NOVEDAD

Katerin Velázquez desembarca en Radio Nacional

La comunicadora estará al frente de un magazine matinal titulado 24/7 Express.

Katerin Velázquez.
Katerin Velázquez.

La comunicadora Katerin Velázquez está de estreno. En los próximos días debuta con programa propio en la “segunda mañana” de Radio Nacional. Bajo el nombre 24/7 express, el programa verá la luz en clave de magazine de 10:00 a 12:00 en la AM1130.

“La idea es apostar a la información y a las noticias pero con estilo de magazine descontracturado”, asegura la periodista, de 33 años. El programa cuenta con la producción de Bajo la lupa, el periodístico encabezado por Esteban Queimada en las mañanas de Radio Nacional.

Velázquez también menciona la interacción con el público y las encuestas con la audiencia como parte también del contenido de 24/7 express.

El programa será radial y televisivo al mismo tiempo en cuanto al igual que “Bajo la lupa” se transmitirá por streaming de video.

Oriunda de Fray Marcos, Velázquez comenzó a los 18 años en una radio comunitaria de su país. Trabajó en informativos y en magazines.

Luego recaló en Montevideo a continuar estudios y trabajó en varias emisoras: fundamentalmente Radio Ciudadela y Oriental 770 AM.

“La conspiración de los porteros” fue uno de los programas que más recuerda, que iba por Ciudadela.

En ese programa conoció a Queimada y se inició de algún modo la posibilidad de este magazine. Será la primera experiencia en conducción en solitario para Velázquez.

En las horas previas, la comunicadora está “súper contenta” y “ansiosa”, según se declara. “Está todo bastante armadito ya”, continúa.

Estilos. La idea de 24/7 express es continuar la mañana periodística de Radio Nacional pero con un estilo y una temática menos árida.

En tiempos de pandemia, Velázquez no se vacunó y asegura que se mantendrá así. “Tengo mis posturas pero tampoco voy a hacer campaña. Cada uno hace lo que quiere con su cuerpo. El programa no se va a centrar en eso”.

Fundamenta su opinión en la poca experimentación con las vacunas antes de que fueran masivamente aplicadas.

“Creo que en cierta forma estamos siendo parte de un experimento. Me resisto un poco a eso. Me rechina que digan que no es obligatoria la vacuna y después la pidan para ir a un boliche o un recital”, asegura Velázquez.

También criticó el consentimiento que se debe firmar

A nivel de familia y amigos ha tenido discusiones sobre este tema. “De las personas que conozco, el 90% está vacunada. Pero eso no me hace cambiar de opinión”, añadió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error