ENTREVISTA

Florencia Sagasti, revelación en el Este

Argentina de nacimiento, pero una veraneante eterna de Punta del Este. Florencia Sagasti (27 años) soñaba con instalarse en el máximo balneario oriental. Luego de estudiar comunicación y actuación en Buenos Aires, en 2015 recaló en Canal 7 de Maldonado, donde conduce el noticiero y un programa deportivo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Florencia Sagasti

Actriz, conductora, modelo y fanática del deporte. Florencia Sagasti, 27 años y argentina de nacimiento, recaló en Punta del Este en 2015, donde impacta con su ductilidad: es conductora del noticiero de Canal 7 de Maldonado, además de participar en el ciclo A puro deporte y ser coconductora del ciclo radial Mira quien habla (FM Gente)

El apellido Sagasti está vinculado a Punta del Este desde hace décadas. Armando Sagasti, abuelo de Florencia, tiene una inmobiliaria en el balneario y ha sido uno de sus principales desarrolladores. "Desde niña venimos en los veranos a Punta del Este. Toda la vida fue mi sueño vivir aquí", cuenta la joven comunicadora.

Luego de formarse como actriz y como periodista en Buenos Aires, decidió que era el momento de ir detrás de su anhelo. En el verano de 2015 repartió currículum y su material por los medios de Maldonado y obtuvo una convocatoria del Canal 7 local.

"Volví a Buenos Aires, resolví mis asuntos allá y en febrero ya estaba instalada y empezando a trabajar", recuerda.

Noticias y deporte.

Florencia Sagasti comenzó en Canal 7 en el noticiero y en el magazine matinal Desayunando con las noticias. Luego también exploró otra de sus pasiones: el deporte.

Surfista y jugadora de hockey de toda la vida a nivel amateur, la comunicadora siempre fue una interesada por el mundo de la competencia deportiva. Hoy conduce el ciclo A puro deporte y también participó de un ciclo televisivo en Canal U titulado D10.

"Soy de una familia muy deportista y desde chica me atrae", asegura.

En el terreno de los sueños, complementa: "Me encantaría tener un programa propio más dinámico. Me gusta mucho el entretenimiento, juegos, interés general, las entrevistas. Ya se dará".

A la hora de la conducción del informativo, Florencia Sagasti debió empaparse de la realidad y las nociones históricas de Uruguay. "Por suerte mis compañeros me ayudaron un montón desde el primer día. Cada duda que tengo les pregunto", dice.

Pero Florencia también espera desarrollar su faceta de actriz y de incipiente cantante en el Este oriental. "Estamos intentando formar una banda con amigos en Punta del Este. Yo sería la voz", dijo y no descartó que el género sea el de la "cumbia cheta".

"Es lo que está de moda, aunque a los hombres les cuesta adaptarse un poco a lo popular. Les gusta más el rock u otros géneros. Veremos. A mí me gustan muchos tipos de música y me adapto", complementa.

Precios y verano.

Hace días circuló en redes sociales el ticket de una pizzería de Punta del Este que cobró más de 800 pesos por una pizzeta.

"Aquí se armó un gran debate sobre eso. Lo que tenemos que decir es que hay variedad de precios. Hay lugares caros, pero también crece la oferta de sitios con calidad y buenos precios. No todo es abuso", opina.

Sagasti compara incluso con los precios de Buenos Aires, que últimamente se ha encarecido.

Como casi todos los lugareños de Punta del Este, a Florencia Sagasti no le gusta tanto cómo se transforma el balneario con la masividad de visitantes en el verano. "Se complica el tránsito y la afluencia de gente a ciertos lugares", dice.

Ella prefiere a Punta del Este en primavera o en otoño, con un clima benigno y la tranquilidad de los espacios.

De su vida en Buenos Aires extraña la familia y algunos aspectos de la vida social.

Sin embargo, desde que está radicada en Punta del Este que tiene más tiempo, a pesar de sus múltiples actividades. El ritmo de vida de una gran ciudad absorbe los tiempos libres mientras que las pequeñas comunidades los potencian.

Vivir frente al mar era uno de los motivos principales del anhelo de Sagasti por instalarse en Punta. Hoy, cada vez que puede, va a la playa, con o sin tabla de surf, por lo menos a sentir la arena en sus pies.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)