MEME BOUQUET

El dueño del ritmo

"Tenemos ganas de agrandar la familia", reveló Meme Bouquet, pareja de la modelo María Del Cerro. El dj argentino pasó por Uruguay para animar la fiesta de Ballantine's en Piedra Lisa.

Meme Bouquet. Foto: Gentileza Piedra Lisa
Meme Bouquet tocó en la fiesta de Ballantine's en Atlántida. Foto: Gentileza Piedra Lisa

La fiesta explota cada vez que él se acomoda en la cabina y pone a sonar su selección musical. Elige las canciones y arenga a un público que luego lo espera a la salida para pedirle fotos. El dj argentino Meme Bouquet se ganó un lugar haciendo bailar a las masas con electrónica, reguetón y la célebre cumbia pop de Uruguay, país al que viene seguido contratado por diferentes marcas o boliches. En este caso cruzó el charco para animar la fiesta de Ballantine’s en Atlántida. Allí dialogó con Sábado Show y reveló que quiere volver a convertirse en padre junto a su pareja, la modelo y actriz Mery Del Cerro.

—Tocás muy seguido en fiestas de Uruguay, ¿cómo surge el vínculo con nuestro país?

—Me hice muy amigo de chicos que tienen boliches en Uruguay. Empecé hace cinco años en la fiesta Box de Punta del Este, después toqué en el boliche Buda de Montevideo y los años siguientes seguí viniendo. Cada vez que laburo en Uruguay disfruto un montón. Me divierte mucho venir y me tratan espectacular.

—¿Cómo explicarías el trabajo que hace un dj como vos?

—Lo más importante de mi trabajo es entender lo que está pasando en la pista: qué quiere escuchar la gente en ese momento e ir poniendo ese tipo de música, mientras se varían los estilos, tiempos, velocidades, ritmos. Yo no produzco música propia pero sí voy encontrando el momento para elegir cuál pasar. El arte está en saber en qué momento va cada tema. Si la gente se divierte, significa que lo estoy haciendo bien y si no, voy para atrás.

—En los últimos tiempos el rol del dj ha tomado más valor al punto que muchos son estrellas internacionales, ¿a qué se lo atribuís?

—Cuando yo arranqué el lugar del dj ya había crecido bastante gracias a grandes festivales que se empezaron a hacer por todo el mundo. En Uruguay también hay muchas fiestas que contribuyeron a eso, el "Punta Weekend" por ejemplo. Los festivales crecen cada vez más y hacen que los djs se terminen convirtiendo en estrellas porque hay escenarios zarpados, cabinas que son cada vez más grandes y la robótica, las luces y el sonido cada vez mejores. Esas cosas catapultan al dj a un nivel que es internacional.

—¿Cuál es la fiesta que más recordás?

—La primera Box fue inolvidable pero todas las fiestas me divierten, desde un cumpleaños de quince hasta una fiesta multitudinaria. A todas trato de sacarles algo distinto.

—¿También te gusta estar del otro lado, disfrutando de la fiesta?

—Sí, me encanta. Laburo de esto porque me gusta la música y el boliche, y también siempre estoy atento a las luces y al sonido. Soy diseñador gráfico pero hace cinco años empecé a dedicarme a esto porque me gusta muchísimo.

—¿Cómo se combina el trabajo en la noche y la fiesta con ser padre de familia?

—Se puede combinar porque uno puede compartir mucho más el día con la familia. Durante el día y en la semana estoy muy presente y después hay dos o tres noches seguidas que no estoy. Te diría que paso más tiempo como padre y puedo compartir más cosas con mi hija que los que trabajan todo el día en una oficina.

—¿Tenés ganas de volver a ser papá?

—Sí, obvio. Queremos agrandar la familia. Ahora estamos los dos trabajando mucho pero en algún momento va a llegar. Eso lo marca el de arriba y cuando llega, llega.

—¿Disfrutás toda la parte extra de tu trabajo que implica ser famoso, que la gente te conozca, te pida fotos?..

—Sí, todo el cariño que brinda la gente está bueno. El público siempre se acerca con comentarios buenos o pide fotos y yo lo tomo como un gesto de cariño. Disfruto mucho de la respuesta de la gente, es un mimo.

—Con María Del Cerro son una pareja mediática que capta la atención del público pero también de la prensa...

—Sí, pero nosotros no tenemos problema con eso porque no nos consideramos mediáticos. Tenemos una vida tranquila, somos familieros y no tenemos quilombos. Siempre que a María la quisieron meter en algún quilombo, ella lo esquivó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)