NOTA DE TAPA

Eliana Dide: "Soy de Peñarol, pero los hinchas de Nacional son muy respetuosos conmigo"

 Hincha y conductora del programa partidario de Peñarol Oro y carbón, Eliana Dide opina sobre el año complicado del club a nivel deportivo. También hace un balance de su paso por Masterchef.

Eliana Dide. Foto: Leo Mainé
Eliana Dide. Foto: Leo Mainé

-Fuiste parte de Masterchef Celebrity y alcanzaste instancias semifinales, ¿cómo valorás la experiencia?

-La experiencia Masterchef fue increíble. Me tomó por sorpresa la convocatoria y me pareció un lindo desafío. Además, en tiempos de pandemia, donde muchas puertas se cerraron, laboralmente también significó una oportunidad interesante.

-¿Cómo es tu relación con la cocina?


-Me gusta la cocina. Soy de experimentar. Prefiero la comida con toque oriental, bien condimentada. Quizás tiene que ver con las raíces libanesas de la familia de mi padre. Por otro lado, también soy muy de la cocina mediterránea por mi madre. Es una mezcla de sabores muy interesante pero que hay que saber manejar. Con Masterchef aprendí un montón.

-¿Qué valoración hacés del grupo de participantes que se conformó?


-Buenísima. La pasamos muy bien. No solo hay que destacar el aprendizaje, sino que la competencia fue lo que menos existió. A veces miro la versión de Masterchef Celebrity argentina y se sacan los ojos. Acá fuimos más bien compañeros. Dimos un ejemplo de compañerismo. En las redes mucha gente escribía agradecida por ver cómo se trata bien la gente en TV. Me pone súper feliz eso.

-Dio la sensación de que el jurado fue más “blando” con ustedes que en las ediciones anteriores, con participantes que no eran famosos, ¿coincidís?

-Creo que las devoluciones del jurado fueron menos exigentes porque tenemos otra confianza y sobre todo, porque no es nuestro sueño convertirnos en cocineros. Estábamos ahí para aprender sí, pero como un entretenimiento. A lo mejor alguno de nosotros termina siendo chef, pero a priori fuimos a otra cosa. El caso de los participantes anteriores era diferente. La exigencia con ellos fue doble porque su sueño es ser cocineros.

-¿Cocinás habitualmente?

-Depende. Si tengo tiempo lo hago. Me gusta mucho cocinar para los demás. Es un agasajo a la otra persona, una forma de transmitir muchas cosas porque la cocina tiene que ver con los sentimientos y también con un legado familiar. Creo que cuadra muy bien con el momento que estamos viviendo. En tiempos de tanta distancia, cocinando algo a alguien lo acercás a la familia y a tu vida. Disfruto de cocinar. Lo que no me gusta nada es lavar los platos después.

Eliana Dide. Foto: Leo Mainé
Eliana Dide. Foto: Leo Mainé

-Trabajás en una productora, además de ser modelo. ¿Cuánto te afectó la pandemia?

-El trabajo se vio afectado. Pasamos varias semanas sin rodajes. Yo estoy en la productora Trimax, desde donde hacemos el programa partidario de Peñarol Oro y carbón para DirecTV y en formato radio para Sport 890. Al principio lo hacíamos desde casa pero esa dinámica me mató. Después sí empezamos nuevamente a ir a estudios en el marco de esta "nueva normalidad". La publicidad, en tanto, empezó a funcionar antes que el resto de América Latina: se han filmado muchos comerciales en este tiempo. Por otro lado, yo también estoy trabajando en un proyecto de streaming con bandas de rock que está muy bueno. Doy clases de pasarela en la escuela de Leticia Fernández y estoy en un emprendimiento gastronómico en Parque Rodó. No me puedo quejar del cierre de año.

-¿Pero hubo momentos en que la viste más oscura?


-Sí. En marzo la vi durísima para la gente del medio y de la publicidad. Un rodaje te hace la diferencia en el mes y no tenerlo es complicado. Pero más allá de eso, también me dio tristeza y reflexioné sobre la importancia de los vínculos en tiempos en que tenemos que minimizar los momentos de encuentro.

-¿Oro y carbón volvió a su formato habitual?

-Estamos en formato más normal y además, hay fútbol. Llevamos tres años con el programa en TV y dos en radio. No soy periodista deportiva pero me gusta el fútbol, soy apasionada y opino como cualquier hincha. He tenido buena llegada con el hincha de Peñarol. Se dice que es difícil el vínculo entre el hincha y la mujer comunicadora en deportes pero ya no es tal. He hablado con otras chicas que trabajan hace tiempo en el deporte y les digo que es admirable lo que han logrado. Abrió puertas a todas las que venimos atrás.

-Al ser un programa partidario, ¿cómo definirías tu rol?

-Se trata de ser un vehículo de comunicación con los hinchas. Durante la campaña electoral, recibimos a todos los candidatos para que dieran a conocer sus ideas.

-Ha sido un año difícil en lo deportivo para Peñarol...


-Sí, año complicado para el vínculo con el hincha. Recibimos muchas llamadas de personas muy enojadas. Desde nuestro lado, tratamos de meterle buena onda porque nuestra intención no es dar palo al equipo ni al club. Obviamente que los tironcitos de oreja siempre tienen que existir porque cuando las cosas no salen, hay que llamar la atención. Pero tratamos de que sea siempre con respeto y que no haya insultos. Siempre pasa que llama algún hincha del tradicional rival para pudrirla. Nos pasa a nosotros y a Triconectados, que es de la misma productora.

-¿Qué valoración hacés del resultado del Clásico? ¿Salva la temporada?


-Para Peñarol aporta haber ganado el Clásico en cuanto a lo anímico. Aunque todavía falta el Clausura. Queda medio campeonato por delante y esto va a aportar. Lo que no aportó en nada fue la situación final y mucho menos en el momento que estamos viviendo de pandemia. Es un mensaje terrible que le dan a la población. Pero sin duda para el momento difícil que estaba pasando Peñarol esto es una buena señal. La victoria viene bien también para el momento político: un presidente que se va con un triunfo y otro que entra con ese mismo triunfo.

-En tu caso personal, ¿te enojás?


-Me enojo, me indigno con el fútbol uruguayo. Es tremendo, pero aprendí a controlarlo. No soy de insultar ni de gritar nada. Ni siquiera cuando voy al estadio a ver Peñarol. Me parece que no suma. Nunca va a ser el camino la violencia de ningún tipo.

-¿Tu identificación con Peñarol fue costosa en redes sociales? Has sido pareja de Iván Alonso...


-No. Porque nunca tuve problema con el hincha de Nacional. Siempre dije donde estaba mi corazón. Soy hincha de Peñarol, por más que haya tenido una relación con un futbolista de Nacional, siempre fueron súper respetuosos. Alguno dice alguna cosa en redes sociales o te manda a lavar algo o hacer cosas del hogar. Me da gracia a esta altura. Pero la verdad es que siempre tuve la mejor. No tengo nada que decir del hincha de Peñarol o de Nacional.

-Hace unos días, le hiciste una acotación al dirigente aurinegro Alejandro Ruibal, quien comparó a Peñarol con una “mina linda, pero loca”.


-Fue un llamado de atención por una comparación que me pareció poco feliz. Conozco a Alejandro Ruibal y tengo buena onda con él. Fue muy caballero en su respuesta y para mí, es tema superado. Pero me parece que está bien hacer esto con respeto. Tampoco puede ser violenta la mujer en sus métodos de reclamo. No es mi estilo confrontar. Creo que la mujer está tomando un lugar importante en la sociedad, a pesar de que aún estamos lejos de ciertos lugares de privilegio, pero se está avanzando mucho.

-¿Cuál es tu situación sentimental?

-Estuve sola en la cuarentena, antes y después. Estoy sola y tranquila. No me cierro al amor porque me parece que la vida compartida está increíble. Ya llegará. Sin ansiedad. No que hay apresurarse porque ahí es cuando salen los errores.

-¿Faltan candidatos?


-Siempre hay candidatos. No es por ser agrandada. Pero por cada roto hay un descosido. Son los momentos también. Hace muchos años que no estoy en pareja. En este tiempo pensé mucho en mí y me dediqué a crecer de otra manera. Pude poner energía en cosas que estando en pareja hubiera sido complicado porque las decisiones son compartidas. Podés moverte de otra manera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados