ENTREVISTA

Federico Ramos: el músico uruguayo que tocó en los Oscar

Nacido en Montevideo y criado en Treinta y Tres, el artista oriental de 64 años es uno de los creadores de la música de la película animada Coco. Acompañó a Gael García Bernal en la última ceremonia de los Premios Oscar. 

Federico Ramos
Federico Ramos

—¿Cuáles fueron tus primeros contactos con la música?

—Siempre en mi casa existió la música. A mi madre le encantaba cantar tangos todo el tiempo y cuando mi padre llegaba ponía la radio a todo volumen con música clásica. Era fanático de Vivaldi y Bach. En ese entonces tenía cuatro o cinco años y recuerdo que al vivir en una zona rural no tenia con quien jugar. Me iba al campo donde con los sonidos de la naturaleza improvisaba melodías en mi cabeza. Te diría que en ese momento no me imaginaba que la música era creada por personas y menos que esas personas tocaban instrumentos. Para mí todos los sonidos de la naturaleza eran música, por ejemplo la lluvia, el viento, el correr del agua, los pájaros y todo junto formaba una sinfonía. 

—¿Y los comienzos con la guitarra cómo fueron?

—Un día estábamos acampando con mi familia en La Charqueada sobre el Río Cebollatí y llegaron dos músicos con guitarras. Comenzaron a cantar y ese momento marcó mi vida. Quedé fascinado. Mi padre tuvo una gran influencia en mi carrera. Cuando yo tenía siete años nos mudamos a Maldonado donde él pasó a ser el director de la escuela industria y el profesor de carpintería de la escuela de Rocha, Dino Menichini, amigo de mi padre, fue a quien le pidió que me construyera mi primer guitarra clásica. Desde ese momento comenzó mi carrera.  

—Estudiaste en España, ¿cómo se dio la llegada a Europa?

—Sí, ya más grande nos fuimos a España con un grupo de rock llamado Psiglo. Al poco tiempo, la banda se disolvió pero decidí quedarme a estudiar en el Real Conservatorio de Madrid. Me encontré que todos los estudiantes allí eran niños y solfeaban en cinco claves. Como yo era el único adulto, me dio tanta vergüenza que salí y empecé a estudiar directo con los profesores.

—¿Y el desembarco en Estados Unidos?

—Vine a Estados Unidos en 1980 para hacer un curso intensivo de un año en el MI (Musicians Institute) con la idea de regresarme a España una vez terminado. Mientras hacia el curso aquí en Los Ángeles me trataron tan bien y me apoyaron para que continuara mis estudios en el Instituto (California Instutute of the Arts) y así fue como me recibí. 

—Creaste las canciones de guitarra del film animado Coco, ¿cómo llegó a esa propuesta?

—Creo que fui seleccionado porque al haber en México, España, Uruguay, Sudamérica y en EE.UU. El proceso duró cinco años ya que Pixar está permanentemente innovando nuevas técnicas y en Coco agregaron colores mas brillantes y realistas, como también innovaron en la parte música haciendo que primero fuese el guión, luego la música y por último, la animación.

—¿Qué características tuvo el proceso?

—Durante el proceso musical y de animación cuando yo tocaba la guitarra, tenia varias cámaras siguiendo exactamente los movimientos de mis manos y dedos, cada nota que se escucha y se ve durante toda la película son mis manos, mis dedos que fueron animados digitalmente. Mucho antes de que el film fuese terminado invitaban a periodistas internacionales a oír los temas. La producción observaba las reacciones y expresiones de los presentes para luego duplicarlas en la animación como reacciones de los espectadores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados