ENTREVISTA

Gabriela Lavarello: "Nuestro desafío es desactivar el prejuicio de que el 5 es el canal del gobierno"

La conductora del informativo central de la TV pública desde 2016 se refiere también al clima laboral, cuestionado cuando la salida de Georgina Mayo y reveló que "nunca sintió una presión".

Gabriela Lavarello
Gabriela Lavarello

—Llevás 6 años en Canal 5, después pasajes por los canales 4, 12 y 10. ¿Qué te sedujo de la televisión pública?

—Yo estaba en Arriba gente en ese momento y me llegó la propuesta de TNU, que por ese entonces atravesaba un momento de cambios. Se había ido Iliana Da Silva de la dirección periodística y Andrea Tabárez de la conducción del informativo. Joaquín Costanzo era el director del canal y fue quien me hizo la propuesta. Aunque hasta ese momento, casi siempre había trabajado para los canales privados, miraba a la televisión pública como un lugar donde podría desarrollar facetas muy interesantes de la comunicación. Me seducía la televisión pública en tanto función social. Por eso cuando me lo ofrecieron, dejé un muy disfrutable trabajo que tenía en Canal 10 por Canal 5.

—¿Qué características tiene esa función que te seduce de la TV pública?

—Por un lado está lo que nosotros pretendemos y por otro, lo que se puede hacer. Entre esos márgenes nos movemos todos. Lo que pretendo yo como periodista de la TV pública refiere al rol alternativo de la comunicación. La TV estatal no tiene por qué pelear por el rating pero debe llegar a la mayor cantidad de posible de televidentes. Tiene una obligación de contexto y debe profundizar mucho. A veces se puede y a veces no. Aquí aparece el problema de los recursos. Más de que en ocasiones se logra, no siempre podemos rodear a las noticias de todo el contexto, hacer informes o salir de la agenda. Aunque a veces no se puede, siempre se pretende y eso está bueno.

—Además de la conducción del informativo central estuviste en la revista matinal por tres años...

—Sí. Fueron tiempos intensos, pero disfrutaba mucho de la revista. Allí había columnas de áreas de interés que me parecían muy interesantes para la TV pública: de ciencia, de medio ambiente, de arquitectura, psiquiatría... con todo eso salíamos de la agenda. Pero bueno, esa revista se terminó.

-—Canal 5 suele tener etapas muy vinculadas a las diferencias administraciones y su signo político y a menudo se reclama una visión más a largo plazo. ¿Cuál es tu visión?

—La TV pública debiera ser de alto consenso. Tendría que haber un debate de la sociedad toda: el sistema político, la academia, los trabajadores... todos debería dar sus opiniones acerca de hacia dónde debería ir al TV pública para luego acordar un proyecto que trascendiera a cualquier administración. ¿Cuáles son esos intereses generales que debe reflejar la TV pública? Eso es difícil en Uruguay. Más allá de que haya intentos de algunas direcciones con más ahínco que en otras, no siempre se logra. Algunos entienden que el canal debe dedicarse en exclusividad a la cultura, otros entienden que debe ser más específica o que se debe apostar al entretenimiento. Todo eso puede confluir en una protesta integral y verdaderamente alternativa a lo que ofrecen los canales privados.

—Por lo general, cuando se discute este tema se hace con las banderas políticas de una u otra administración...

—Puede ser y es una lástima. Sería sumamente rico que el país diera una discusión sobre la TV pública para generar una política de Estado. Gane quien gane, el medio público tenga un cometido claro y su programación lo refleje.

Gabriela Lavarello y Leonardo Luzzi.
Gabriela Lavarello y Leonardo Luzzi en el nuevo "Canal 5 Noticias".

—Con esta administración hubo algunos cambios, ingresaron nuevos periodistas, entre ellos tu compañero Leo Luzzi. También se unificó el área periodística. ¿Cómo estás viendo la dinámica actual de trabajo?

—Es muy interesante lo que está ocurriendo con la unificación de los medios públicos. Más allá de que haya quienes están más o menos de acuerdo con esto, mi posición es que la complementariedad de medios aporta riqueza en los contenidos. En el canal faltaba mucha gente y muchos compañeros de las radios concursaron e ingresaron a hacer lo mismo que hacían pero en lenguaje televisivo. Y son personas hipertalentosas. Se generó una dinámica de trabajo muy enriquecedora para todos.

-—En cuanto a criterios periodísticos o lineamientos, ¿notás algún cambio?

—El lineamiento es el de ir a una pluralidad que en realidad siempre estuvo. La gente sigue trabajando con la misma honestidad con la que trabajaba antes. Si la pregunta es esa, no estamos recibiendo presiones de ningún tipo. Frente a temas polémicos, cada vez que se presenta una visión, se muestra también otra. Es una cosa que todo el periodismo, a mi juicio, entiende mal. Creemos que presentando “las dos caras de la moneda” de una situación damos una información completa cuando en realidad, la moneda tiene muchísimas caras. Lo ideal, aunque materialmente imposible, sería reflejar todas las caras.

—¿Y en la administración anterior recibiste presiones?

—No. Yo hacía entrevistas en La mañana y jamás recibí un condicionamiento. Tampoco en el informativo. Siempre trabajé con libertad. Antes y ahora. Creo que lo mismo sucede con mis colegas.

—¿Te parecen injustas las acusaciones de oficialismo de antes o de ahora en Canal 5?

—Siempre a TNU se lo acusó de canal oficialista porque falta la construcción de la cultura de lo público. Cuando abro el informativo, siempre digo: “Bienvenidos a la televisión pública”. El 99% de los periodistas somos los mismos que estábamos en la administración anterior y seguimos haciendo el mismo trabajo. En realidad, yo no creo que sea el canal del gobierno, sino del Estado. Lo pagan los blancos, los frenteamplistas, los colorados, los de Cabildo Abierto... los pagamos todos al canal. Nuestra lucha periodística es demostrar que no somos el canal del gobierno. Es un desafío importante para nosotros desactivar ese prejuicio. Si se analizan los contenidos, de antes o de ahora, no hay nada tendencioso en los informativos.

—Cuando se produjo la salida de Georgina Mayo se habló de un mal clima laboral en los informativos de Canal 5. ¿Dirías hoy que hay un ambiente de trabajo difícil?

—En TNU hay un clima laboral fantástico. La incorporación de los compañeros de la radio ha contribuido muchísimo a eso. Hay espíritu de equipo, un objetivo común y la gente se mata por sacar los informativos y los productos de la mejor manera. Eso es lo que yo veo en el presente y lo que te puedo decir.

—¿Cuál es tu visión de la relación laboral que suelen tener los comunicadores con Canal 5, que suele ser a través de contratos por corto plazo?

—Eso se viene arrastrando desde hace mucho tiempo. Tenemos contratos a uno o dos años. Nos genera una inestabilidad que no está buena. También es cierto que el Estado no tiene por qué tener periodistas, pero sí necesita periodistas para poder difundir. Eso genera una precariedad que no es lo deseable en el desarrollo laboral de cualquier trabajador. Estamos a merced de que mañana no tengas tu trabajo. En lo privado pasa algo similar con la facturación. Ninguna de las fórmulas es la ideal.

—¿Crees que Canal 5 debe salir a buscar más audiencia?

—Siempre es deseable una mayor audiencia pero la demanda de determinados productos, no justifica la oferta. Por ejemplo, hoy los canales privados ofrecen programas de preguntas y respuestas en horario central. ¿Canal 5 tiene que hacer lo mismo para disputar esa audiencia? Yo creo que no. Creo que la TV pública debe buscar más audiencia pero siendo alternativa y apostando a productos de calidad y que vaya más allá de lo que la gente pide. Porque de dónde sale que la gente “pide” programas de preguntas y respuestas. De una cuestión de mercado. Yo no sé si los fundamentos de programación de la TV pública deben remitir al mercado. Creo que hay que sortear la tentación del éxito “fácil” y ser una alternativa de calidad.

—¿Estás en redes sociales?

—Sí, pero no soy activa. Tengo los likes o dislikes en mi casa. Es un territorio más que nada catártico y el nivel de análisis llega a veces a la altura del zócalo.

—Además de la conducción del informativo, participación en producción y locución de documentales sobre ciencia y medio ambiente. ¿Cómo surgió ese perfil?

—Siempre me atrajeron los temas vinculados a la sustentatibilidad y a la ciencia. Ahora se puso más de “moda” el contenido científico por la pandemia, lo que también me preocupa porque no deben interesar los temas por “moda” porque cuando esa tendencia pasa, debería ser interesándonos. En mi caso, he participado de documentales para el Instituto Clemente Estable y para el Sistema de áreas protegidas, entre otras instituciones. Me gusta mucho ese perfil.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error