ENTREVISTA

Jero Freixas y "la pareja del mundial" que ahora llega al teatro con "una pareja real"

El actor argentino habló con Sábado Show sobre su espectáculo, su video viral y la vida fuera de Instagram

Jero Freixas. Foto: Francisco Flores
Jero Freixas. Foto: Francisco Flores

Jero llega a la sala del Teatro Metro y se siente como un niño en una dulcería, mira todo con ojos de un actor ensimismado. Las sillas, el techo, los telones, todo le interesa a Jero Freixas que el 25 de octubre se presenta con su esposa, Jose de Cabo con la obra Una pareja real. Así, la pareja del mundial llega a Montevideo, y las entradas se venden por Red UTS desde 720 a 920 pesos.

Jero Freixas y su esposa Jose de Cabo son La Pareja Del Mundial gracias a un video viral que hicieron como antesala de la Copa del Mundo pasado. Ese video rápidamente se convirtió en una sensación en todo el mundo, con millones de reproducciones y ahora llegan al teatro con Una pareja real. Y Freixas, quien viene del teatro (era profesor de teatro y así conoció a Jose), hizo el camino inverso de muchos influencers de las redes sociales: quería hacer teatro y fueron las redes la excusa para su exposición. De eso y mucho más habló Jero Freixas con Sábado Show.

—Vos venís del teatro, sos profesor de teatro, y a partir de las redes sociales y un video viral llegás al teatro.

—Sí, soy actor desde muy chico. Vengo de una familia muy conservadora, hermosa pero muy tradicional. El tema del hijo actor daba mucha cosa. Hoy hay más oportunidades y está mejor visto, pero en ese momento, cuando le dije a mi padre que quería ser actor, no me dejaron. Me costó mucho cuando era actor joven conseguir contactos, un representante, audiciones, y fueron muchos fracasos. Fue una vida de bastantes fracasos.

Jero Freixas. Foto: Francisco Flores
Jero Freixas. Foto: Francisco Flores

—Pero de los fracasos es que se aprende, porque el éxito es muy esporádico y fugaz.

—Sí, se aprende mucho. Yo no me arrepiento de nada, y si bien fue muy duro, pero haberla remado tanto y la sigo remando, te forma mucho, te curte y después los éxitos los disfrutas mucho, pero sabiendo pisar seguro. El habernos convertido en virales, que nos llamen para los programas de tele, que nos lleven a México o Miami, fue muy lindo y sin dudas con Jose (su esposa y compañera en Una pareja real) todavía no lo podemos creer, pero por otro lado, los pies en la tierra. Esto no es para siempre, hay que seguir laburando, hay que hacer lo que sabemos, no relajarnos.

—¿Te cuesta mucho relajarte?

—Sí, debería hacer terapia para poder disfrutar de las cosas lindas que me pasan, pero siempre estoy pensando en lo nuevo, en algo más, cuál es el próximo video. Ahora estamos con la obra de teatro y todo era para esto. Para conseguir un público que le guste mi laburo, que se divierta con mi humor y después llevarlo a ver lo que más me gusta hacer: teatro. Éste es mi escenario y mi lugar. Cuando daba clases era en un teatro, y la primera vez que me subí a un escenario no lo podía creer, los olores, los camarines, es muy lindo, me vuelve loco el teatro.

—Pero también hacés videos, que llevan su trabajo.

—Me encanta hacer videos y es lindo ver el resultado final, pero la respuesta del público no la sentís. En esta obra que estamos haciendo, la gente reacciona a lo que hacemos, entonces sentir ese silencio, risa, es muy fuerte. Esa mezcla de escuchar a la gente pero sin poder salir del personaje está buenísima. En los videos lees los comentarios de la gente, lees el jajajaja, pero no lo escuchás. Lo subís, lo leen, pero el teatro es mágico, es compartir entre todos un momento único.

—Es una sensación más de comunidad.

—Sí, porque lo otro es lindísimo y agradezco porque me permiten disfrutar de esta obra de teatro, pero esto nos une a todos, lo otro te une virtualmente. Son épocas, ahora la gente piensa más en sí mismo, en su bienestar, que está buenísismo, pero cuesta más el contacto con el otro.

—Tal vez es uno que se quedó en otra época.

—Y no me gusta el dedo que señala, el “porque las nuevas generaciones están perdidas”, “vamos a la perdición”, y todo eso. Yo creo que el ser humano se reinventa.

—¿Cuándo surge la pareja del mundial?

—El viral del mundial fue el 200 que hicimos. Trabajamos mucho para ese video. Arranqué haciendo videos solo, porque a Jose le daba miedo, entonces ella me filmaba y hacía la voz en off. Después se fue animando y ahí es cuando la gente empezó a disfrutar más. Porque somos una pareja en situaciones normales. Ahí apareció el pedo en el auto, la flatulencia, las discusiones, y empezamos a mostrar situaciones reales que nos pasan a todos, mostrarlo con humor. Y cuando se acercaba el mundial, fui aprendiendo de las redes, y me di cuenta que la identificación funciona: que la gente vea algo que le pasa a ellos también. Entonces, como se acercaba el mundial, pensé: ¿qué pasa con la pareja, la familia, durante el mundial? Ahí se me ocurrió que a Jose se le casara un primo en el mundial, lo guionée, le tenía mucha fe al video. Hay videos que se te pueden pasar, y este video había que hacerlo. Me acuerdo que estábamos en lo de mis suegros y Rita (su hija) se metía todo el tiempo. Entonces nos fuimos al auto a hacerlo, dando vuelta, estuvimos como una hora con el guion y la improvisación, porque nos gusta la genuino. Entre guion e improvisación filmamos como una hora, y después lo fui editando porque había que sacarlo ya. Tenía que hablarse de eso antes de que empiece el mundial. Por suerte gustó mucho y fuimos por ese lado. Yo sigo haciendo otros videos, pero como no queríamos quedarnos en la temática fútbol, entonces hablamos de los hijos, hermanos, son muchos temas los que hablamos.

Ver esta publicación en Instagram

Aplauso al piloto. Si o no? 👏🏻✈️ Con @josedecabo ❤️

Una publicación compartida de jerofreixas (@jerofreixas) el

—Y ese plan meticuloso dio el resultado que esperabas.

—No pensamos que fuera a ser tan exitoso. Cuando vi el video dije está bueno, pero ni en pedo pensamos que iba a ser tan viral. Nos llamaban amigos que les había llegado el video por las redes, Whatsapp, estábamos en todos lados. Y ahí fue no parar de laburar. Llegó mucho público, muchas propuestas y hay que mantener el nivel. Sumé al equipo a una editora, porque la edición lleva mucho tiempo. Soy muy perfeccionista y tenemos mucho material crudo porque nos colgamos y después la editora me dice: me pasaste 45 minutos de videos para tres minutos. Hay que armar equipo para crecer.

Jero Freixas. Foto: Francisco Flores
Jero Freixas. Foto: Francisco Flores

—Es imposible que ustedes hagan todo solos.

—No, no abarcas. Porque si te enfrascas con la edición, no tenés tiempo para la escritura o la actuación. Es imposible hacer todo. Y hacer la obra no hubiese sido posible sin la ayuda de una productora.

—¿Cómo llegan de Instagram al teatro?

—Venía pensándolo, porque el objetivo era hacer teatro, pero producirlo era imposible. Sabía que tenía que ser una historia sobre el conflicto de una pareja. Aparte tuvimos a nuestro segundo hijo Ramón en el medio del mundial. Y un día, en la calle, se me acerca un tipo que terminó siendo Charlie Gerbaldo, un productor teatral, y me dijo: queremos producirle una obra de teatro. Era lo que estaba precisando. Y comenzamos a escribir la obra con Charlie y mi hermano Fernando, con quien hago guiones. Y así surgió Una pareja real.

—¿Que querías contar con la obra?

—Quería mostrar una pareja real, porque somos Jose y yo haciendo de Jose y yo. Es una comedia donde un matrimonio con dos hijos, cansados, fríos, muy lejos de las primeras épocas de la pareja, la pasión y el fuego lejos. Chocando, susceptibles, y en tono de comedia se muestra la situación de la pareja: y Jose sigue en las redes a una pareja ideal. Una pareja que se muestra todo bien y dan tips matrimoniales para ser una pareja ideal.

—Es la mentira más grande del mundo.

—Eso es lo que le dice mi personaje a Jose. Esto es una mentira, pero Jose cree en ellos y quiere que nuestro matrimonio vuelva a ser lo que era. Y ahí arranca la cuestión. Y hay mucho chiste, aparece el tema de las redes, el fútbol, y la gente se va con un mensaje. Es recontra completa la obra, y en cada función nos sale mejor.

—¿Y llevarlo al cine?

—Me encantaría, pero hay propuestas de llevar esto a una plataforma como serie. Estamos empezando a hablar con plataformas conocidas para llevar esto a una serie y sería el próximo paso. Sería lindísimo, pero por ahora estamos hablando recién. Es un objetivo 2020 cuando la obra esté más instalada, porque obviamente que la obra de teatro la pensamos seguir. Y la idea en el teatro es el boca a boca, apuntar a la recomendación. Tenés que instalar la obra.

—Tampoco está pensada solo para sus seguidores en las redes.

—No, no lo pensamos para que nuestros seguidores se rían y vayan a verla. Queremos trascender a nuestros seguidores y queremos que todo el mundo venga a verla, porque es una obra pensada para todos los públicos. Eso es lo que queremos, encontrarnos con una sala donde no nos conozca nadie por las redes sociales. Lo que solemos hacer es, cuando termina la obra, pedirle al público que nos sigue que levante la mano, y levanta la mano el 95 por ciento de la sala. Yo apunto a que el año que viene, cuando pregunte quiénes nos siguen: levanten pocos la mano. Queremos que recomienden la obra, porque está buena y deja un lindo mensaje. Esa es la idea nuestra.

—También fuiste uno de los oradores del Social Media Day que se organizó la semana pasada. ¿Cómo surge esa charla?

—Me invitó la Universidad ORT a contar mi experiencia en las redes, es algo que estoy haciendo. Hace unos meses ya vine por otro evento similar, y también estoy dando charlas en otros lados porque me invitaron de otras universidades.

—¿De qué va la charla?

—Se llama “Influencer por accidente”. Porque no soy un influencer, pero me dicen y me tratan como influencer, pero soy actor, y por lo visto también influencer. Entonces cuento en forma muy graciosa, siempre desde el humor, cuento mi experiencia en las redes. También mis inicios en el teatro under, lo que me costó y todo lo que me pasó con el viral, nuestras reacciones a Jose cuando nos hicimos conocidos. Todo en forma de humor cómo me convertí en un influencer. Me acuerdo que a mi papá le dije que quería ser actor y terminé siendo influencer. Me decía “¿Pero vos no querías ser actor?, no entiendo porqué tenés que estar todo el día con la camarita haciendo stories”, y sí, es lo que tengo que hacer. Tengo que estar todo el día, exactamente. Igualmente trato de no volverme loco y romper un poco el molde de las redes sociales. Por eso, el día que no quiero aparecer, no aparezco.

—Tampoco vas a estar subiendo videos sin contenido alguno.

—Claro, y si no estoy de ánimo no puedo aparecer para que la gente me vea nada más. ¿Qué suma que diga solamente “buen día”?, nada. Si no tengo nada interesante para decir, ese día no aparezco. Es un ejercicio que también hay que hacer. Tampoco soy tan fundamental o importante. No me puedo volver loco de estar todo el tiempo en el celular. Ese es un ejercicio que hacemos con Jose: estar un día nosotros para nosotros sin hacer nada. Antes subía videos todos los días. Los primeros cinco meses subía videos todos los días, y muchos eran una cagada. Pero lo hacía porque eso me recomendó un amigo que era influencer; y no importaba si era sábado o domingo. Jose me decía: “te parece subir un video hoy también”, y lo hacía. Hoy subo un video por semana, más elaborado, pensado y trabajado, y ya está. Hoy es lo que puedo, también tengo esposa y dos hijos. Y si no tengo para subir un video en una semana, no lo hago y listo. Hay que hacer ese ejercicio también.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)