CENA DE FAMOSOS

Graciela Alfano sirvió la mesa en Montevideo

La actriz argentina viajó a Uruguay para participar de la vigésima edición de la Cena de Famosos. En diálogo con Sábado Show, recordó la viralización de su número de teléfono en estas tierras que provocó decenas de llamadas y mensajes de orientales.“El celular se puso como loco pero realmente no lo tomé a mal”, dijo, aunque debió cambiar de número. Habló de su vida de pareja con un francés: “Es un vínculo libre, como se usa ahora”, comentó la diva de 64 años. Y se refirió a la relación amistosa que en la actualidad mantiene con su exnovio Matías Alé, quien también viajó a Montevideo: “Estoy feliz de verlo con salud”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La diva llevó la cena a la mesa del periodista Gustavo De los Santos.

—¿Cómo se dio tu llegada a Uruguay?

—Cada vez vengo más. Estuve hace poco en el festival de cine, donde recibí un premio a la trayectoria y también por la película Mariel espera. Ahora volví para apoyar este evento a beneficio de la Fundación Salud y organizado por Juan Herrera, que es amigo. Me interesa mucho venir a Uruguay para hermanarnos con estos eventos solidarios. Lo que hace la Fundación Salud es trabajar en el mejoramiento de la relación médico y paciente. Los que hemos vivido una enfermedad larga de una persona querida, sabemos que la relación con los profesionales es muy importante.

—¿Has tenido malas experiencias en ese sentido?

—No. Todo lo contrario, pero creo que es un terreno en el que debemos crecer. Los médicos tiene un compromiso con la salud y en muchos casos deben trabajar para humanizar sus métodos. En mi caso personal, nunca tuve inconvenientes pero estoy para sumar.

—¿Cómo te has sentido en Montevideo?

—Maravilloso. Desde que llegué al aeropuerto o antes en el avión de Amaszonas, me tratan divinamente. Aquí en el hotel Radisson también me siento muy bien. Se nota que Uruguay hace del turismo uno de sus pilares. Trata muy bien a sus visitante.

—¿Tuviste oportunidad de salir y tener contacto con la gente?

—Sí, el público es muy afectuoso. Su reconocimiento es el mejor premio que puede recibir un artista. Y siempre me sorprenden en este rubro. Hace poco en el estreno de la película se me acercó un joven con su bebé. Se sacó una foto conmigo y luego me pidió si podía sostener al pequeño en brazos. Luego sacó una foto del bolsillo en la que estaban su papá y yo, con él siendo bebé en mis brazos. Esas cosas son muy locas y fuertes para mí como persona. Yo cumplo con mi trabajo y las consecuencias de ese trabajo en el plano emocional de la gente tienen una magnitud que a veces el artista no se da cuenta. Cuando te golpea esa realidad, impacta. Algo bien habré hecho.

—¿No ha llegado a saturarte en algún momento?

—No. Cuando se viralizó mi teléfono en Uruguay, traté de atender a todos pero no pude. El aparato se puso como loco de tantas llamadas y mensajes. Realmente no lo tomé a mal. También lo vi desde mi parte cholula y me dije: "Si tuviera el teléfono de Matthew Montgomery también lo llamaría".

—¿Tuviste que cambiar el número?

—Sí, lo cambié. Pero agradecí por Twitter todas las expresiones de cariño que recibí. En general fue gente muy amorosa y con buena onda la que me llamó. Entiendan que no puedo atender a todo el mundo.

—Hace poco circuló que estás en pareja con un francés, ¿es así?

—Estamos sí. Es de esas parejas que se usan ahora, de gran libertad. En esta edad, ya no vamos a formar una familia. De hecho podemos compartir nietos. Es otra cosa. Vivimos muy libremente y muy bien. Es una relación de mucha cultura, nos gusta el arte y la literatura, disfrutamos mucho de los tiempos juntos.

—¿Cómo definirías la relación con Matías Alé?

—Estamos muy bien y contentos. Estoy feliz de verlo con buena salud. Está en un proceso de recuperación y está muy bien. Así lo que queremos ver.

—¿Irías al Bailando si te invitan?

—Este año ya no. Si me invitan a algo puntual, puede ser. Pero últimamente he estado este año dedicada a películas. La TV es muy exigente y no te permite hacer cine.

Un número viral.

Semanas atrás, cuando el número de celular de Alfano se difundió en Uruguay, comenzaron a agregarla a grupos. Ella envió un audio en WhatsApp en la que dice. "Quiero que me digan quién les dio mi número, porque veo que todos son de Uruguay que me están llamando por teléfono. Por favor. Yo, por supuesto que puedo bloquearlos, pero estoy apelando a su buena onda".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)