sandra bullock habla de "ocean's 8: las estafadoras"

Estafadora

Lou (Cate Blanchett) y Debbie (Sandra Bullock) planean llevar adelante el mayor robo de sus vidas: 150 millones de dólares. Y lo piensan hacer en medio de la Gala del Museo de Arte Metropolitano de Nueva York. Tamaño golpe demanda un equipo de expertas y para ello eligen a las mejores.

Las Estafadoras
Ocho mujeres planean un robo multimillonario.

Serán ocho mujeres dispuestas a dar lo mejor de sí, Las 8 de Ocean, que es el apellido de Debbie, hermana nada menos que de Danny Ocean, el ladrón que ya conocemos de las distintas versiones de La Gran Estafa. La película cuenta con la dirección de Gary Ross, que coescribió el guión con Olivia Milch. Steven Soderbergh y Susan Ekins participan como productores.

Cinco años, ocho meses, doce días... y contando. Ese es el tiempo en el que Debbie Ocean (Sandra Bullock), recién liberada de prisión, ha estado preparando el mayor robo de su carrera.

Sabe lo que va a necesitar. Un equipo de las mejores en su campo, empezando por su antigua compañera en el crimen Lou (Cate Blanchett). Juntas reclutan un equipo de especialistas: la joyera Amita (Mindy Kaling), la estafadora Constanza (Awkwafina), la perita experta Tammy (Sarah Paulson), la hacker Nine Ball (Rihanna) y la diseñadora de moda Rose Weil (Helena Bonham Carter).

El objetivo son 150 millones de dólares en diamantes que adornarán el cuello de la actriz mundialmente famosa Daphne Kluger (Anne Hathaway) en el evento del año, la Gala del Museo de Arte Metropolitano (Met).

Su plan parece ser sólido como una roca, pero tendrá que ser impecables si quieren que todo salga bien.

De eso trata la película que encabeza Sandra Bullock y de la que la actriz habó en la siguiente entrevista.

-¿Cómo se involucró en Ocean's 8: Las Estafadoras?

- [El último productor de Ocean, 11, 12 y 13] Jerry Weintraub me llamó y me dijo: "Sandy, tengo que hablarte sobre hacer una nueva película de Ocean. Esta vez, vamos a hacerlo con las damas". Jerry puede convencer a cualquiera para que haga algo. Hay una razón por la que fue uno de los grandes productores, porque ama la película. Para Ocean's 8, Jerry quería una gran historia, algo de emoción, algo de humor y un gran gancho. Inicialmente, no pensé que me uniría, así que de alguna manera aplaqué a Jerry, bromeando con él que quería interpretar al personaje de Yen [acróbata china] de las películas anteriores de Ocean. Una semana más tarde me llama y dice que la película va a hacerse, y un año y medio después, el guión empezó a andar.

-Conocía las películas anteriores de Ocean. ¿Era una fan?

-Había visto la original [1960], Ocean's 11, con Frank Sinatra y el Rat Pack. Había visto todas las que había con George Clooney, Brad Pitt y todos esos tipos. Lo que me gustó de la idea detrás de estas películas es que podías pasar fácilmente la antorcha a otro equipo. El hecho de que interprete a la hermana de Danny Ocean es divertido; suponés que todos los miembros de la familia Ocean son delincuentes y lo hemos confirmado con esta película. Pero nunca olvidaré que Jerry estaba dispuesto a poner a ocho de nosotras juntas en una película y tenía fe en que podríamos lograrlo.

-Al explicar sus motivos para robar, Debbie Ocean simplemente dice: "Soy buena en eso". ¿Es eso lo que realmente la lleva a intentar este atraco épico?

-Debbie proviene de una familia criminal. Mi suposición es que todos en la familia Ocean están en la mira o están ideando un plan. Todo para ellos es un plan. Todo es un trato. Para Debbie, se trata de la adrenalina, no es solo el dinero. Es la prisa de "¿podemos llevarlo a cabo?".

-¿Cómo eran los detrás de escena cuando las ocho estaban juntas?

-En el set, cualquiera que llegara primero tenía el sofá más cómodo y, de alguna manera, siempre fue Helena Bonham Carter. Ella se recostaba en el sofá con un plato de carnes y quesos enrollados en este lugar que también tenía chocolates, pequeñas cosas crujientes y bebidas. Era la reina.

Cate [Blanchett] y yo nos teníamos que apretujar una al lado de la otra, nunca frente a frente, tratando de no reír e intentando ser profesionales. Había algo en nuestra química que siempre desactivaba al otro y no lográbamos nada. No hicimos bromas pesadas porque no tuvimos tiempo para nada de eso. En cambio, tuvimos momentos más humanos que derivaron de estar cansadas y perder nuestras mentes.

Me encantó estar con estas mujeres durante el rodaje, y me encanta estar con ellas ahora, mientras hacemos prensa para la película, porque nos cuidamos la una a la otra. Si a alguna se le hace una pregunta incómoda, una de nosotras inmediatamente saltará y la cosa se desviará hacia ella. Es algo raro de lograr y se siente bastante bien.

-Hablemos de la recreación épica de la Gala Met. ¿Era surrealista estar allí vestida de alta costura y entre todas esas luminarias de la moda?

-Tenía algunas ideas muy específicas sobre el vestido que usaría Debbie, que fue diseñado por Alberto Ferretti. Necesitaba que la manga fuera extra larga en un brazo porque Debbie debe lucir una joya en esa escena. Yo quería que fuera negro porque eso es lo de Debbie.

Vi bocetos del vestido, pero las personas pueden dibujar a la distancia y, a veces, los bocetos pueden ser para alguien que mide y pesa distinto. Vi el vestido y la capa por primera vez cuando lo sacaron de la caja, y me dejó sin aliento porque estaba un paso más allá de los trajes que usaríamos para los Premios Oscar. Este vestido fue grandioso. La artesanía de los atuendos que ves en la Gala del Met real es extraordinaria, es alta costura. Están hechos a mano. Son decenas, sino cientos de miles de dólares en artesanía a mano. La moda, cuando se hace bien, es escultura; es un arte. Y tenemos que estar entre ellos.

Quería que cada mujer tuviera su tiempo en su atuendo "cautivador". Algo del cine en los años cincuenta. Tener ese tipo de brillo en nuestra película fue agradable. En la Gala del Met, alguien puede tener plumas de pavo real saliendo disparadas de su cabeza y, si está bien hecho, es lo más hermoso que hayas visto. Se espera que superes los límites. Cuando ves personas que son lo suficientemente valientes como para hacer eso, es realmente emocionante.

-¿Hubo áreas del Met que exploró durante el rodaje que no están abiertas al público?

-¡Sí! Durante el rodaje, las paredes cercanas a la entrada de seguridad estaban cubiertas con fotografías originales en blanco y negro, que datan de cuando se fundó el Met, cuando estaban averiguando dónde se colocarían los artefactos, como la exposición King Tut. Me encanta la historia del Met y de los edificios en general. Normalmente no podés ver eso cuando estás en el museo.

-¿Qué hace que las películas de robo sean tan populares? ¿Es la realización de un deseo?

-Oh, completamente. No deseo robar nada, pero me gusta ver a otras personas hacerlo (risas). Es un placer culpable.

-¿Qué te impresionó más de cada una de tus compañeras de reparto?

-Awkwafina va a ser una voz de su generación en términos de su activismo y su elocuencia.

Sarah Paulson es una de las personas más divertidas y amables que he conocido.

Helena Bonham Carter es la reina y nos inclinamos a sus pies. Nos presentó a su madre. Todos tenemos abuela Ocean y es la madre de Helen. Helena es un buen ser humano.

Annie Hathaway es tan inteligente y rápida. No creo que ella haya mostrado eso en la película todavía. Si yo tuviera ese cerebro y esa profundidad, estaría dejando que todos supieran que lo tengo.

Cate Blanchett y yo somos muy similares en el sentido de que estamos en el centro de nuestro vórtice familiar. Queremos controlarlo todo, queremos asegurarnos de que todos tengan lo que necesitan.

Cuando Rihanna entra a una habitación, todos se detienen. Ella tiene el control total de sus talentos y es una brillante imitadora.

Mindy Kaling es tan amable y comprensiva que se desvía de sus dotes como escritora. La mayoría de las personas en nuestro negocio son "Mírame, mírame". Mindy, no. Admiro eso.

-¿Qué espera que experimente el público cuando vea Oceans 8 en los cines?

-Un buen momento. Todos necesitamos pasar un buen rato. Espero que experimenten la diversión y el destello del atraco, y la camaradería entre estas ocho mujeres. Y luego olviden que son mujeres.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º