HAPPY VALLEY

Dura de roer

Los policiales ingleses tienen muy buena fama y con razón. Ejemplos sobran en todas las épocas. De la actual, hay uno de ellos que vale la pena destacar y detenerse un poco a conocer su historia.Hablamos de Happy Valley, la serie que este año se consagró como gran triunfadora de los BAFTA, el premio más importante del cine y la televisión británicos. Tiene tan solo dos temporadas, de seis episodios cada una, y ya confirmó que habrá una tercera, pero para la que habrá que esperar hasta el año que viene. Sarah Lancashire es el alma de esta serie, en la piel de una sargento de policía agria, directa y muy eficiente. Sally Wainwright es la guionista, responsable de una historia pueblerina que no se detiene solo en el caso policial que guía cada temporada, sino que también va un paso más allá retratando los dramas de sus protagonistas. Uno de ellos tiene que ver con un violador que dejó una marca muy fuerte e imborrable en la vida de Catherine, y que sobrevuela su vida sin que la pol

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Happy Valley

En dos temporadas lleva ganados dos BAFTA a Mejor Serie Dramática, el premio más importante de la TV británica. No es el único galardón del que esta serie de la BBC puede alardear, hay muchos más y varios distinguen los tres pilares de la historia: la serie en su conjunto, su protagonista (Sarah Lancashire) y su guionista (Sally Wainwright).

Happy Valley está disponible en Netflix y, si aún no la vio, le recomendamos que lo haga porque es de lo mejor que se puede encontrar por esta época en materia de series policiales. La historia transcurre en el Valle de Calder, en el condado de West Yorkshire, donde vive y trabaja como sargento de policía, Catherine Cawood (Lancashire). Es ella quien ha bautizado a la zona como Happy Valley -Valle Feliz- por el problema que hay allí con las drogas.

De todas formas, los dos casos que hay que resolver en las dos primeras temporadas, si bien tienen vínculos con el narcotráfico, el rótulo principal es otro: un secuestro, por un lado, y un asesino en serie, por otro. Y, como trasfondo de ambos, el drama que aqueja a la protagonista: el violador de su hija (James Norton) no la deja en paz. Tommy Lee Royce no solo abusó de la hija de Catherine, sino que como resultado de ello la chica quedó embarazada, dio a luz a un niño y la sargento de policía debió encargarse de criarlo cuando la madre, que no pudo sobreponerse a la situación, terminó suicidándose. La decisión de Catherine no contó con el apoyo de su marido, llevando a que el matrimonio entrara en crisis y terminara en divorcio. Tampoco el otro hijo de la pareja estuvo muy de acuerdo con su madre. Y, para colmo de males, el niño es bastante conflictivo.

Catherine no tiene miedo a nada ni a nadie, todo por cumplir con su deber.
Catherine no tiene miedo a nada ni a nadie, todo por cumplir con su deber.

Catherine cuenta con el gran apoyo de su hermana Clare (Siobhan Finneran)… pero ese vínculo tampoco es sencillo porque Clare es una alcohólica y adicta a la heroína en recuperación, por lo que hay que estar muy atentos a su situación para evitar posibles recaídas. Las hermanas se llevan bien, pero cualquier chispa puede desatar un incendio.

Todas estas cosas han ido desgastando el humor de Catherine, una mujer sin pelos en la lengua a la que no le importa no caer simpática a la hora de decir lo que piensa. Y lo hace tanto entre sus familiares como en el trabajo, sin discriminar entre subordinados y superiores. Pero en todos los casos, hay cariño detrás, lo hace más por ayudar que por algún otro sentimiento. Además es una mujer ruda, que no le escapa a un enfrentamiento cuerpo a cuerpo con un delincuente. La edad le ha ido quitando rapidez pero, en la medida de lo posible, corre tras el objetivo, devuelve un golpe y aplica la fuerza cuando corresponde. Y, con esa misma firmeza, tiene el oído pronto para cuando un colega le pide consejo o ayuda.

Actriz experiente


Sarah Lancashire tiene hoy 52 años, pero cuando se puso por primera vez en la piel de Catherine aún no había cumplido los 50, por lo que tenía una edad muy similar a su personaje. Llegaba ya con una extensa y exitosa carrera detrás, que comenzó en el teatro, tanto actuando como dando clases, pero que se disparó y consagró en la televisión. Graduada de la Guildhall School of Music and Drama en 1986, fueron las series de TV las que la ayudaron a ganar popularidad, entre ellas Coronation Street (1991-1996, 2000), Where the heart is (1997-1999), Clocking Off (2000) y Seeing Reed (2000). Eso hizo que la cadena ITV la contratara en exclusividad convirtiéndola en la actriz de TV mejor paga del Reino Unido. Incluso se animó a dirigir un capítulo de la serie The Afternoon Play y por ello consiguió la nominación al BAFTA como Mejor Director Novel (2003)

Sarah Lancashire ha ganado varias veces el premio BAFTA.
Sarah Lancashire ha ganado varias veces el premio BAFTA.

Fue su primera aproximación al premio más importante del Reino Unido. Volvería a coquetear con él en 2013, cuando la nominaron como Mejor Actriz Secundaria por Last Tango en Halifax, que por estos lares se emite por la pantalla de Film&Arts y está disponible en Netflix. Esta serie es sobre la vejez y las segundas oportunidades, centrándose en la historia de un hombre y una mujer que gracias a la ayuda de sus nietos y de Facebook logran, con sesenta años de atraso, tener la cita que siempre quisieron. Lancashire hace de hija de Celia, la protagonista, y es una mujer que tras divorciarse de su marido encuentra el amor en otra mujer. El BAFTA por este rol llegaría un año después de la primera nominación.

Lancashire también ha tenido participaciones en el cine (And when did you last see your father?, Dads Army) e incursiones en el teatro (Blood Brothers, Guys and Dolls, Betty Blue Eyes). Además, recibió la Orden del Imperio Británico. Actualmente está grabando la miniserie Kiri.

Volviendo a Last Tango in Halifax, la serie cosechó otros dos BAFTA, como Drama y como Guionista para Sally Wainwright, quien en esta serie convirtió en ficción la historia real de su madre. Wainwright es precisamente uno de los otros dos pilares de Happy Valley, los guiones de la serie son de su autoría y de su decisión dependía que hubiera tercera temporada.

Breve y efectiva


Happy Valley podría definirse más como miniserie que como serie por la cantidad de capítulos que componen cada temporada, seis cada una. Por eso se consumen con tanta facilidad y hasta parecen pocos para lo bueno que se está viendo. Pero luego uno se da cuenta de que eso forma parte de su efectividad. La cantidad de episodios es la justa para que la historia sea redonda.

Pero no se puede evitar que aparezcan las ganas de más y es por eso que todos claman por una tercera temporada. Y lo empezaron a hacer desde que se emitió el final de la segunda, en marzo de 2016. En ese momento, Sally Wainwright declaró que estaba abierta a más y un mes después alentó las esperanzas al decir que tenía más historias para contar. "Espero que haya quedado en un lugar donde la gente se sienta satisfecha, pero igualmente hay más que decir", señaló entonces.

Su decisión dependía mucho, claro está, de que Sarah Lancashire también estuviera de acuerdo en seguir con la serie. Mientras rodaba la segunda temporada, la actriz había descartado ser Catherine un año más. "Es el final de la historia de Happy Valley. No quiero que vaya a una tercera temporada, realmente no lo haría", manifestaba en ese entonces. Pero algo cambió en ella y no tardó en hacerlo porque ya en marzo de 2016 se hablaba de un tercer año.

La serie tiene dos temporadas, pero ya se sabe que habrá una tercera.
La serie tiene dos temporadas, pero ya se sabe que habrá una tercera.

"Pensé que ya habíamos tenido el final, pero Sally (Wainwright) siente que hay un final muy final necesario para la serie y para Catherine", explicaba Lancashire en setiembre. "Va a haber un final completo muy grande para la historia", agregaba.

Entre las voces a favor del regreso está la de Siobhan Finneran, que encarna a Clare, la hermana de Catherine. "Si Sally quiere escribir otra temporada, creo que todo el mundo estaría dispuesto a hacerla", señaló. También se pronunció a favor Con ONeill, que interpreta a Neil Ackroyd, la nueva pareja de Clare. "Estaría feliz de trabajar con esa gente de nuevo", dijo. "Me encantó Happy Valley, estoy muy orgulloso de ella y estoy muy orgulloso de que como país estemos haciendo este tipo de programas y escribiendo este tipo de papeles para las mujeres, dándole a Sarah Lancashire y Siobhan Finneran los aplausos que merecen".

Wainwright también destacó la importancia de volver a contar con James Norton, el actor que se pone en la piel de villano al transformarse en Tommy Lee Royce. Este hombre violó a la hija de Catherine y producto de ello nació Ryan (Rhys Connah), el niño que quedó a cargo de la sargento de policía. "Supongo que de alguna manera no he contado la historia de Tommy Lee Royce", apuntó Wainwright, insinuando que una tercera temporada exploraría aún más la relación entre Tommy y Ryan, y si el hijo está condenado a repetir los pecados del padre. Norton es protagonista de otra serie que se ve en América Latina y que en breve estrena temporada, Grantchester (un cura que resuelve misterios, va por TNT Series), e integró el elenco de La muerte llega a Pemberley (Film&Arts), una historia de misterio con los personajes de Orgullo y Prejuicio, entre muchas otras cosas.

Despedida


Wainwright sabe que dejó el listón bien alto con las dos primeras temporadas de Happy Valley, por lo que quiere tomarse su tiempo para el regreso. "Estoy muy ocupada con otros proyectos en este momento, no tengo tiempo para sentarme y escribir las historias", señaló en marzo de 2016, dejando en claro que quiere darle toda su atención. La escritora estaba trabajando en una nueva serie para la BBC y HBO sobre Anne Lister, la primera lesbiana de la era moderna. En diciembre de 2016 estrenó To walk invisible, la historia de las tres hermanas Brontë, que consiguieron convertirse en grandes novelistas a pesar de muchos obstáculos. Wainwright escribió y dirigió este film para TV.

Refuerza la idea de tomarse sus tiempos lo dicho por Nicola Shindler, uno de los productores de Happy Valley, que expresó que lo más probable es que la serie se despida hacia fines de 2018. Y agregó que, por tratarse del cierre, sería una temporada de ocho episodios en lugar de los habituales seis.

El elenco que participa es de actores muy conocidos en Gran Bretaña.
El elenco que participa es de actores muy conocidos en Gran Bretaña.

Y es el cierre, no hay marcha atrás."Sally nos ha dicho que quiere escribir otra temporada, que será la final", confirmaron los responsables de la ficción. Algo que para Finneran, entre otros integrantes del elenco, es la decisión correcta. "No creo que sea algo que pueda correr y correr", opinó la actriz.

Con los tres pilares asegurados -la esencia de la serie, su protagonista, y su creadora y guionista- no se puede esperar otra cosa que una temporada a la altura de los antecedentes. Seguramente a Catherine le toque resolver otro caso propio de la idiosincrasia del Valle de Calder, y seguramente también la figura de Tommy Lee Royce la siga rondando, acosando y fastidiando. Los seguidores de la serie esperamos todo eso con mucha ansiedad.

Hermanas unidas


Catherine vive con su hermana Clare (Siobhan Finneran), una alcohólica y adicta a la heroína en recuperación. Con ella mantiene largas charlas y es su gran apoyo a la hora de criar a Ryan, su nieto. El duelo actoral es muy bueno.

La protagonista con su hermana, su gran apoyo.
La protagonista con su hermana, su gran apoyo.

James Norton


Encarna a Tommy Lee Royce, el hombre que violó y dejó embarazada a la hija de la sargento.

El gran enemigo de la sargento en las dos temporadas.
El gran enemigo de la sargento en las dos temporadas.

Rhys Connah


Es Ryan, el nieto de la protagonista, un niño conflictivo al que su padre usa para atacar a Catherine.

El nieto de Catherine tiene sus razones para ser tan rebelde.
El nieto de Catherine tiene sus razones para ser tan rebelde.

Sally Wainwright


Creadora de Happy Valley, por la que ganó el BAFTA a Guión. También lo obtuvo por Last Tango in Halifax.

La autora de la serie, una mujer que también ha ganado el BAFTA.
La autora de la serie, una mujer que también ha ganado el BAFTA.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)