ALEX PINA

Detrás del atraco

Axel Pina es el creador de la serie del momento, La casa de papel, cuya segunda temporada desembarca en los próximos días en Netflix. El guionista explica el proceso de creación del programa y no cree que haya una continuación.

La casa de papel
La casa de papel. Foto: Difusión

—¿Cómo explicás el éxito de La casa de papel fuera de España?

—Es difícil. Hay que buscar el éxito en una especie de... no sé cómo llamarlo, pero de un espíritu de decepción hacia los gobiernos, los bancos centrales y un espíritu antisistema de mucha gente decepcionada en el siglo XXI. Creo que hay también otros factores, por ejemplo, el género del atraco existía, pero al trasladarlo a una ficción seriada nos permitió hacer un diseño de personajes más brutal. Es una serie coral, de veinte personajes. Hemos utilizado un género norteamericano preexistente en cine con personajes mucho más emocionales. Tenemos por arriba de la historia con un soporte masculino, pero quisimos darle una mirada femenina.

—Entonces elegiste contar con Tokio [el personaje de Úrsula Corberó] como narradora.

—Sí, sabíamos que teníamos entre manos una serie que se vertebraba en pilares masculinos, el género de atraco y de bandidos. Con lo cual teníamos muy claro que queríamos que la serie tuviera una mirada emocional. Teníamos un primer guion con el off del Profesor, pero nos dimos cuenta de que tenía mucho más sentido el off en Tokio por muchas razones y finalmente fue ella.

—¿Qué razones? ¿Cuántas versiones tuvieron del primer guión?

—El Profesor es un personaje de perfil bajo, modesto, que no tenía un cierto tufo egocéntrico. Tokio puede hablar desde la banda de atracadores y a la vez eso es mucho más orgánico y emocional. Hicimos 48 o 50 versiones del guión.

—¿Siempre tuviste claro cuál sería el final del atraco?

—Sí. Siempre supimos a dónde llegar y cómo hacerlo. Sí cambiamos la extensión, el número de capítulos, pero siempre tuvimos claro el final.

—¿Te gustaría realizar un spinoff para la serie?

—Nació como una serie cerrada: es un atraco de 136 horas. En el Río de la Plata no han visto la segunda temporada, que para mí es mucho mejor que la primera. No sé qué va a pasar de aquí en adelante, ahora mismo no hay nada escrito. He disfrutado muchísimo la serie, la épica con la que hemos luchado esta ficción, tanto en escritura y con los actores. Estoy encantado. Pero hoy no podría decir que sí.

—¿Por qué la máscara de Dalí?

—Necesitábamos una imagen icónica, en este mundo donde hay muchísima ficción, donde se están rodando cada vez más series y queríamos tener una imagen muy referencial. Dalí es un ícono pop, un genio. Nunca te olvidas de sus bigotes. Nos dimos cuenta de que era la imagen perfecta para esos atracadores. La cara de Dalí se eligió porque era la más poderosa en términos de fuerza e imagen y además lo conoce todo el mundo. Y de rojo porque definimos ese valor cromático porque creíamos que era el color de la serie.

A puro Rodaje

El creador de La casa de papel, Álex Pina, contó que la serie se grabó con dos unidades simultáneas de filmación; unos grababan dentro a los atracadores mientras otros se dedicaban a la policía y al Profesor. Fueron ocho meses intensos de rodaje.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)