LOURDES ROCHA

Una Diva en Dominicana

La uruguaya llegó a República Dominicana en 2006 para un trabajo como modelo. Fueron surgiendo otras posibilidades y hoy está más que instalada en la TV de la isla caribeña.

Lourdes Rocha.
Lourdes Rocha.

Conduce un programa en la noche y es pareja de unos de los conductores más reconocidos por los dominicanos. “Si pudiera vivir todo esto en mi país sería la felicidad completa”, asegura Luly Rocha, oriunda del Cerro montevideano.

—¿Por qué decidiste emigrar de Uruguay para recalar en República Dominicana?

—Llegué en 2006 por un contrato puntual de trabajo como modelo y me fueron surgiendo otras posibilidades. Emigrar no fue, entonces, una decisión instantánea. Todo fue fluyendo y cuando me vine a dar cuenta estaba ya instalada porque laboralmente el mercado me fue atrapando. Ni siquiera mi llegada a la TV dominicana estuvo programada. Había acompañado a una amiga a un casting para la conducción de un programa de variedades y la que quedé fui yo. Todo muy casual. Y al mismo tiempo, internamente, me di cuenta de que el cumplimiento de mis metas y sueños en Uruguay no se estaba dando. Así que eso terminó de afincarme en esta isla.

—Has sido madre nuevamente hace poco, ¿cómo es tu rutina? ¿has vuelto al trabajo?

—Fui madre por segunda vez en noviembre: tengo una princesa hermosa llamada Miranda y en la actualidad mi vida es caóticamente hermosa. Al ser la segunda y aunque un bebé requiere de muchos cuidados, me siento más confiada y relajada a la hora de la crianza. No deja de ser agotador porque es muy demandante, pero la bendición más grande que tiene una mujer es el poder procrear así que intento hacer rendir las horas. Todavía estoy de licencia maternal pero de a poquito estoy volviendo al ruedo y organizándome para poder llevar todo de la mano. Hijos, hogar, esposo y el trabajo: soy una de las conductoras del programa La opción de la noche, que va por el canal Telecentro.

—¿Cómo definirías tu estilo como comunicadora?

—Más que comunicadora me defino como una trabajadora incansable que se prepara todo el tiempo para poder hacer lo mejor posible su trabajo, con mucho respeto para el público que me sigue. La comunicación se hizo o la hice parte de mi diario vivir, atravesando la rama del entretenimiento, la información, variedad y actualidad.

—¿Qué características tiene la TV dominicana?

—El entretenimiento, el humor y la actualidad informativa predominan en la pantalla. Si tuviera que inclinarme por uno de ellos te diría que el humor es lo que prevalece ya que es el plato fuerte del diario vivir del dominicano. Son muy alegres y siempre hay una excusa para reír.

—Estás en pareja con el también actor y conductor, Luis José Germán. ¿Cómo preservan la intimidad?

—Es difícil en estos tiempos donde las redes sociales se han convertido en el desahogo de la humanidad y todo se publica. Pero tenemos el mismo enfoque y somos muy cuidadosos en lo que respecta a nuestro hogar. Él proviene de una familia de actores muy respetados en la República Dominicana. Siguió esa carrera ya que lo lleva en la sangre y los dominicanos lo adoran. Es muy difícil no compartir ciertas cosas con su público. Pero entendemos que no todo se publica ni todo se comparte.

—¿Es cierto que se conocieron porque él estaba interesado en saber más de la vida del expresidente uruguayo José Mujica?

—(Risas) Me realizaron una entrevista y de manera jocosa respondí que él quería saber sobre Mujica y yo lo instruí... Realmente nos conocimos en un programa radial donde ambos trabajamos hace algunos años.

—¿Qué tan demostrativo es el público dominicano?

—Es muy afectuoso y demostrativo, lo cual resulta muy bueno, pero yo no termino de acostumbrarme a esa parte. Me da vergüenza si me piden una foto o me paran para comentarme algo que vieron en el programa. Me da esa sensación de... "¡trágame tierra!"

—¿En qué crees que eres más uruguaya?

—En todo. Si bien el medio donde me desenvuelvo es más protocolar yo soy del "vamo a tirar unos palitos y comemos un asado". Tomo mate por las tardes, y acá me preguntan si estoy loca por tomar eso caliente con temperaturas tan altas. El fútbol es otra de mis pasiones. Cuando juega Uruguay, se paraliza todo en mi casa. Amo mi país y su cultura por eso no quiero perderlas. Es como dicen: "Yo no pedí nacer en Uruguay, simplemente tuve suerte".

—¿Volverías al país? ¿Bajo qué circunstancias?

—Para ser muy sincera, si pudiera vivir todo lo que estoy viviendo a nivel profesional aquí, pero en mi país, sería tener la felicidad completa. En Uruguay dejé a mi familia, Mi madre vive allí. Tuve el privilegio de traerla en reiteradas oportunidades y que conociera y fuera parte de todo lo que su hija logró en estos años, a miles de kilómetros. Aunque he ido avanzando, en cada escalón siempre me pregunto: ¿Por qué no puedo vivir esto en mi país con los míos? Tengo en mis planes de vida construir un techo allá para mi familia y que mis hijos vivan, conozcan y se nutran de las raíces de su madre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)