REVELACIÓN

Diego Miranda: El relato de Uruguay

Fue el narrador elegido para los partidos principales de la Copa América, entre ellos los de Uruguay. “Una oportunidad de lujo”, valora Diego Miranda, el periodista que trabaja en Tenfield desde 2014 en diferentes roles: relator, y también conductor de los programas Hacha y tiza y Doble amarilla. 

Diego Miranda. Foto: Leo Mainé
Diego Miranda. Foto: Leo Mainé

-Te tocó ser el relator de los partidos principales de la Copa América, con los de Uruguay, incluido. ¿Cómo viviste esa experiencia?

-Primero, tengo que decir que fue una oportunidad de lujo. Agradezco la confianza que tuvieron en mí. Al principio me sentí raro porque la repercusión era muchísima. Si bien me ha tocado relatar a Nacional o a Peñarol, la selección moviliza otras cosas. Las devoluciones tuvieron una gran magnitud; no estoy hablando ni a favor, ni en contra, pero sí me sentí un poco bastante observado y escuchado.

-¿Se relata distinto a Uruguay?

-Dentro de las críticas que siempre hay y que son bienvenidas cuando llegan con respeto, una de las cosas que me decían era “ponele un poco más de sentimiento; estás relatando a tu país”. Como que lo di un tono demasiado “objetivo”. Y la verdad es que a mí no me sale, por ahora, esa pasión. Las comparaciones nunca son buenas, pero venimos de 20 años de relatos de Rodrigo (Romano) y él es hincha de la selección. Traslada todo ese sentimiento a su trabajo, lo que está perfecto. A mí no me sale tanto y no me parece bueno forzarlo. Si bien quiero que gane Uruguay y soy hincha, con el micrófono en la mano impera el profesionalismo y tratar de que el trabajo salga bien, por más que la selección gane o no. Pero te repito: cuando estaba relatando los penales contra Perú me amargué cuando le atajaron a Suárez y con que quedáramos afuera.

-¿Cuál es tu visión de lo sucedido a nivel deportivo con Uruguay en la Copa?

-Creo que desde los resultados fue un fracaso porque Uruguay tiene equipo como para aspirar a estar más arriba de cuartos de final de la Copa América. Así que desde ese punto de vista, para mí es un fracaso deportivo. Desde el rendimiento, no. Uruguay jugó mejor que Ecuador, que Japón, por lo menos igual que Chile y jugó mejor que Perú. O sea, que en juego no fue superado. Los penales emparejan. Mi miedo en la previa del partido era ese: llegar a los penales, donde no siempre pasa el mejor. Como muchas veces nos tocó a nosotros; de aguantar un empate para resolver el partido en penales, ahora le tocó a Perú salir beneficiado de esa estrategia. Pero de cara al futuro, tengo mucha confianza en que Uruguay crezca y se logren buenos resultados en lo que viene.

-Luego de la Copa se instaló a nivel de medios y de redes, el debate sobre la continuidad de Tabárez. ¿Cuál es tu visión?

-Las derrotas dividen a la afición. Yo estoy convencido de que debe seguir. Me parece que la manera de trabajar que introdujo Tabárez en 2006 es, como él lo ha dicho, “la” manera de que Uruguay, con todos los problemas y limitantes que tiene, pueda ser competitivo y plantarse ante los grandes en el mundo del fútbol. No podemos olvidarnos de las limitaciones de recursos humanos, con una población de 3 millones de habitantes. En materia de resultados se habla de que Uruguay ganó una Copa América en 13 años, pero es más de lo que ha ganado Argentina con Messi. Hay que contextualizar todo. Aparte, yo no me olvido que en los 19 años anteriores a la llegada de Tabárez se había ganado una Copa América, igual que ahora, pero la participación en los mundiales era nula (porque no fue Estados Unidos, Francia ni Alemania) o deficitaria, porque cuando participó del mundial 2002 (Corea y Japón) no ganó un partido y volvió en primera fase. Con Tabárez, entramos cuartos en Sudáfrica, quintos en Rusia y en Brasil 2014 ganamos después de 40 años a una selección europea. En síntesis, tiene que seguir.

-¿Cuál es tu opinión de la polémica vinculada a Tabárez pero por el trato a la prensa?

-Estoy totalmente de acuerdo con el comunicado que sacó el Círculo de Periodistas Deportivos. No soy socio, pero suscribo el documento. Lo de Tabárez no es nuevo. Va siempre de mala gana a las conferencias de prensa y responde con malhumor. Hay preguntas que son mejores o peores, pero el respeto no se negocia. Y las respuestas de Tabárez, muchas veces, colindan con lo irrespetuoso. Una cosa es el apoyo a lo conseguido con su trabajo pero otra es el trato que tiene hacia la prensa.

-Te iniciaste en los medios en 2004 y desde 2014 formás parte de Tenfield. Tu historia responde al molde de muchos periodistas deportivos: ¿querías ser jugador de fútbol en tu infancia?

-Sí. Me inicié en esto porque primeramente me encanta el fútbol. Me hubiese gustado ser jugador, aunque nunca lo intenté seriamente. No hice ni baby fútbol, pero más de vago que de otra cosa. En el colegio jugué toda la vida y hasta hace poco jugué en la Liga Montevideo. No descarto volver. Pero me compite el trabajo con los partidos, porque las fechas se disputan el domingo a mediodía.

-¿Qué características tenés como jugador?

-Siempre fui “medio fiolo”, como se dice popularmente. Juego arriba y no me pidas que corra mucho. Me gusta estar allá adelante a la pesca de alguna pelota. En una época la metía bastante seguido; ahora me cuesta un poco más.

-Además de los relatos, estás en la conducción de Hacha y tiza. Son roles muy diferentes. ¿Te cuesta el cambio?

-No. Con Hacha y tiza vamos por la tercera temporada. Lo hacemos con Nadia (Fumeiro), Oscar (Belo) y Juan Pablo (Taibo). Los cuatro disfrutamos mucho le programa y creemos que sale bien. El feedback es muy bueno, con la gente y con los invitados. Estamos muy contentos. Respecto al cambio de rol, no me cuesta. Muchas veces también conduzco Sin límite para suplantar a Goñi y si tengo que ponerme corbata también me gusta ese tipo de conducción.

-¿Cuánto pesa para quien trabaja en Tenfield la imagen negativa de la empresa para muchos?

-Siempre el tema Tenfield está en el aire. A todos los que trabajamos es como una mochila. Pero nosotros no podemos hacer nada contra el preconcepto. Tenfield para muchos es mala palabra, así que por encima de lo que puedas hacer, está mal visto. Yo lo que creo que las transmisiones del fútbol uruguayo son de muy buen nivel. Los profesionales que trabajan aquí delante como detrás de cámara es superior a la media en muchos países de la región. Entonces cuando vos estás adentro y ves la calidad de la gente que trabaja, te das cuenta de que lo que se dice no tiene fundamento. Después, todo lo que se haga en la esfera empresarial no me consta para nada. Yo vengo al canal, trabajo y le meto para adelante como todos los compañeros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)