CINE

Las diez películas del año

Momento de elegir lo más destacado de 2016 en materia de cine. Un momento absolutamente subjetivo, en el que intentamos contemplar todos los géneros e intereses de los lectores.Tarea ambiciosa y casi imposible, por lo que esta lista termina siendo apenas una muy personal selección.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
No respires, el filme del uruguayo Fede Álvarez.

1 - Mustang / Mandarinas.

Dos películas comparten el primer puesto. Una es la francesa Mustang: Belleza salvaje, la historia de cinco hermanas de un pueblito de Turquía que, acusadas de "comportamiento obsceno", deben vivir recluidas en su casa, preparándose solo para ser esposas. Si bien lo que se cuenta no es agradable, sus personajes le imprimen tanto humor, optimismo y frescura que el mensaje final es alentador, aunque no idealista. La otra película es Mandarinas, una historia pequeña que pretende mostrar lo absurdo de una guerra entre hermanos, al hacer convivir bajo un mismo techo a un checheno y un georgiano, controlados por dos estonios que los atienden tras haber sobrevivido a un enfrentamiento. Dos films que invitan a la reflexión y que fueron candidatos al Oscar.

2 - Los ocho más odiados.

Un western contado en capítulos, humor negro, mucha sangre y brotando de las maneras más inesperadas, buena música, Samuel L. Jackson… no hay duda de que es una película de Tarantino. Aunque en el arranque parece no pasar mucho ni decirse demasiado, hacia el final, cuando todo cierra y eso siempre reconforta-, surge todo lo que caracteriza al director, aunque no se trate del mejor de sus films. ¿El cuento? Ocho indeseables encerrados en una mercería esperan que pase la tormenta y que aparezca el "infiltrado" que salvará a una condenada a la horca. Tiene un toque Agatha Christie.

3 - Revenant: el renacido.

Es la película que finalmente le permitió a Leonardo DiCaprio ganar el tan merecido y esperado Oscar a Mejor Actor. Basada en un hecho real y magistralmente dirigida por el mexicano Alejandro González Iñárritu (Oscar), es la historia del explorador Hugh Glass que, tras ser atacado por un oso, es dejado al cuidado de dos compañeros de expedición mientras el resto huye de peligrosísima tribu. Una traición lo deja librado a su suerte, al borde de la muerte; en territorio hostil, cubierto de nieve y con temperaturas bajo cero. Un escenario brillantemente trasladado a la pantalla grande por Emmanuel Lubezki, el tercer Oscar de esta producción (Fotografía). Un film atrapante, que no se hace largo si bien supera las dos horas y media, y tiene varias puntas interesantes en su guión: historias de lealtades, odios y traiciones. Hasta último momento compitió justificadamente cabeza a cabeza con la que se llevaría el Oscar a mejor del año (En primera plana).

4 - En primera plana.

Fue la ganadora del Oscar a Mejor Film, otra historia basada en hechos reales. Los que protagonizó el equipo de investigación -Spotlight- del Boston Globe, cuando el recién llegado redactor en jefe le encomendó averiguar lo que había tras la denuncia en una columna publicada en el diario: un sacerdote local habría abusado de varios menores en el correr de 30 años.El reportaje se publicó en 2002 y le dio a sus responsables el Premio Pulitzer. Tom McCarthy traslada la historia al cine de forma prolija, detallada, muy clara teniendo en cuenta la cantidad de puntas y nombres que andan en la vuelta, bien relatada (ganó el Oscar a Guión Original), y con un elenco de excepción. Atrapa y funciona como un documento de hechos aberrantes que ocurrieron y siguen ocurriendo en el mundo entero.

5 - Kubo.

No solo fue la mejor animación del año, sino que tiene todo para estar entre las películas más destacadas de 2016. Es la historia de Kubo, un niño de 11 años sin un ojo que, en el Japón medieval, debe cumplir una misión para salvar su vida.Lo ayudan un simio y un samurái. Hábil para hacer origami y tocar el shamisen, es perseguido por la familia monárquica de su madre. Atrapa por sus técnicas artesanales, con una factura que sorprende por sus detalles. Los adultos se ven seducidos por un guión con enseñanzas y moralejas, mientras que para los más chicos hay mucho humor y ternura.

6 - No respires.

La consagración en Hollywood del uruguayo Fede Álvarez es una película de terror que no inventa nada, pero que se vale muy bien de los recursos del género para presentar una inquietante historia que mantiene en vilo hasta el final. Tres jóvenes que roban casas deciden dar el gran golpe asaltando la de un veterano de guerra. El hombre está ciego, detalle que podría parecer que facilita las cosas, pero que termina transformándose en una ventaja, convirtiendo a la víctima en cazador. No es un film de sustos -aunque los tiene-, sino de suspenso cautivante en un relato nada previsible aunque tenga algún que otro cliché.

7 - La llegada.

Si bien es un film de extraterrestres, éstos no son los seres abominables y temibles que se acostumbra a ver en el cine. Su llegada, en doce naves que se instalan en doce países, pone en primer plano a una lingüista (muy bien Amy Adams, actriz que este año destaca en más de un film) y un físico, convocados por el ejército de EE.UU. para averiguar a qué vienen. Villeneuve construye un relato de climas que va más allá de efectos especiales y una amenaza de invasión. Las respuestas tienen que ver también con la forma de percibir el tiempo cronológico. Para armar, pensar y sentir.

8 - Conexión Marsella.

La French Conection, poderosa red de narcotráfico, existió y fue un dolor de cabeza en el siglo pasado, sobre todo en los años 50, 60 y 70. El cine francés la expone a través de dos personajes de la vida real: el incorruptible juez Pierre Michel y el capomafia Gaëtan "Tany" Zampa. Jean Dujardin y Gilles Lellouch se lucen con dos roles magnéticos, la encarnación del bien y del mal, dos caras de una moneda que no tiene miras de perder valor. Juez y narco ienen sus momentos de gloria y de fracaso en un relato que se apega a una realidad que parece imposible de cambiar y que está tan vigente hoy como hace medio siglo.

9 - No se metan con mi vaca.

Como premio a su insistencia, la Feria Agrícola de París invita a un granjero de un pequeño pueblo argelino a participar con su vaca raza tarina. Se inicia así una divertida y simpática road movie, que empieza con el cruce del Mediterráneo y sigue con el trayecto Marsella-París, que Fatah decide hacer caminando. El director franco-argelino Mohamed Hamidi reconoció que la Francia que pinta ya prácticamente no existe, que se ha perdido eso de tender la mano de inmediato al que necesita ayuda sin preguntar casi nada. Fatah da y recibe por igual y eso es lo que más enternece en una película que fue suceso en su país gracias al boca a boca, acercando mucha gente a las salas deseosa de ver cómo luchar por los sueños tiene su recompensa. Una comedia blanca que demuestra que con historias sencillas también se conquista al público.

10 - Café Society.

En los años 30, el hijo menor de una familia judía de Nueva York decide probar suerte en Hollywood, plagado de estrellas glamorosas. Su contacto es su tío, agente publicitario que, aunque tarda, le da trabajo y le asigna a su secretaria para que le dé un tour. Bobby se enamora, pero hay un secreto. Woody Allen se toma su tiempo para retratar a sus personajes, apelando a sus ingredientes predilectos: el casi infaltable alter ego, el humor judío, el sarcasmo de sus criaturas, el jazz, un elenco sólido (en el que destaca Kristen Stewart)… Es interesante la oposición Los Ángeles/ Nueva York: entre sueños y realidad, lo artificial y lo terrenal. "Un Woody Allen" promedio, un film que no defrauda a los fans, pero tampoco los hace rasgarse las vestiduras. Cine de calidad y apto para todos los públicos, guardando sorpresas para el final.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados