LLEGÓ DESDE MÉXICO

Fabri Lemus, el youtuber repatriado: "Estaba preocupado y me comuniqué con Lacalle Pou"

El influencer Fabri Lemus llegó en un vuelo de la fuerza aérea a Montevideo el pasado domingo. Estaba varado junto a su novia en México: "El vuelo humanitario era mi última esperanza".

Fabri Lemus.
El youtuber uruguayo estaba varado en Cancún y logró regresar gracias al vuelo coordinado desde Cancillería. “Mi familia estaba preocupada”, asegura.

La cuarentena había dejado al popular youtuber uruguayo Fabri Lemus (ex Dos Bros) varado en Cancún. El joven de 23 años cuenta a Sábado Show la travesía que emprendió desde el día que le dijeron que que no había más vuelos comerciales desde México y debía permanecer allí mientras transcurriera la pandemia. La preocupación de su familia, el intercambio con el presidente Lacalle Pou y el final feliz en un vuelo de la fuerza aérea.

-¿Cómo era tu situación en México antes de que se cancelen los vuelos por la pandemia?

-Llegué a México con mi novia Rochi el 11 de marzo desde Colombia. Hasta ese momento la situación por la pandemia no era tan preocupante y teníamos el vuelo de regreso a casa para el 5 de abril. Hicimos un día de playa y el resto de los días optamos por hacer cuarentena, primero en nuestro hotel y luego en un apartamento. A la semana empezaron a cancelarse los vuelos, así que fuimos al aeropuerto para intentar cambiar el pasaje para volvernos antes, pero no fue posible. Los vuelos que quedaban no tenían lugar, y todo indicaba que no habría más vuelos al menos hasta mayo. Nuestra única salvación podía ser un vuelo de repatriación.

-¿Fue entonces que se comunicaron con la embajada uruguaya?

-Llamé al consulado uruguayo de Cancún y me anoté en la lista de varados. Ellos me contestaron que lo más probable era que tuviéramos que quedarnos al menos un mes más para esperar a que se abrieran los vuelos. Yo me preocupé y le escribí al presidente Luis Lacalle Pou por Twitter. Él me respondió muy amablemente y me pasó el contacto de Diego Escuder, el director general del Ministerio de Relaciones Exteriores. Me contacté con él y me informó que ya estaban negociando con los países para poder repatriar a los uruguayos. El 31 de marzo le volví a escribir y me dijo que ya habían avanzado con esta negociación y que me pusiera en contacto con el consulado uruguayo.

-¿Cómo fue tu reacción cuando te confirmaron que habría un vuelo de repatriación?

-Cuando el consulado uruguayo en México me lo informó, saltamos de felicidad. Lo primero que hicimos fue llamar a nuestros familiares porque estaban muy preocupados. Enseguida nos tomamos un vuelo hacia Ciudad de México y nos hospedamos en un hotel en el que estaban todos los uruguayos. Dos días después nos tomamos el avión de la fuerza aérea mexicana rumbo a Buenos Aires. Mi novia quedó en Argentina porque es de allá, y yo me subí al Hércules hacia Montevideo.

-¿Llegaron a plantearse la posibilidad de quedarse en México por tiempo indefinido?

-Sí, quedarnos en México era la opción más probable para nosotros. Yo no me esperaba que organizaran un vuelo para tan pocos uruguayos que estábamos allá. Nosotros nos estábamos quedando en un apartamento por canje, y nos pusimos a averiguar cuánto nos costaba alquilar un apartamento por un mes más, que era el tiempo que se suponía que pasaría hasta que hubiera vuelos nuevamente. Mi novia estaba muy nerviosa porque estaba mucho a su familia. Para muchos esta situación era muy difícil porque se había ido de vacaciones, no había pensado que podía llegar a pasar esto y estaba con la plata justa.

-¿Tuvieron que hacer otra gestión paralela para que tu novia argentina pudiera volver con vos?

-Sí, al principio no permitían que yo viajara con mi novia. Y si ella no podía viajar, yo me iba a tener que quedar porque no la iba a dejar sola en México. Nos tuvimos que comunicar con el consulado argentino, y finalmente nos respondieron para decirnos que la aprobaban para el vuelo. Por suerte pudimos volver juntos.

-¿Cómo fue ese viaje en el avión de la fuerza aérea mexicana primero, y en el de la uruguaya después?

-El primer avión de la fuerza aérea de México era grande y por dentro era idéntico a un avión comercial, como viajar en clase turista. Antes de subirnos nos hicieron muchos controles, nos entregaron un tapabocas nuevo para que usemos y nos dieron comida y agua. Hicimos dos paradas para cargar combustible y llegamos al aeropuerto de Ezeiza de Buenos Aires a las 19:00. Los uruguayos nos quedamos a pasar la noche en el aeropuerto porque el avión uruguayo Hércules llegaba al otro día a la mañana. Cuando vimos el avión no lo podíamos creer: este sí era distinto a uno comercial. No había asientos ni ventanas, sino que viajábamos unos frente a otros agarrados de unas mallas y enganchados con el cinturón. Fue una experiencia inolvidable que jamás pensé vivir. Le tengo que agradecer al canciller Ernesto Talvi y a toda la gente que trabajó en esta operación.

-¿Qué protocolo se aplicó cuando llegaste al aeropuerto de Montevideo?


-En el aeropuerto se tomaban muchas precauciones y nos hicieron firmar un documento para comprometernos a hacer cuarentena total por dos semanas. Yo lo estoy cumpliendo y estoy trabajando en mi cuarto, pese a que no tengo síntomas y me siento muy sano.

Fabri Lemus
El influencer Fabri Lemus de 23 años saltó a la masividad a partir del canal de You Tube Dos Bros, que inició en 2014 junto a su polémico colega Yao Cabrera. 

-¿El viaje a México había sido para grabar contenido para tu canal online?

-Sí, este año empezamos un proyecto junto a mi novia que se llama Vivir Viajando. Consiste en vivir cada mes en un país diferente para conocer sus mejores ciudades, culturas, comida, y todo esto lo documentamos en nuestro canal de You Tube. Estuvimos un mes viajando por Colombia, y conocimos Bogotá, Medellín, Cartagena e Isla de San Andrés. Después nos fuimos a México y a la semana se empezó a decretar la cuarentena en varios lugares del mundo. Tuvimos que frenar las grabaciones en el exterior, pero grabamos la experiencia de viajar en un vuelo militar y la subimos a youtube.com/fabrilemus.

-¿De qué forma percibiste que se vivía la situación del coronavirus en México?

-Al principio no le dieron importancia a la pandemia. El propio presidente López Obrador incentivó a los mexicanos a que salieran a comer y a juntarse con amigos, ¡todo lo contrario a lo que se estaba pidiendo en Uruguay! Nuestra sensación era que dentro de unas semanas México estaría muy mal. Días después el presidente se retractó y pidió que la gente se quede en sus casas. También se clausuraron las playas de Cancún. Por suerte ya tomaron medidas para prevenir la expansión del virus.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados