INTRUSITAS

Deudas

El tiempo pasa y la tolerancia de Karina Jelinek se ha hecho muy grande con relación a su esposo, el empresario Leo Fariña que se encuentra detenido por evasión fiscal, hace varios meses.

Esta situación ha dilatado la tramitación de divorcio entre la modelo y el detenido, que deja también como consecuencia que Jelinek, después de tanto conflicto habitacional, siga instalada en el piso 23 del departamento que pertenece a una sociedad anónima vinculada al ex presidente argentino Carlos Menem.

No obstante, quienes están en el tema dicen que a Jelinek lo que más le preocupa es que le devuelvan los 150 mil dólares que le entregó a su esposo para que hiciera una inversión con ánimo de negocio mutuo. ¡Mamita querida!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)