NOTA DE TAPA

Giannina Silva: "La pandemia empujó mi cambio de look"

La comunicadora estrena look en pandemia. "Esta situación me sensibilizó por completo, movió fibras que estaban frías en mí", explica.

Giannina Silva. Foto: Andrés Restano
Giannina revela que padeció una incómoda situación en el ascensor de su edificio con dos vecinos que se negaron a utilizar tapaboca. Foto: Andrés Resano

De un día para otro, Giannina Silva apareció en su ciclo Algo Contigo (Canal 4) de una forma irreconocible. Es que aprovechó sus días sin vida social por la pandemia para someterse a un radical cambio de look que deja atrás a la modelo de larga cabellera morocha con la que escaló en los medios. La nueva Giannina luce una rabiosa melena rubia que llegó para quedarse. “Me veo mejor que antes”, sentencia. La flamante blonda estrena su look en una jugada producción para Sábado Show y desnuda su intimidad sobre el período de pandemia: "Interrumpí mi vida sexual con otras personas, pero sigo viviendo mi sexualidad sin tabúes", revela.

¿Por qué resolviste hacer un cambio tan radical en tu imagen?

-Estaba aburrida de verme siempre igual, necesitaba un cambio en la cara. Desde el año pasado lo venía pensando y me imaginaba con una melena rubia rabiosa como esta. Hace unas semanas vi la película Atómica, en la que Charlize Theron usa este corte y lo visualicé en mí. Los cambios por la pandemia me empujaron a hacerlo, era ahora o nunca. Si me quedaba mal, le echaba la culpa a la locura por la cuarentena.

-¿Cómo es proceso al que te sometiste con tu estilista?


-Me hice una decoloración casi a pleno y después se aplicó un rubio sobre el pelo decolorado. También se colocaron extensiones para dar volumen. El corte ayudó porque hace que el pelo quede más nuevo y más sano.

-¿Cómo fue tu reacción la primera vez que te viste en el espejo con este look?

-Lo amé desde el primer momento, no tuve ninguna duda. Yo ya había sido rubia, pero nunca me había hallado con ese color. Ahora di con una profesional que se llama Adriana Mieres, y realizó un trabajo muy complejo. Logró el rubio que yo quería, en este color sí me hallo. Me encanta cómo me queda, estoy contenta y me veo mejor que antes.

Giannina Silva. Foto: Andrés Restano
Foto: Andrés Restano. Cambio de Look: Adriana Mieres. Estilismo: Jorge Cruz. Make up: Geraldine Meira. Tapabocas: Nicolás Osano.

-¿Cómo fue realizar una producción de fotos en tiempos de pandemia?

-Me encantó la propuesta de hacer fotos bajo las reglas de la nueva normalidad. El fotógrafo Andrés Restano y su equipo acomodaron todo el estudio, pasaron alcohol a todos los elementos que entraron, los que llegábamos fuimos dejando la ropa de abrigo del lado de afuera, nos dieron pantuflas para desplazarnos, usamos tapabocas, mantuvimos distancia social, nos pasamos alcohol en gel y nos lavamos las manos todo el tiempo. Me gustó que todos se hayan prendido a esto de una forma súper responsable.

-¿Qué cambios implementaste en tu vida cotidiana a raíz de la pandemia?


-Tengo muchos cuidados. Yo fui una de las primeras en usar tapabocas, y después vi como todos en Uruguay se fueron adaptando a estos cambios. La piel de mis manos está hecha carozo por lavarme y ponerme alcohol constantemente. Solamente salgo de mi casa para lo esencial, extraño horrores mi vida social. Y a mi mamá le llevo cosas y se las dejo del lado de afuera de la puerta.

-¿No ves a tu mamá desde hace dos meses?

-La fui a ver el domingo por el Día de la Madre y alguna otra vez puntual, pero yo me quedo en la puerta y ella está lejos en el living comedor. Además, las dos usamos tapaboca. Lo hacemos para vernos y hablar un rato, pero no es lo mismo.

-¿Creés que estamos próximos a retomar estas actividades sociales?


-Muchos se abrazaron a la “nueva normalidad” para retomar las actividades, pero a mí me preocupa que eso lleve a un rebrote. Hay que tener en cuenta que si los casos no se dispararon hasta ahora es porque todo se viene manejando bastante bien desde el principio. Pero si todos salimos normalmente puede pasar que la curva suba y otra vez se desate el miedo. Hay que estar atentos. No me gusta cuando voy a trabajar y veo que en 18 de Julio está lleno de gente, sin distancia social y sin tapaboca. Me provoca bronca que la gente no tome conciencia de lo que puede pasar.

-¿Qué es lo que más te preocupa?

-La salud de mis seres queridos. Tengo miedo de que le pase algo a la gente que yo quiero. Pero además sufro mucho cada vez que escucho que alguien falleció por coronavirus. Tengo empatía, me pongo en el lugar de la familia y me afecta. No es un número frío para mí.

-¿Has tenido que atravesar situaciones incómodas por compartir espacios con personas que no tienen los mismos cuidados que vos?


-Sí porque yo soy extremadamente cuidadosa y hay gente que lo toma de otra manera. Me pasó algo muy incómodo en mi edificio. Yo venía bajando en el ascensor usando tapaboca y dos vecinos quisieron entrar con la cara descubierta. Me molestó muchísimo y les dije “al ascensor hay que entrar de a uno y ustedes no tienen tapaboca”. Me dijeron que no y se metieron igual. Me generó mucha bronca.

-¿Has atravesado algún tipo de cambio interno a raíz de la pandemia?

-Sí, la pandemia me ha hecho realizar un cambio interno muy fuerte. Yo vivo sola y eso me da tiempo para estar conmigo misma, encontrarme conocerme y pensar. Me llevó a valorar más los vínculos. Si bien soy una persona que prioriza mucho los afectos, esto me puso más sensible y me llevó a acercarme a mi gente de otra manera. Estoy más sensible, lloro por cosas que antes no me hacían llorar. Por ejemplo, lloré al aire en Algo Contigo el día que hice una reflexión sobre cuánto se extrañan los abrazos y la cercanía durante la pandemia. Lloré por primera vez en mucho tiempo. Esto movió fibras que antes estaban frías en mí. Me sensibilizó por completo.

-¿Estás conforme con el accionar del gobierno ante la pandemia?


-Sí. Al juzgar la acción de un gobierno lo hago con pinzas porque no dispongo de toda la información necesaria para hacerlo. Claro que en el país de “Alicia en el país de las maravillas” pediría una cuarentena general y un subsidio para todos los que tengan que salir a trabajar, y así no habría ningún caso de coronavirus. Pero yo no sé con cuáles hilos tiene que manejarse el presidente. Dentro de las posibilidades que el gobierno dice que tiene, me gusta cómo se está manejando. Por algo estamos donde estamos, que si bien no es lo ideal es positivo al compararlo con otros países.

-¿Qué tan estricta has sido con la cuarentena en el plano de la pasión?

-No me vi con nadie, incluso desde antes que se decrete la emergencia sanitaria.

-¿No tenés sexo desde hace más de dos meses?


-Depende a qué le llames sexo... Con otra persona no, pero una tiene que recurrir a lo que está indicado para la salud. La sexóloga Alessandra Rampolla aconseja que las personas que no tienen pareja continúen su vida sexual solos porque es bueno para el organismo. Yo interrumpí mi vida sexual con otras personas, pero igual vivo mi sexualidad sin tabúes.

-¿Has recurrido al sexo virtual, por ejemplo?


-No, no he tenido sexo virtual. Al ser una persona pública correría mucho riesgo si se llega a filtrar alguna imagen mía. Pero además, no me gusta. No me motiva nada... Si no hay un encuentro presencial, prefiero que no haya nada. Y si no hay nada, yo me motivo con la sexualidad en sí. No necesito un incentivo externo.

-¿Has vuelto a hablar con alguna expareja durante este período de cuarentena?

-No. Cuando algo se cierra, se cierra. Algunos hombres con los que he salido me escribieron para decirme que les gustó mi cambio de look. Pero nada más.

-¿Y has entablado diálogo con hombres nuevos a través de las redes?


-Sí porque una está sin actividad y se habla con gente nueva. Me he contactado con gente de manera virtual. Eventualmente algún día me veré con alguno de ellos....

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados