TEMPORADA 2020

Diego Maciel, el dj del cachengue

La carrera de Maciel se disparó al pasar música en El Club, el extinto local de W Lounge. Actualmente es el dj del mítico Lotus y suele tener presentaciones en Ovo Nightclub. Prepara su mejor verano.

Diego Maciel.
Diego Maciel.

Tiene 24 años y es uno de los djs más convocados de la escena local. Su nombre es sinónimo de fiesta y anima al público al ritmo de los hits bailables del momento. Diego Maciel comenzó a pasar música en eventos del liceo hace diez años y hoy es el elegido para festivales multitudinarios de Punta del Este o eventos privados de Marcelo Tinelli. El dj revela los entretelones de su actividad. “Ser dj conlleva mucho de imagen que uno exhibe”, asegura.

-¿Cuáles son los toques que más disfrutaste a lo largo de tu carrera como dj?

-Disfrute mucho cuando tuve la oportunidad de viajar a tocar a Brasil, en uno de los paradores más importantes del mundo: P12. También disfruté de pasar música en Pacha de Florianópolis, así como de viajar invitado a otros países como Estados Unidos, Chile y Argentina. Otro de los eventos más importantes de mi actividad fue cuando fui convocado para una fiesta privada de Marcelo Tinelli, en el festejo de su primo “El Tirri” en José Ignacio. También cuando pasé música en la fiesta Box de Año Nuevo el verano pasado, donde se congregaron casi 9.000 personas.

-¿Buscaste identificarte como un dj de “cachengue”, es decir de música bailable, o se fue dando naturalmente?


-Se dio naturalmente. La música latina como el reguetón o la cumbia es uno de los géneros más escuchados en nuestro país y se ha impuesto en muchas partes del mundo. Pacha Ibiza hizo su inauguración esta temporada junto a J. Balvin. La música no tiene fronteras y el cachengue busca distinguirse del resto de los géneros para bailar de otra forma. En el futuro pretendo incursionar en la escena de la electrónica como un nuevo desafío.

-¿Hay cierto recelo de los djs de electrónica hacia los que pasan música bailable?, ¿ellos los consideran inferiores?


-Creo que no. Muchos djs de la electrónica vienen a fiestas de cachengue y viceversa. Personalmente tengo muy buena relación con todos los djs del ambiente. Los tiempos cambiaron y en equipo se logran más cosas que individualmente. No me gustan las comparaciones u opinar de otro dj de otro estilo musical. Toda la música se complementa y hay lugar para todos los gustos. La electrónica creció muchísimo en los últimos años en nuestro país con fiestas masivas junto a productoras como Key y la Terraza. Lo mismo sucede en el cachengue.

-¿Tu rubro se ha vuelto más competitivo con los años?


-Pasa como en todos los rubros. La mayor exigencia de calidad es algo bueno porque obliga a ser más creativo, original, a reinventarse y lleva a la constante búsqueda de cosas nuevas que impacten y gusten. Cada vez hay más djs y por eso considero que es muy importante tener una impronta o un perfil distinto en el medio. Busco que mi diferencial sea la conexión con el público. Compromiso, dedicación, pasión y saber trabajar en equipo son mis pilares fundamentales. Pienso que la competencia es sana. Ayuda a profesionalizarse y mejorar en el rubro. La vida de dj es un aprendizaje constante y es uno de los rubros en los que hay que actualizarse día a día, de lo contrario quedás afuera.

-¿Cómo definirías la tendencia de la música que más se está pidiendo en los boliches sobre el final del 2019?


-Depende de las edades pero sin duda el éxito mundial este año fue el trap. La cumbia comparada con los últimos años disminuyó mientras que el reguetón tomó un fuerte protagonismo. La música urbana es lo que más se escucha en los boliches: Ozuna, Anuel AA, Paulo Londra, Duki, Khea, Darell. Fer Vázquez con Rombai logró incursionar en el nuevo género y seguir sonando junto a otros artistas uruguayos como Agustín Casanova, Toco Para vos, Dame 5, El Reja, etc.

-Para un dj de tu edad en los tiempos que corren, ¿qué tan importante es saber manejar las redes sociales en relación a saber pasar música?

-Creo que debe haber una complementación entre las dos cosas. Por más que un dj sepa pasar música, si no sabe conectarse con el público y no es activo en las redes, le va a costar sobrevivir en el medio actual que cada día es más demandante y exigente. Ser dj conlleva mucho de la imagen que uno exhibe. Va más allá de la música. Los medios digitales son potentes instrumentos de comunicación a los que la gente está constantemente conectada, y son centrales para que los djs puedan dar a conocer sus actividades, sus gustos, sus eventos e incluso hasta aspectos de la vida personal.

-El mundo de los djs muchas veces está asociado a la noche y al consumo de drogas, ¿cuánto hay de mito y cuánto de cierto?

-Siempre estuvo esa asociación. Con el tiempo y experiencia entiendo que no es así. La noche tiene un encanto especial, se vive diferente. Es un espacio en el que la mayoría busca una diversión sana, y sin duda más desinhibida, desestresada, informal, sin protocolos. El tema del alcohol, el tabaco y eventualmente las drogas son vicios sociales, que pueden estar presentes en cualquier lugar y momento, y no necesariamente en la noche. Creo que es una idea que viene de otras épocas.

-¿Cuáles son tus principales toques para este verano 2020?


-En fin de año estaré en la fiesta Pixel, que es una de las más grandes de Punta del Este. Al día siguiente voy a estar en Ovo Nightclub de Enjoy Punta del Este con un despliegue único, junto a un equipo de talla internacional de la mano de Javier Azcurra. También tendré presencias en el boliche Sofía de La Barra, que es un clásico de la temporada. Además, tengo previstos eventos privados en José Ignacio, sunsets durante al primera quincena y otros festivales que iré anunciando en mis redes sociales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados