me bajaron las redes, y mi tema quedó registrado por mi exmanager. Él puso a otro pibe como un nuevo Loan a cantar la canción, pero no existe. En todos lados sigue sonando con mi voz. Sin embargo, a la gente le cuesta reconocer que soy yo el que canta porque no tiene imágenes mías con ese tema. Por eso, (el abogado Fernando) Burlando me hizo registrar “Lhoan” con hache, para que ya no puedan bajar el contenido que yo suba a internet.

-¿Le hiciste un juicio a tu exmanager?

-Sí, estoy en juicio. Él no tenía por qué registrar mi nombre. Yo confié, él me empezó a representar y registró mi canción a escondidas. Cuando el tema explotó, él salió a decir por todos lados que el producto era suyo y que yo no me podía llamar más Loan. El reconocimiento de la gente siguió, pero me puso triste porque hoy tendría que estar haciendo shows por todo Latinoamérica.

-¿Tu apodo “Loan” surgió como nombre artístico, o ya te llamaban así antes de dedicarte a la música?

-Fue el nombre que inventé el día que quise empezar a cantar, hace como cuatro años. Fue por dos hermanitas: Lola y Ámbar. Yo soy evangélico, y cuando empecé en la iglesia, me adoptó una familia con la que me crié por nueve años, porque con mi familia de antes estaba distanciado. Tengo entonces dos hermanitas de corazón que se llaman Lola y Ámbar, y yo las quise hacer parte de mi vida. Por eso me puse “Lo-An”. También me puse como apodo “el hijo del rey” porque soy hijo de Dios, y creo que todos somos hijos del rey de reyes. Dios me cambió la vida desde que empecé en la iglesia, así que también lo quise hacer parte de mi vida.

-¿Sos muy religioso?

-Camino como Dios quiere: hago el bien, ayudo al que puedo ayudar y siembro para cosechar.

-Más allá del conflicto con tu mánager, ¿tu lanzamiento como cantante te cambió la vida?

-Sí, yo antes jugaba al fútbol y sabía que iba a cumplir el sueño de que me fuera bien con la música. Pero fue todo muy rápido. Recorrí toda la Argentina de punta a punta. Me cambió la vida económicamente y pude ayudar a mi familia.

-¿Qué te compraste para vos?

-Me acabo de comprar una BMW Z4, por ejemplo. Es lo más caro que me pude comprar. También compré un Peugeot RCZ, y una BMW 135 deportiva. Además, ahora tengo un departamento, porque yo antes vivía con mi vieja.

-¿Cuánto tiempo le dedicás al cuidado de tu imagen?

-Le doy en el gimnasio una hora todos los días. Voy a la peluquería dos veces por semana y al solarium tres veces por semana. También me hago limpieza de cutis, blanqueamiento de dientes y depilación definitiva. Me hago todo lo que no me podía hacer cuando era pobre.

-¿Sos metrosexual?

-Sí, soy. Me cuido y me hago todo.

-¿Cómo son tus noches cuando salís de boliche?

-En Buenos Aires salgo con guardaespaldas y muchos amigos. Siempre el dueño de algún boliche me regala una mesa y copamos el lugar. Armamos quilombo con el dj.

-¿Cómo es tu vínculo con las chicas en el boliche?, ¿se te acercan a hablarte o avanzás vos?

-Hay chicas muy tímidas y otras que dicen “no me vas a dar bola porque tenés muchas chicas atrás tuyo”. Pero algo siempre se levanta. Mientras sea linda, a las seis de la mañana cualquiera va a parar a la parrilla (risas). Puede ser en un boliche, afuera del boliche, en una estación de servicio. En cualquier lado. Estoy las 24 horas buscando la presa (risas).

-¿Qué te atrae de una chica?

-Me gusta que se explote en el gimnasio igual que yo, pero si viene una normalita y me llama la atención, también puede funcionar. Lo importante es que sea cariñosa, buena y me ame. También es bueno que no sea borracha y que no rompa autos y departamentos...

-Después de tantas idas y vueltas, ¿hay posibilidades de una reconciliación con Charlotte Caniggia?

-No, ya no. Estuve dos años y medio varias veces y no funcionó. Ya está. A mí se me fue el amor. Le deseo lo mejor, y ojalá encuentre una pareja que la aguante. Si la veo, la saludo y está todo bien porque ya no la amo. Cuando uno deja de amar, ya no siente rencor ni odio.

-¿Y podrían pasar una noche juntos sin volver a ser pareja?

-No, ya no tendría piel como para estar con ella. Se me fue.

-Para tu carrera artística, ¿te sirvió estar en pareja con ella para hacerte conocido, o perjudicó tu imagen por las acusaciones de violencia?

-Afectó mi perfil. Yo soy un pibe copado, divertido y bueno, pero se hablaron un montón de giladas desde el entorno de ella. Tuve que bancar muchas mentiras.

-¿Nunca llegó a haber un episodio de violencia o de discusión fuerte en la pareja?

-Sí, pero no de parte mía. Prefiero no hablar de eso porque es parte de mi pasado. No me gusta tener que estar aclarando qué soy o qué no soy, y tampoco culpo a nadie. Era mi culpa por seguir estando en pareja con alguien con la que no me estaba llevando bien. Son cosas que pasan. Uno perdona, la persona dice que va a cambiar, pero después no cambia y vuelve a pasar, y uno vuelve a perdonar. Así uno va quedando enredado en un vínculo tóxico que no se corta.

-Vos has llegado a publicar fotos con tu cara rasguñada...

-Sí, fue parte de la relación tóxica que tuvimos. Por eso me separé. Ojalá que yo encuentre una chica copada, que banque lo que hago y no me cele tanto. Ella tenía muchos celos y yo no podía hacer muchas cosas de mi trabajo, como viajar, hacer videoclips con chicas o tener bailarinas. Una novia celosa no quiere que hagas nada de eso porque está todo el tiempo pensando que la vas a traicionar.

-¿Nunca le fuiste infiel?

-No, nunca. No soy infiel. Si estoy con alguien, me gusta estar bien.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)