MIRADAS

El embarazo de "La Princesita" que no fue y su cambio

a vida muta y nosotros dentro de ella también. El reguero de pólvora que recorrió el rumor de un embarazo de Karina "La Princesita" dio la vuelta al mundo. Una versión que no fue confirmada ni desmentida por varios días y cobró visos de noticia firme porque flotaba y volaba sin que aclarara nadie.

a vida muta y nosotros dentro de ella también. El reguero de pólvora que recorrió el rumor de un embarazo de Karina "La Princesita" dio la vuelta al mundo. Una versión que no fue confirmada ni desmentida por varios días y cobró visos de noticia firme porque flotaba y volaba sin que aclarara nadie.

En el medio de los rumores, ellos se fueron con un familión de 18 personas de vacaciones a Miami a una mansión, yate y muelle incluidos y con un viaje que orilló los 80.000 dólares de gastos, ¡nada menos y también justo derecho!

El tema fue que Karina al regresar sola a la Argentina, en realidad con su familia pero sin el "Kun", la cantante tropical era muy esperada en el aeropuerto de Ezeiza y los periodistas estábamos pendientes de su arribo como moscas al dulce. Hasta que finalmente llegó solita "la Princesita" y cuando todos esperábamos evasivas y preguntas sin respuestas, ocurrió todo lo contrario en un cambio rotundo de actitud.

Esta Karina en proceso de evolución declaró que no había ninguna chance de que estuviera embarazada, pero también pidió disculpas a los periodistas por haberlos negado tantos años y por no haber permitido antes ingresar a la intimidad de sus cosas.

La misma "Princesita" confió que siempre admiró la paciencia y sabiduría con que su amor, Agüero, había tratado temas filosos de su familia, piloteando y muñequeando tempestades y que ella empezaba a aprender en etapas básicas.

Desde ya, Karina, te anticipo que no será fácil. Porque abrir las puertas de familias tan numerosas implica dolores de cabeza y responsabilidades que al quedar expuestas ante los medios y la gente multiplican las tensiones. Pero también es cierto que uno con poco satisface a muchas inquietudes y es más fácil ser respetuoso y atento a la prensa que no serlo, por la devolución que se tendrá de ese gran Cuarto Poder tan decisivo en la mirada popular.

Por supuesto, una vez más, Karina no está embarazada pero desde ahora ha iniciado una nueva relación con su imagen pública y veremos cómo le va. En su inteligencia y piel con el periodismo estará la clave de destino inmediato. En algunos casos lo disfrutará y en otros lo sufrirá pero lo importante será su actitud para saberlo manejar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)