MIRADAS

Lanata, Fantino y Navarro en el conventillo con Cristina y Stolbizer

Columna de Luis Ventura

Qué fácil es levantar el dedo y señalar con el índice! El clásico gesto de la denuncia, en la que para redondear la acción resulta muy fácil llenarla de contenido real o inventado. Pero para hacerlo de manera tan liviana, primero hay que tener espaldas, después pruebas que avalen la denuncia, un buen abogado para que sepa patrocinar en tribunales y por último mucho huevo para aguantar la respuesta del denunciado, que en algún caso busca un resarcimiento varonil y de cuerpo a cuerpo. No todos tienen paciencia para resolver con los tiempos de la justicia.

En los últimos días hemos visto y escuchado al periodista argentino y kirchnerista Roberto Navarro levantar el dedo y señalar a algunos colegas como Jorge Lanata y Alejandro Fantino. A ellos los acusó de haber recibido millones para favorecer el triunfo electoral del actual mandatario argentino, Mauro Macri.

El tema fue que cuando la explosiva denuncia llegó a oídos de los nombrados, el mismo Navarro que levantó el dedo para señalar, eligió pedirle disculpas a Fantino que no elegía la vía judicial para arreglar el tema, y por otro lado apareció el mismo Lanata para intimarlo a que pruebe todo lo que Navarro denunció porque de lo contrario lo demandaría en tribunales, a lo que el periodista de "Economía política" prefirió el silencio.

Algo parecido había ocurrido en la semana con una mediación en Buenos Aires entre Cristina Fernández y Margarita Stolbizer donde trataron de conciliar porque la primera trató de "burra" a la segunda y la segunda trató de "ladrona" a la primera. No se pusieron de acuerdo y la ex mandataria argentina demanda a la diputada por acusarla de cometer el delito de robo y la segunda, sin ratificar si lo dicho era cierto, demanda a la viuda de Néstor Kirchner por decir que ella pertenecía al grupo de los equinos.

Por eso, en estos "shows de las denuncias" sería bueno que quienes levantan el dedo para acusar y buscar golpes de efecto empezaran a mostrar todo lo que se boconea públicamente, porque si no estaremos en presencia de cortinas de humo que jamás se comprobarán y se quedarán solo en el gesto.

Si la solución es una fundamentación en los medios que se haga, si es en la Justicia que también se produzca y si es en la esquina, avisen para que vayamos todos a ver una sola de estas denuncias con una confirmación o una desmentida concretas y menos cacareo en redes sociales, diarios y micrófonos.

Mucha cáscara y poca pulpa. Llegó el momento de poner el coraje sobre la mesa y dejar de esconderse. Llegó la hora de sacarse las caretas y mostrarse a cara descubierta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)