LOURDES RAPALÍN

Diputada fitness

La empresaria oficializó su respaldo a la senadora Verónica Alonso.

Lourdes Rapalín.
Lourdes Rapalín.

La dueña de la cadena de centros de estética Bethel regresa a la arena electoral. Aspira a alcanzar su propia banca en la cámara baja el año próximo y respalda a Verónica Alonso en la interna nacionalista. “Los pequeños empresarios no estamos representados en política”, observa.

—¿Cómo definís esta etapa de Bethel Spa a 15 años de haber abierto sus puertas?

—Seguimos avanzando en excelencia en el servicio y normas de calidad. Actualmente estamos trabajando cada vez más en prevención: deporte, buena alimentación y un estilo de vida más saludable.

—¿Tu incursión en la política ha afectado tu negocio?

—Yo no hago política en la empresa pero he perdido clientes porque no están de acuerdo con el sector al que pertenezco. Los clientes deberían elegirme o dejarme en función del servicio que les doy.

—¿Los empresarios como vos están bien representados en el sistema político?

—No hay nadie que represente a los pequeños empresarios. Los grandes empresarios, en cambio, sí están muy bien representados por el gobierno que les vive generando beneficios pero hay un gran porcentaje de empresarios que estamos huérfanos. Estas empresas formamos entre el 65% y 80% del ingreso privado al país y no siempre somos retribuidos de la manera que necesitamos para seguir dando trabajo a la gente. La mayoría de veces llegamos a cubrir los sueldos a fin de mes y a pagar los impuestos y no podemos invertir en la empresa porque solo nos queda el dinero para pagar el alquiler de nuestra propia casa. Esas son realidades que no siempre se conocen. Yo estoy convencida de que la única forma de cuidar las fuentes laborales es cuidando al emprendedor y al que siempre está arriesgando.

—Pero no les ha ido mal con los gobiernos frenteamplistas...

—No nos ha ido mal porque hemos trabajado muchísimo, estudiado, capacitado, formando buenos equipos de trabajo. ¿Cuántas empresas se han fundido y cerrado con este gobierno? Por supuesto que las buenas gestiones de un gobierno ayudan o no; por ejemplo ahora hablás con cualquier emprendedor y todos se quejan de que les ha bajado la facturación y están sacando gente porque no les dan los números.

—Participaste de sesiones del parlamento como diputada suplente, ¿qué impresión te dejaron?

—Me llevé una mala impresión. Para escuchar personas sin actitud y que no escuchan lo que una tiene para aportar, prefiero trabajar desde afuera con la gente. Cada vez que participé de las sesiones, sentí que era un día perdido. En cada sesión debería haber 99 representantes pero hay 45, ni siquiera le tienen respeto a la ciudadanía para eso.

—¿A qué lugar vas a aspirar en las elecciones del próximo año?

—A ser diputada titular por Montevideo. Estoy convencida de que si queremos cambios, hay que estar en los lugares donde se toman las decisiones. Voy a estar al lado de Verónica Alonso, que no sé aún si será candidata a la presidencia o no. Me gusta cómo trabaja, la veo en todos los detalles. Una mujer siempre sensibiliza la vida política.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º