RACHEL MCADAMS

Jugadora

Max y Annie, marido y mujer, tienen la rutina de compartir, cada semana, una noche de juegos de caja semanales con otras parejas. Una de esas noches, el carismático hermano de Max (Kyle Chandler), organiza una fiesta de “asesino misterioso”, que se compone de ladrones y agentes federales falsos.

Noche de juegos
Jason Bateman y Rachel McAdams en una divertida aventura.

Pero en un momento, Brooks es secuestrado. Todo es parte del juego... ¿verdad?Cuando los seis jugadores súper competitivos se disponen a resolver el caso y ganar, comienzan a descubrir que ni este “juego” ni Brooks son lo que parecen ser. En el transcurso de una noche caótica, los amigos se introducen en un juego tan profundo, en el que cada giro lleva a otro giro inesperado. Sin reglas, sin puntos y sin idea de quiénes son todos los jugadores, esto podría ser lo más divertido que hayan tenido... o se acaba el juego. Tal la trama de Noche de juegos, la comedia de intriga que protagonizan Jason Bateman y Rachel McAdams, y de la que esta última habla en la siguiente entrevista.

Max, su esposa Annie y sus cuatro amigos están prontos para una fiesta de "asesinato misterioso", cortesía del hermano de Max, Brooks. Siempre cuidando a su hermano pequeño, Brooks ha prometido a los jugadores una noche mucho más allá de su menú habitual de adivinanzas, curiosidades y Pictionary. Entonces, cuando matones armados irrumpen en la casa y lo arrastran, atado y amordazado, sus invitados quedan debidamente impresionados por lo realista que parecía la pelea, lo aterrorizado que se veía Brooks y lo amenazantes que eran sus atacantes. Difícilmente pueden creer que todo haya sido escenificado.Tal vez sea porque no fue así...

Rachel McAdams intenta -si se puede- responder a esa y otras interrogantes.

-¿Qué le atrajo de Noche de juegos?

-Me encanta hacer comedias y comedias físicas porque son infinitamente desafiantes. También me encantó la oportunidad de volver a trabajar con Jason Bateman. Siempre lo he admirado como actor dramático y cómico. Hace diez años, trabajamos juntos por un día en la película Los secretos del poder, que es muy diferente de Noche de juegos. Entonces, ésta fue una gran oportunidad para volver a formar equipo con él de una manera completamente diferente. Me gustó mucho la visión de los directores, que era mezclar elementos de suspenso con la comedia. Fue un enfoque único e inteligente.

-Jason y usted hacen de marido y mujer, y tienen una gran química juntos. ¿Eso fue evidente de inmediato?

-A veces, los emparejamientos en pantalla son solo la suerte del sorteo. Pero ya nos habíamos conectado como actores hace años. Jason es un actor que te da mucho con qué trabajar. También es productor en Noche de juegos, por lo que estaba muy interesado en que fuera tan fuerte como podría ser. Básicamente, es una persona y actor maravilloso y cálido, así que sí, creo que fue fácil tener química en la pantalla.

-¿Es competitiva como su personaje de Annie?

-Creo que depende del juego. Mis padres nos compraban juegos de mesa cada Navidad, éramos una gran familia de juegos. Mis hermanos y yo volvimos a hacerlo como adultos jóvenes, retomando donde lo dejamos cuando niños. Yo diría que soy muy competitiva con ellos. Pero, también conozco esa sensación de estar en la noche de juego de alguien por primera vez y solo desear que el mundo te trague; no querés ninguna atención. Entonces, puedo ser muy tímida también. Depende del juego y con quién estoy jugando. Si se trata de personas nuevas para mí, entonces trato de atenuar mi competitividad.

-En esta película, trabajó con dos directores, John Francis Daley y Jonathan Goldstein (guionistas de Quiero matar a mi jefe y El Hombre Araña: De regreso a casa). ¿Cómo fue esa experiencia?

-Antes de que comenzara la producción, no sabía cómo iba a ir porque nunca antes había trabajado con dos directores. Entonces, pensé que podría ser un poco esquizofrénico (risas). Pero trabajar con John y Jonathan como equipo me pareció muy orgánico. Podías recurrir a cualquiera de ellos, para cualquier cosa, porque fueron formidables al responder nuestras preguntas. Y, por lo general, la conversación terminó cuando los tres hablamos. También nos juntamos todos y tuvimos una lluvia de ideas, y eso fue muy colaborativo e inclusivo. ¡Tenés dos directores por el precio de uno!

-¿Hubo un momento particularmente divertido o memorable para usted?

-Iniciamos la producción con una noche de juego. Billy Magnussen, que interpreta a Ryan, es un cocinero increíble e hizo la cena para todos en su departamento. Todos jugábamos juegos de mesa obscenos. Jugamos al juego Clue, que no es vulgar, así como a Joking Hazard, que es como el juego Apples to Apples, se enfrenta al juego Crimes Against Humanity. Joking Hazard es un juego de tablero oscuro y no para los débiles, pero fue un gran rompehielos para nosotros. Somos un conjunto realmente de "método" y fue una buena forma de vincularnos. Fue solo una gran noche.

-¿Fue tan "método" que se convirtieron en asesinos como sus personajes en la película?

-No, todos fuimos muy amables y respetuosos unos con otros (risas).

-¿Qué espera que el público reciba de Noche de juegos?

-Es una película realmente divertida y los elementos de suspenso la hacen un poco diferente de la mayoría de las comedias. Creo que el público se sorprenderá con esa combinación y la pasará muy bien con ella.

Max y Annie.

Se conocieron jugando, al unir fuerzas para acabar con un bar lleno de aspirantes de trivia que no conocían el significado de la palabra "asesino". Ahora, casados, son anfitriones de noches semanales de juegos de parejas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)