ENTREVISTA

Diego Tabares, uruguayo en CNN: "Fuimos los primeros en anunciar triunfo de Biden"

El periodista ex Deporte total y Canal 5 está radicado desde hace 2017 en Estados Unidos. Dejó el periodismo deportivo y se desempeña como productor periodístico en la cadena con base en Atlanta.

Diego Tabares
Diego Tabares

—Estás radicado en Estados Unidos desde 2017, ¿cuáles fueron los motivos para emigrar?

—Siempre fue un objetivo para mí venirme a trabajar a por razones personales y profesionales. En el 2008 estuve a punto de hacerlo en ESPN, en el 2016 en beIN Sports, con quienes trabajaba como corresponsal desde 2015; y en el 2017 fue GOLTV el que me dio la chance de venir. Se la jugaron por mí y eso lo valoro muchísimo.

—¿Cuál ha sido tu camino laboral desde tu llegada?

—Llegué en mayo del 2017 a trabajar en GOLTV como talento en español. Pase dos años hermosos. Fue una experiencia increíble de comentar fútbol y conducir algunos shows. He dejado muchísimos amigos ahí. Luego, a mediados del 2019, cuando GOLTV decide llevarse toda la parte periodística a Lima, volví a trabajar como freelance en beIN Sports, porque esa es la modalidad que ellos utilizan con sus talentos, hasta que en agosto de 2019 apareció esta oportunidad en CNN y no lo pensé dos veces. Apliqué para la posición y luego de un proceso de selección muy largo, con muchas entrevistas, y algo de ansiedad, tuve la inmensa fortuna de quedar seleccionado.

—Actualmente estás en CNN en Español. ¿Cuál es tu función en la cadena?

—Ya llevo más de un año viviendo en Atlanta, Georgia. Fue un cambio total de vida. Es una ciudad magnifica, en constante crecimiento, con un clima muy parecido al de Montevideo. Aquí ya no hago más deportes, estoy en política y noticias. Más periodismo puro y duro. Es un gran desafío para mí y un reinventame como periodista. Me encantó la idea desde el inicio. Estoy trabajando duro para ganarme mi lugar y aprovechar las oportunidades que están surgiendo. Este es un mercado con mucha competencia y no es fácil hacerse camino. Estoy aprendiendo al máximo y trato de absorber la mayor cantidad de conocimiento posible. He pasado como productor por todos los shows: Café CNN, Panorama Mundial, Camilo, Perspectiva Buenos Aires, Click, Realidades en contexto, Portafolio Global, Mirador Mundial... Además, estoy muy enfocado en las plataformas digitales que es la gran apuesta del canal. Escribo historias y noticias para darle contenido y vida a las noticias en digital.

—¿Qué te ha llamado la atención de la dinámica de trabajo de una cadena como CNN en función de tu experiencia en Uruguay?

—CNN es otro mundo. Hacen otra televisión. Muy diferente a lo que estaba acostumbrado. CNN es como estar en Walt Disney para los periodistas. Es el lugar en el que la mayoría sueña con trabajar. El primer día que llegué al CNN Center no entendía nada: es como un shopping, el edificio tiene más de 14 pisos. Estaba repleto de visitantes, un food court, tiendas de merchandaising, escaleras mecánicas, miles de ascensores… Te juro que me dije: “¿Dónde estoy?” Me llevó un tiempo conocer y recordar el camino hasta el newsroom. Lo que más me llamó la atención es el profesionalismo y la responsabilidad por informar que hay. La confiabilidad en la noticia es tremenda. Antes de poner algo al aire o de dar un dato, eso pasa por un sistema de controles de información súper estricto. También me sorprendió la cantidad de información que recibimos constantemente; es imponente el volumen de mails que recibimos y la velocidad de procesarla y ponerla al aire con responsabilidad.

Diego Tabares
Diego Tabares

—¿Cómo se ha palpitado el proceso electoral que tuvo una definición muy dilatada?

—Fueron meses muy intensos. Estuvimos gran parte del año preparándonos para este momento. Personalmente, me generaba una gran curiosidad y adrenalina. Me ha tocado trabajar en varias fechas electorales en Uruguay y estaba ansioso por vivir esta experiencia. Nos jugamos el año en un día. No se podía fallar y por suerte todo salió muy bien. Creo que fuimos los primeros en anunciar al mundo que Joe Biden era el presidente electo de Estados Unidos y eso es mérito de un enorme equipo de trabajo súper profesional. Ese sábado, estuvimos casi diez horas en vivo con un nivel de exigencia muy alto. Fue una experiencia muy enriquecedora.

—¿Te sorprendieron, por ejemplo, declaraciones de Trump agitando la posibilidad del fraude electoral? En Uruguay no suele pasar algo así...

—La política en Uruguay es otra cosa. No es tan agresiva. Aquí se tiran con todo. Los límites parecen estar algo desplazados a la forma en que nosotros entendemos la lógica de la lucha electoral. Por como estaba establecido el escenario político, no me sorprendió. Ese tipo de declaraciones han sido habituales en los últimos días. Yo creo, que más que nada fue un manotón de ahogado ante una derrota inminente e incuestionable. No hay ningún indicio de fraude electoral en las elecciones.

—¿En qué medida se vio afectada la vida cotidiana con la pandemia?

—Sin dudas que la vida nos cambió. Aquí la pandemia ha pegado fuerte y no hay proyecciones de que vaya a cesar. Estamos por encima de los 100.000 casos al día. Personalmente me he adaptado muy bien a las nuevas circunstancias. Acepté sin demasiadas quejas la nueva realidad. Trabajo desde casa desde marzo, tomo las precauciones necesarias y las actividades sociales las he reducido para cuidarme. Tuve que postergar algunos planes que seguramente cobren vida cuando todo esto consiga parecerse mucho más a la vida que conocíamos.

—¿Has vuelto a Uruguay en este tiempo? ¿Qué es lo que más extrañás?

—Voy a Uruguay cada vez que puedo. Estuve en febrero pasado antes que estallara toda esta locura del COVID-19. Tengo a mis padres, hermanos, sobrinos y amigos ahí, así que es un destino obligado. De todas maneras, uno se va acostumbrando a ser ciudadano del mundo y cada vez extraño menos, pero es necesario cada tanto volver a las raíces. Hay lugares, olores o comidas que no se olvidan con nada. Dentro de las actividades que más extraño están ir a buscar a mis sobrinos a la salida de la escuela e ir a la cancha a ver a Goes. Son las cosas que hago sin falta cada vez que ando por allá.

—Seguís muy de cerca las noticias del país, en especial lo vinculado al fútbol. ¿Por pasión o por hábito profesional?

—El fútbol es mi pasión. Nunca me voy a escapar del periodista deportivo que soy. Por momentos lo extraño y uso mis redes sociales para no olvidarlo del todo. Siempre está pendiente la vuelta al periodismo deportivo que complemente mi realidad en CNN. Será cuestión de que aparezca algún proyecto que me seduzca y que no interfiera con mi trabajo actual. Trato de estar lo más informado posible, creo que es una consecuencia de mi profesión. Me interesa mucho saber qué pasa en mí país, cómo vive mi familia y mis amigos, es una forma de estar presente a la distancia.

—¿Cuáles son tus planes a largo plazo? ¿Volverías?

—Si pienso a largo plazo me veo aquí, en Estados Unidos, trabajando en CNN y formando una familia junto a mi actual pareja. No visualizo otra forma. No está en mis planes volver a Uruguay por el momento, aunque muchas veces, la vida es la que decide por uno. Sí voy a seguir yendo de visita, por que amo a mí país, pero no a instalarme por el momento. Me gustaría seguir consolidándome aquí como periodista y hacer carrera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error