La última película de la trilogía

El fin del hobbit

El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos cierra con un final épico las aventuras de Bilbo Bolsón, 

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"El Hobbit" demostró hasta qué punto la industria puede estirar sus grandes éxitos.

Entrevistas gentileza Warner Bros. Pictures

Bajo el influjo de la enfermedad del dragón, el rey bajo la Montaña, Thorin Oakenshield, sacrifica la amistad y el honor en su búsqueda de la legendaria Piedra del Arca. Incapaz de ayudar a Thorin a entrar en razón, Bilbo Bolsón es llevado a tomar una desesperada y peligrosa decisión sin saber que delante de él se yerguen peligros aún mayores. Un antiguo enemigo ha regresado a la Tierra Media. Sauron, el Señor Oscuro, ha lanzado un ataque furtivo de legiones de orcos sobre la Montaña Solitaria.

Mientras la oscuridad converge sobre su cada vez más intenso conflicto, las razas de enanos, elfos y hombres deben decidir: unirse o ser destruidos. Bilbo se encuentra luchando por su vida y las vidas de sus amigos mientras cinco grandes ejércitos van a la guerra. De eso trata El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos, culminación del viaje de 16 años del director, coescritor y productor Peter Jackson para traer a la vida el multifacético universo de la Tierra Media evocada hace casi un siglo por J.R.R. Tolkien en sus obras maestras literarias El Hobbit y El Señor de los Anillos. Así hablan sus protagonistas.

-Peter Jackson, usted ha dicho que tenía una responsabilidad con esta película y con estos personajes. ¿Cómo la ve ahora, una vez terminada la película?

Jackson: Ya no tengo más esa responsabilidad. Ahora puedo ir a la playa (risas). Me siento muy responsable por el hecho de que estás intentando entretener a la gente y, para mí, es un fracaso total si hacés una película que la gente paga dinero para ir a ver y no le gusta. Desde ese punto de vista, estoy seguro de que hubo gente a la que no le gustó, pero sé que la mayoría disfrutó de ella, y es por eso que hacemos lo que hacemos.

-Andy Serkis, ha participado en las dos caras de esta trilogía, delante y detrás de la cámara (le prestó su rostro a personajes animados y también dirigió). ¿Qué se lleva de esta experiencia?

Serkis: Todo este viaje, para mí, ha sido extraordinario. En cierto modo se remonta a de dónde viene Pete como cineasta y cómo se llega a un punto en que los efectos visuales se convierten en un personaje. Además, ser convocado para dirigir la segunda unidad fue un shock enorme, pero eso habla de cómo Pete entiende las cosas, y la forma cómo colabora con todos los miembros del reparto y con todo el equipo; como un líder natural y un cineasta brillante. No es un concepto para venderlo, porque no lo necesita. Tiene una gran generosidad, es bueno aprender de un director que es un ser increíblemente generoso. No podía haber tenido mejor mentor para aprender.

Jackson: Creo que voy a tener que contratarte de nuevo, Andy (risas).

-Lee Pace, su entrada en esta película añade presencia y magnitud a Thranduil. ¿Ha sido divertido para usted interpretarlo?

Pace: En el set, te ponés la peluca rubia, la armadura de plata y preguntás "¿qué es lo próximo?". Porque no podés actuar un personaje así en La Batalla de los Cinco Ejércitos. Pero después ves cómo quedó la película visualmente y es simplemente extraordinaria. De alguna manera estoy en esa batalla masiva.

-Orlando Bloom, para usted debe de haber sido un viaje muy emotivo encarnar a Legolas en las dos trilogías épicas.

Bloom: Ha sido una locura pensar que yo tenía 21 años cuando me mudé a Nueva Zelanda (para rodar El Señor de los Anillos) y hoy tengo 37 años. Es emocionante en perspectiva. Pero, sí, es agridulce. Espero que Pete sienta el enorme sentido de lo que logró, porque yo estoy sintiendo un poco de eso y estoy muy agradecido por haber sido parte.

-Evangeline Lilly, ¿cómo fue interpretar una elfo intrépida como Tauriel?

Lilly: No creo que ella tenga miedo. Creo que está aterrorizada por todo y que supera esos temores. Eso es lo que los elfos se supone que deben hacer. No muestran nada en el exterior, todo va por dentro.

-Richard Armitage, ¿qué se siente llevar el peso y la profundidad de Thorin al concluir la trilogía?

Armitage: Thorin tiene una historia interesante que me permitió interpretarlo en tres películas. ¿Cuántas veces tenés la oportunidad de desarrollar una sola historia a través de tres películas? El material es increíble, J.R.R. Tolkien es increíble. Y este guión es absolutamente fantástico. Me dieron algunos diálogos increíbles. Estoy muy, muy agradecido.

-Martin Freeman, no es de todos los días que un actor tenga la posibilidad de encarnar un mismo personaje en más de una ocasión. ¿Es una propuesta fácil o más difícil?

Freeman: Te da la oportunidad de crecer y expandirte dentro de lo que estás haciendo. Me encantó expandirme dentro de Bilbo durante tres años. Esa es la verdad. Tenemos mucho tiempo para descubrir cosas de nuestros personajes, no es que apenas contamos con cinco minutos. Yo charlaba con Peter: "¿Qué hago para estar enojado? ¿Cuándo voy a mostrar un lado diferente de eso?". Y él siempre me decía: "Ya viene, ya viene. No te preocupes, ya le vas a dar forma". Lo que se aprende es a su propio ritmo. Aprendés a tener paciencia, básicamente, a que el tiempo de mostrar algo de tu personaje va a venir. Solo tenés que esperar.

-Ian McKellen, usted ha interpretado a Gandalf en las seis películas. ¿Cree que alguna vez le dirá adiós a este icónico personaje?

McKellen: Me despedí de Gandalf en 2000, cuando me fui de Nueva Zelanda. Y aquí estamos en 2014. Y sigue y sigue y sigue (risas). Ha sido la bendición de mi vida profesional. Al igual que todos los actores, pienso que tuvimos una gran suerte. No hay nada de suerte en la realización de películas, por supuesto. Pero el hecho de haber sido elegidos es maravilloso.

En el estreno de la película, me impresionó la edad de los niños, que habían pasado la noche allí para verla. Algunos de ellos no habían nacido en el siglo pasado, cuando empezamos con estos personajes. Por lo tanto, nuestro trabajo es parte de sus vidas, y qué más debemos estar haciendo que pueda tener un efecto en otros. El efecto podría ser crucial para ellos y los que vendrán. Terminás siendo parte de

películas que ahora son clásicos. Eso es abrumador. No puedo dar crédito, solo está ocurriendo. Así que al final, no es el fin. Es el comienzo, espero, ya que la gente va a ver la película y luego va a querer ver las seis completas. Será toda una nueva experiencia y, yo diría, no sabremos qué pasará hasta que la última película del Hobbit sea vista.

Jackson: Estaba pensando precisamente en eso el otro día, en dentro de tres o cuatro año, en las generaciones que verán las seis películas en el orden cronológico, que no es el orden en que fueron filmadas. Niños que hoy son muy chicos, que tienen 3 o 4 años y son muy jóvenes para ver estas películas. Pero dentro de poco tiempo, van a estar en condiciones de verlas y seguramente empezarán por El Hobbit y terminará con El Retorno del Rey. Entonces no va a ser como ahora, sino que va a ser una historia de seis películas.

-Jackson, ¿esto es lo que planeó desde el principio?

Jackson: Bueno, no cuando hicimos la trilogía de El Señor de los Anillos. Yo no sabía que iba a hacer las películas de El Hobbit. Pero cuando supimos que empezábamos con estas películas, pensamos en la historia como un todo, porque en la trilogía de El Hobbit hay muchas cosas diseñadas para las personas que van a ver la historia en el orden correcto.

-Luke Evans, en la película necesitan de un arquero para ser salvados. ¿Fue divertido interpretar a Bardo, uno de los héroes de la historia?

Evans: Sí. No era un héroe cuando lo leí en el guión, no era más que un solitario barquero. Supe de lo que era capaz al ver lo que termina haciendo en la tercera película. Cuando empecé a interpretarlo era un padre con tres hijos, sin esposa. Tenía un largo viaje por delante, así que fue muy satisfactorio ver que lo que finalmente ocurrió. Esa secuencia en la azotea, que fue la primera cosa que filmé.... Peter me puso los cables y me mandó a la azotea durante cuatro días.

Jackson: Hay muchas escenas de esta película que filmamos hace mucho años ya.

-Ryan Gage, le tocó un personaje genial, Alfrid. ¿Disfrutó llevándolo a la pantalla grande?

Gage: Sí, porque tiene mucho de tipo tonto. Es un personaje oscuro, de payaso. Así que me gustó encontrar un poco de eso en este ser amargado y codicioso, con todas esas cosas (risas). Poder exagerar y divertirme siendo esa persona por un tiempo. Fue un placer estar con él.

-Por último, Billy Boyd, usted compuso El Último Adiós. ¿Cómo fue darle un final a este maravilloso viaje con esta canción? ¿Cómo surgió?

Boyd: Supongo que no lo sé. Solo sé que cuando recibí la llamada telefónica, con la oportunidad de volver a Nueva Zelanda y trabajar con Fran (Walsh) y Philippa (Boyens) tan estrechamente para escribir la canción, me salió naturalmente. Después de la salida de Pippin de El Retorno del Rey (NdeR: su personaje en el film),en el remolque, empezamos a hablar de hacer la canción. Fue como una bola de nieve a partir de ahí.

Jackson: Además, tiene una voz fantástica. Sentimos que acababa de conseguir algo muy emotivo. Fue como un traspaso de las primeras tres películas a la segunda serie de tres películas.

Boyd: Fue genial. Era tan bueno estar allí de una manera diferente. Cuando estás acostumbrado a ser un actor y dejás de estar ahí las últimas dos semanas, la emoción de poner todo junto y sentarte con Pete para verlo editar la película fue un verdadero placer. Fue genial.

-Jackson, el año que viene llegará el Blu-Ray y DVD de la película, ¿qué ocurrirá luego? ¿Éste es realmente el final de su viaje por la Tierra Media o ve alguna posibilidad de volver a esta historia y a este mundo?

Jackson: Bueno, nosotros tenemos el corte extendido de La Batalla de los Cinco Ejércitos, que va a ser fantástico. Hay algunas cosas realmente grandes en ella. Cuando vuelva a Nueva Zelanda, voy a estar trabajando durante cinco meses para poner todo eso junto. Armarlo va a ser divertido. En realidad, hay algunas muy buenas cosas en ella. Hay que tener en cuenta que el Tolkien Estate es propietario de los derechos del profesor Tolkien…

-Martin Freeman, ¿hacer todas estas películas ha sido un viaje de autodescubrimiento?

Freeman: No sé exactamente lo que es el autodescubrimiento. Disfruté muchísimo y creo que eso tiene su propio valor, de alguna manera. Hacemos las cosas en la vida, ya sea trabajo o cosas personales, para el disfrute y enriquecimiento. Y ciertamente me dio eso. Creo que todavía es demasiado pronto para saber cómo me ha cambiado, si me ha cambiado, o cómo me ha informado. Creo que tal vez en 15 años pueda saberlo. En general, las cosas que aprendés en la vida no te das cuenta cinco minutos más tarde, lo notás mucho después. Por lo tanto, todo lo que sé es que estoy muy, muy contento de haberlo hecho. Estoy muy agradecido de haber podido trabajar en esto.

-¿Cómo resumiría cada uno en pocas palabras la experiencia de rodar en Nueva Zelanda?

Boyd: Mágica.

Gage: Fue impresionante en el sentido visual.

Evans: Memorable.

McKellen: Como "del propio Dios".

Freeman: Fantástica.

Jackson: Hogar.

Armitage: Pinot Noir (risas).

Bloom: Familia.

Pace: Inspirador.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)