EL GALÁN DE LA TORMENTA

Fede Bal: "De la angustia se aprende"

El actor y productor ha vivido el año más difícil de su vida, luego del escándalo de separación con Barbie Vélez. Dice que su versión triunfará en la Justicia, mientras en lo laboral no para de acumular buenas noticias.El campeón del Bailando por un sueño disfruta de cada gala con soltura. En diálogo con Sábado Show, el galán habla de los pro y los contra de su familia y se declara soltero. “Así voy a estar por un buen tiempo”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fede Bal.

—El año comenzó para ti con el estallido del escándalo de separación con tu expareja Barbie Vélez, ¿dirías que 2016 es el peor año de tu vida?

—Sí y no. Es verdad que tengo un año complicado desde lo emocional. Se supo mediáticamente todo lo que pasó con mi ex. Estoy recién saliendo de una angustia grande y todo lo que conlleva una separación. Pero al mismo tiempo tengo muchas ganas de salir adelante y de pasarla bien. Me están pasando cosas muy lindas en cuanto a lo laboral y lo afectivo de mis amigos. Estoy muy enfocado en cuidarme y escucharme. De las malas relaciones, me quedo con la enseñanza y una actitud nueva ante la vida.

—Ahora a la distancia, ¿qué crees falló entre ustedes?

—No sé. Hubo muchísmo amor pero tal vez cedí en muchas cosas. Cedí mi privacidad, había entre nosotros unos celos enfermizos, que los naturalizamos. Era una relación en la que estábamos todo el tiempo juntos y hubo faltas de respeto que en su momento uno se da cuenta, pero se van acumulando y luego desencadenan la ruptura. Yo nunca creí que íbamos a terminar y menos de esa manera. Pero bueno: le deseo que sea feliz. Estoy en otra etapa de mi vida.

—Hace unos días circuló un informe de un peritaje que señalaba que ella tenía marcas de golpes...

—No. Lo que circuló es un informe de un primer forense al que ella acudió y le dio su versión. No es ningún peritaje. Yo fui a la Justicia para aclarar la situación y lavar mi buen nombre. Está todo presentado y confío en los jueces. Yo sé muy bien cómo sucedieron las cosas esa noche y ella también lo sabe. Pero no hay nada peor que el despecho de una mujer. Pero en el fondo, creo que la gente lo ve todo y se da cuenta de quién dice la verdad. No hago más que confirmarlo todos los fines de semana cuando salimos de gira con Enredados o en cada presentación del Bailando.

—¿Cómo es tu rutina de entrenamiento para el Bailando?

—Tres horas por día de baile. También entreno en el gimnasio, como sano, trato de descansar todo lo posible para llegar lo mejor posible a cada gala. Con Laura (Fernández, su compañera) nos lo tomamos muy en serio. Al salir campeones el año pasado, la vara está muy alta y nuestra exigencia crece.

—¿Se esperaban el triunfo en el Bailando 2015?

—Nunca pensamos ni que íbamos a llegar a la final. Y cuando llegamos bailamos como si fuera la última vez. La rompimos: la gente lo vio y nos premió. Fue el punto más alto de mi carrera.

—El otro día jugaste al Pokémon Go en la previa con Marcelo Tinelli, ¿jugás?

—Sí, me encanta. Le dedico poco tiempo, pero me gusta. Yo era fanático de Pokémon de chico y esa aplicación si la usás con respeto y cuidado, está buenísima. Muy divertida. Hay que acostumbrarse porque la realidad aumentada es lo que se viene.

—También hubo un coqueteo con Carolina "Pampita" Ardohain, ¿qué te gusta de Pampita?

—Es una mujer hermosa, una de las más deseadas de Argentina. Bella, tiene una fama: todo el mundo quiere saber cómo está y dónde está, si va a Miami, si está sola o no. Todo el tiempo se habla de ella e hizo las cosas muy bien a nivel de medios. Cuando preguntaron si me gustaba, dije: "Sí, ¿a quién no?". Ella se sonrojó y nunca esperé que me diga "sos mi target". Nunca esperé un piropo así de una mujer tan hermosa como ella. El sueño del pibe: que la mujer más deseada de Argentina te diga eso...

—¿Vas por más con ella si se te presenta la oportunidad?

—Por supuesto. En el molde no me puedo quedar.

—¿Qué diferencias hay en esta temporada del Bailando con respecto a la anterior?

—Nosotros estamos más exigentes. Al haber sido campeones con Laura, sentimos la obligación de salir a romperla cada gala. Yo no soy un bailarín y hago lo que puedo. Por suerte, por ahora las respuestas del jurado son siempre buenas. Me encanta abrir la ronda de cada ritmo. Estamos muy confiados.

—En cuanto a la famosa previa con Tinelli, ¿hay algo preparado?

—Nada. Nunca se conversa nada. Marcelo es el rey de la improvisación, entonces con un gesto ya sabés por dónde seguir. Tengo muy buena onda con él y no me parece que haya que tener algo preparado. Yo me tiro a la pileta: creo que lo que garpa en este programa es la espontaneidad, como pasó el otro día con Pampita. Me tiró un centro hermoso y se lo seguí y se armó algo divertido, que nunca habíamos hablado. Estoy feliz. No me pelee con nadie y se están generando momentos muy divertidos cada vez que me toca salir a la pista.

—¿Cuál es tu objetivo en el programa?

—Ganarlo de nuevo. Ojalá. Sería histórico que exista un bicampeón. Pero vamos a paso a paso. Nos divertimos en cada presentación y estamos detrás de un sueño hermoso. Estuve visitando el comedor en Neuquén al que representamos y donde atienden a más de 80 chicos. Está en una zona muy humilde y tienen grandes necesidades.

—¿Qué es lo mejor para ti de haber nacido en tu familia?

—Lo mejor es que siempre estuve cerca del teatro, que es lo que más me gusta: la producción y el escenario. Estuve siempre con mis viejos y ellos me enseñaron de la constancia en el trabajo y el valor del esfuerzo por mejorar. Esa es la clave.

—¿Y lo malo?

—Lo peor fueron los escándalos mediáticos. Cuando mis padres se separaron, fue muy doloroso para mí que mucha gente opinara y dijera cosas que no eran. Pero hay que acostumbrarse al medio y saber que la TV es cruda y difícil. Hay que sacar lo mejor de esto y saber hasta dónde hablar.

—¿Crees que en el caso de tu separación hablaste de más?

—No, yo no me podía callar después de que ella dio una versión completamente errónea, que buscaba arruinar mi nombre y mi carrera. Salí a enfrentar esa versión y lo voy a volver a hacer cada vez que sea necesario, en defensa de mi reputación.

—¿Cuál es la clave para acostumbrarse a semejante nivel de exposición de tu vida?

—No hay clave. Nunca te acostumbrás, podés sobrellevarlo de la mejor manera posible. Cuando me separé tuve un mes de guardia periodística en la puerta de mi casa; me seguían cuando iba a hacer mandados o a pasear al perro. Era muy incómodo.

—¿Cómo te sentís en la soltería?

—Estoy muy bien solo y así será por un tiempo largo. No quiero estar con nadie por el momento porque estoy viviendo una época de crecimiento, especialmente en lo espiritual. Estoy muy consciente de los caminos que voy tomando. Antes de estar con alguien, quiero estar en completa armonía conmigo mismo.

—Los fines de semana estás de gira con Enredados, ¿cuál es el secreto de esa obra?

—El libro y el elenco: la gente explota de risa. En el elenco está Osvaldo Laport, Florencia de la V, Sebastián Almada, Magui Bravi... es un obrón. Estamos felices. Impresionante lo que dio esta obra que empezó en verano y ahora la estamos llevando por toda Argentina.

Rockerhair el look por APP.

Fede Bal es la imagen de Rockerhair, la aplicación que permite encontrar y reservar hora en el centro estético más cercano o conveniente. La app ya está a pleno en Uruguay y desembarca en Argentina y la región. “Antes de cada gala me gusta ir a la peluquería y cuidar el look”, asegura. Por más info: rockerhair.com

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)