NELSON PINO

Homenaje a Montevideo y a sus boliches míticos

El cantante prepara el espectáculo Buenas noches, Montevideo para el próximo 2 de mayo en la Sala Adela Reta del Sodre. Acompañado por una orquesta de 13 músicos, Pino contará y cantará historias vinculadas a los bares históricos de la ciudad.

—¿Cómo se gestó este espectáculo?

—Es la conjunción de varias ideas. Por un lado, el maestro Álvaro Hagopián: que tuvo la fortuna de conseguir los arreglos de Aníbal Troilo y me propuso hacer un espectáculo en homenaje a él. Por otro lado, a Sergio Dotta se le ocurrió la idea de hacer un espectáculo que se titulara "Buenas noches, Montevideo" y que tuviera un anclaje con los boliches míticos de la ciudad, como Fun Fun, La Giralda, Mincho, entre otros. El repertorio se eligió de acuerdo a esas referencias y con muchos autores uruguayos. Va intercalado con los textos de Dino Armas.

—Como ha pasado en otros espectáculos tuyos, ¿habrá una narración de historias?

—Sí. Los textos formulan un hilo conductor sobre esos enclaves de la historia y mitología montevideana. Hay tantos para Fun Fun, para La Giralda...

—Y desde lo musical, ¿cuál será la propuesta?

—Tendremos una enorme orquesta que no es muy común en nuestro país. Hagopián tuvo la felicidad de crear una orquesta de 13 músicos, con bandoneones, bajo, contrabajo, piano y que suena Troilo. Eso es lo más destacable. Logró juntar músicos que tengan el temperamento para tocar desde ese lugar.

—¿Cómo te llevás con la faceta actoral?

—Cada vez actúo más y me gusta mucho. Es una veta que desarrollo gracias a estar bien dirigido, porque nunca me formé como actor. Pero estoy feliz porque veo que son más completos los espectáculos de tango. Si no tuviera texto, sería solo la parte cantada y lo instrumental. Mi gran desafío es que la gente vea otro tipo de espectáculos de tango. No lo voy a adornar con bailarines ni coreografía, pero las historias dichas por mí y los tangos entremezclados crean un clima muy interesante. Esa es la propuesta para homenajear a Montevideo este 2 de mayo.

—¿Cómo sigue tu agenda luego de este espectáculo?

—Me voy a Polonia para actuar en el Festival de Lots y más adelante en Bolivia, en un festival que se titula "Tango con altura". Debe ser por los 3.600 metros. Veremos si me afecta al cantar, como a loa jugadores. En octubre estuvimos en una gira por Varsovia, Cracovia, Hamburgo y Torino. Siempre acompañado por Hagopián y para presentar el disco, que se titula Una ilusión querida.

—¿Qué pasa con el tango en esos lugares tan exóticos para el género?

—Pasa lo mismo que cuando vienen artistas de habla inglesa o de otros idiomas. Valoramos la música, la interpretación y el temperamento del cantante. A mí me reconforta cuando el público, aún desconociendo el idioma español, se emociona con una canción de tango.

Nombrado un ilustre del tango

Nelson Pino fue declarado ciudadano ilustre de Montevideo. Conocido como "El embajador del tango", el intérprete viaja con mucha frecuencia por América y Europa donde lleva la entonación y el modo uruguayo de sentir el tango.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados