ENTREVISTA

Javier Moreira: El relator que suda la camiseta

El líder de Pasión tricolor, la audición partidaria de 1010 AM habla de sus comienzos como relator y como hincha de Nacional. También carga contra los jueces.

Javier Moreira. Foto: Marcelo Bonjour
Javier Moreira. Foto: Marcelo Bonjour

-¿Cómo se inició tu vocación por los medios?

-Desde muy chico, Nacional, el fútbol y la radio ya eran mi pasión, como también el relato. Me relataba hasta las guerras con los soldaditos, jugando con la pelota en el fondo de mi casa me imaginaba partidos y los relataba. A los 11 años llamaba como oyente a un programa para dar mis opiniones. Los conductores, a quienes no recuerdo, me afilaban y me decía que por la edad que tenía salía muy bien al aire y tenía futuro, uno quedaba entusiasmado.

-¿Pero en esos comienzos llamabas como periodista o como hincha a la radio?

-Pienso que como hincha. Yo quería ser periodista deportivo, pero en la adolescencia, cuando tenés que definir un rumbo me empecé a cuestionar algunas cosas. Me encanta el periodismo, pero ¿si tengo que cubrir a Peñarol? Me encanta relatar, pero ¿si tengo que relatar a Peñarol? Cuando me hice esas preguntas, la respuesta era: “No, ni loco”. La pasión por Nacional pesaba mucho más que la pasión por la radio y el periodismo que también me acompañaron desde que tengo uso de razón. Estaba convencido de que jamas podría incursionar en el periodismo convencional que hasta ese momento era la única opción en nuestro país ya que no existía Pasión Tricolor.

-¿Desde cuándo y cómo se hizo hincha de Nacional?

-Soy bolso desde que tengo uso de razón, aunque ninguno de mis viejos son de Nacional y vengo de una familia más basketbolera. Mi padre Carlos “Palillo” Moreira de Danubio de toda la vida y mi madre dice ser simpatizante de Peñarol, pero nunca le dio bolilla al fútbol. El legado tricolor me lo transmitió mi primo “Cai”, Ricardo Moreira y mi tío “Cacho” José Moreira. Nací y ya era campeón de América y del Mundo, tenía 6 años pero los 3 goles en el Centenario versus Newell’s, y los goles del Vasco y las voladas de Seré en Tokio están en mis más vivos recuerdos de niño. Esa madrugada fue una locura,

-¿Cómo fueron los inicios de Pasión tricolor?

-En la adolescencia relataba para mis amigos de la ACJ. En los asados, se había hecho una costumbre y yo les relataba en serio, me apasionaba. Como hincha sentía la ausencia de prender la radio y no poder escuchar mi transmisión, a otro bolso como yo, estaba todo flechado. Como dijo Hugo de León, el 80% de la prensa es manya y se notaba y aún se nota. El momento clave fue un concurso de relatores, en 2006, por el Día del patrimonio. Me llamó un amigo con quien jugamos juntos en futsal en Nacional, Nelson Gallo, para insistirme en que me presenté. Si bien no gané, fui aplaudido y me quedé entusiasmado. Para mí, ese fue el inicio de Pasión Tricolor.

-Los comienzos fueron la web...

-Sí. Me armé un blog y puse: “Ya cansado de los Kesman, los Goñis, los Ríos, nace este blog para dar a conocer un relator 100% tricolor”. Grababa los goles de Nacional y los subía al sitio y a las redes. Un día Julio Cifuentes, periodista que trabajaba en el diario la República, me escribió se puso a la orden para sumarse. Luego todo se dio rápido, los costos para estar en radio eran inviables, pero buscamos empezar a dar nuestros primeros pasos saliendo por Internet, contratamos un streaming de audio, mi viejo me dio el dinero para comprar una laptop, y compramos el primer modem inalámbrico que llegó a Uruguay, teníamos todo para poder salir. Así empezamos, con nuestra primera transmisión de “La Voz de Nacional” desde el cuarto de mi casa con un micrófono de 28 pesos y 50 oyentes que toperaron el servidor. Luego de algunas transmisiones nos dieron una cabina en el Gran Parque Central, gracias a Daniel Lorenzo y Emilio Carpena integrante de la SAD, quienes vieron con buenos ojos la idea. Fue uno de los días más felices en este camino recorrido

-¿Y la llegada la radio cómo se dio?

-Después de dos años por internet se sumaron otros bolsos al proyecto como el gran “Gusi” Santilli y Emiliano Martínez. Nos vinculamos hasta que dimos el gran salto y el 23 de enero de 2010 nace Pasión Tricolor en radio, en 1090AM, estuvimos 2 años y pasamos a 1010 AM, fue un antes y un después, un paso enorme, para empezar a construir junto a la hinchada de Nacional, lo que nunca antes un medio partidario había podido lograr en radio. Pero más allá de ser hinchas, defendemos con profesionalismo nuestro trabajo. También la clave siempre fue mantenernos como un medio independiente autofinanciable sin depender del club ni de directivas de turno. En nuestros micrófonos se defiende al club, se lo difunde, hay elogios, pero también somos críticos cuando hay que serlo.

-¿Sus relatos son muy pasionales como termina después de cada labor?

-Además de ser la única transmisión partidaria de Nacional en todo el dial uruguayo, tenemos nuestro propio estilo. No es común que el relator también sea el conductor de la previa, y eso implica un desgaste mayor para uno, era un desafío para mí poder hacerlo y luego relatar y lo llevo bien, termino cansado porque son transmisiones de seis horas, sin contar el trabajo previo en la producción. Pero las cuerdas vocales terminan bien, creo que “la Gola” la heredé de mi abuelo Alcides que fue murguero, hay garganta para rato.

-¿Cómo analiza la campaña deportiva de Nacional de este año hasta ahora?

-Nacional debe ganar siempre, al ser el cuadro más grande del Uruguay la vara es alta y la exigencia es esa. Si medimos por objetivos en lo que va del año, el bolso logró salir campeón de la supercopa uruguaya al ganarle la final a Peñarol, también Nacional es el único equipo uruguayo entre los 16 mejores de la Copa Libertadores, esos dos objetivos trazados en el primer semestre están cumplidos, Lamentablemente por errores propios en el inicio que costaron el cese de Domínguez como DT y errores extra fútbol con arbitrajes que han perjudicado notoriamente a Nacional con sus fallos, y beneficiado a nuestro tradicional adversario, no se pudo lograr el Apertura y fue empate en el clásico. Con árbitros más ecuánimes en sus decisiones no tengo dudas era otra la historia, pero confío que Ignacio Alonso Presidente de la AUF va a poder dar esa ecuanimidad de cara a la segunda parte del año ejecutando los cambios necesarios. Si los jueces cobran bien y son justos, Nacional tiene todo para ser campeón Uruguayo.

-Los jueces desmienten que haya algún tipo de intencionalidad...

-Hay que ponerse en el lugar de los árbitros nos dicen ¿y en el lugar de los clubes y de los hinchas quién se pone? Yo entiendo que los jueces se puedan equivocar, son humanos, pero cuando empezás a repasar y ya son 3 clásicos seguidos con errores arbitrales groseros contra Nacional que inciden en el resultado, cuando hay un equipo que no le cobraron un penal en contra en todo el torneo (Peñarol) y mirá que solo contra Cerro le tuvieron que cobrar dos, es cuando te empezás a cuestionar. ¿Qué pasa? Tiene mucho trabajo nuestro presidente, vicepresidente, dirigentes, y el nuevo presidente de la AUF para cambiar esto. No hay ecuanimidad arbitral en sus decisiones y tampoco en el colegio, hay muchos que no podrían dirigir más, no tengo pruebas para decir son deshonestos, pero si sobran pruebas para decir que son pésimos árbitros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)