SE ESTRENÓ "GIRL" EN NETFLIX

Dos desafíos para un solo sueño

Quizás no haber entrado en la carrera por el Oscar a Film Extranjero o no haberse impuesto en los Globo de Oro en esa categoría pudo incidir para que la película del belga Lukas Dhont demorara su llegada a América Latina. Historia de un joven transgénero con un gran sueño: ser bailarina de ballet.

Girl
Victor Polster ganó como Mejor Actor en la sección Un Certain Regard de Cannes.

Lara tiene un gran sueño, ser bailarina de ballet. En realidad, se podría decir que son dos enormes sueños en uno, porque Lara no nació con el cuerpo de una chica. Quiere transformarse completamente en una y, además, ser una bailarina profesional. Por eso es que se dice que Girl, la película belga que se robó todos los aplausos y la atención en el último Festival de Cannes, no es una película sobre la salida del closet o sobre una operación para pasar de ser hombre a mujer. Girl es una historia sobre la lucha por alcanzar los sueños, y en esa lucha importa tanto el esfuerzo que se le exige a los pies hasta dejarlos sangrando, como el tratamiento hormonal previo a la operación de cambio de sexo.

Para su primer largometraje, el belga Lukas Dhont (27 años) se inspiró en una historia real, la de Nora Monsecour, una joven trans de 15 años de edad que quería ser bailarina. La descubrió leyendo una nota sobre ella en el diario y quiso conocerla. Entre ese primer encuentro y la película terminada pasaron nueve años, años en los que en la vida del director sucedieron muchas cosas: asumió su homosexualidad, ingresó a la escuela de cine y rodó tres cortometrajes que lo pusieron en el candelero. Sobre todo dos de ellos, Corps Perdu y L’infini, donde ya abordaba el tema de la identidad y la transformación, con la danza como telón de fondo.

Para escribir esa primera película, que originalmente se iba a titular Otra piel, Dhont se juntó con Angelo Tijssens y ambos se dedicaron a investigar el mundo transgénero. Se reunieron con personas trans, y psicólogos y médicos especializados en el cambio de género. Así fue que Nora terminó llamándose Lara y siendo la protagonista de Girl.

Girl es entonces la historia de una chica de 15 años en el cuerpo de un chico, que hará todo lo que esté a su alcance para poder convertirse en bailarina de ballet. Paralelamente, atravesará un agresivo tratamiento hormonal preparándose para la operación de cambio de sexo. Entre el apoyo de su padre y su hermano menor, y el esperado bullying que padecerá de sus compañeras, transcurre este relato con muchos mensajes y pertinentes reflexiones.

La película tuvo su estreno de fuego en la sección Un Certain Regard (Una Cierta Mirada) del último Festival de Cannes, del que se terminó llevando cuatro premios: la Cámara de Oro a Mejor Ópera Prima, el Premio de la Crítica, el Premio a Mejor Actor en Una Cierta Mirada para Victor Polster y la Queer Palm a la Mejor Película LGTB (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales). Más tarde sumaría dos premios del Festival de San Sebastián –Mejor Film Europeo (elegido por la audiencia) y Mejor Film-, entre muchos otros reconocimientos y nominaciones. Por mencionar algunas, era candidata en la categoría a Mejor Película Extranjera en los Globo de Oro y a Mejor Película Europea en los Goya.

Empiezan las polémicas.

Con una película como Girl, uno podría imaginar que las polémicas estarían a la orden del día ni bien se realizara su primera proyección. Pues bien, no hizo falta ni conocer el argumento del film para que ya hubiera voces en contra. Las primeras de ellas tenían que ver con el cuestionamiento de haber elegido a un actor cisgénero para el papel principal y no a uno transgénero.

A Dhont lo primero que le interesaba era encontrar a alguien que supiera tanto actuar como bailar, por eso el casting lo abrió a jóvenes de cualquier sexo biológico e identidad de género. Se presentaron cerca de quinientos aspirantes y el elegido fue Victor Polster, un chico cisgénero de 15 años que sabía hacer las dos cosas aunque nunca antes había participado de un rodaje. La decisión fue acertada y en Cannes nada se dijo al respecto, pero en América empezaron a surgir las voces disonantes, sobre todo de parte de la comunidad trans. Esta no solo discrepó con que el actor protagonista no fuera trans, sino que también reprobó “la perturbadora fascinación del director con el cuerpo trans” de Lara (hay una desnudo frontal) y la descripción de su tratamiento hormonal.

Por ejemplo, el crítico cultural especializado en temas trans, Oliver Whitney, publicó una columna en The Hollywood Reporter en la que acusaba a Girl de ser un “daño para la comunidad transgénero” y de enviar “el mensaje inexacto de que un tratamiento de reemplazo hormonal provocará más agonía a la persona trans”. Incluso le pedía a la Academia de Hollywood que no candidateara a Girl para el Oscar a Película Extranjera, cosa que finalmente terminó ocurriendo, pero no por Whitney.

En la vereda opuesta, la revista francesa Cahiers du Cinema definió a Girl como una película “capaz de dialogar con todos los adolescentes”, sumándose así a la aprobación casi unánime que concitó el film tanto entre la crítica estadounidense como entre la europea.

Sobre la elección de Polster para el papel principal, el propio Dhont se defendió en una entrevista al portal de cine Deadline afirmando que “las caracterizaciones en el cine son un puente. No queremos limitar a alguien a interpretar su propia identidad” y agregó que “el cine es un puente, nunca debe ser un muro”, citando las propias palabras del director chileno Sebastián Lelio, responsable de la historia trans Una mujer fantástica, Oscar a Película Extranjera en 2018. Allí sí la protagonista, Daniela Vega, era una mujer trans.

Ambos realizadores conversaron del tema entre ellos. “Creo que Lukas Dhont ha sido injustamente atacado”, señaló el chileno al respecto. “Con la mejor de las intenciones, hizo una película sobre un personaje trans con un actor cisgénero. Lo han atacado en forma desproporcionada y eso es muy de estos tiempos, en los que el pensamiento fascista se cuela por las rendijas más inesperadas. Estoy totalmente con él, pues tiene todo el derecho ético a hacer un film sobre alguien transgénero, pero con un actor cisgénero”.

Es interesante destacar que la inspiradora del largometraje, Nora Monsecour, está del lado de Dhont. “Me ofende pensar que la gente cree que Lukas hizo la película desde su perspectiva cisgénero. Por el contrario: mi historia no es la fantasía de un realizador cisgénero. La historia de Lara es mi historia”, declaró al portal de cine IndieWire. “El director se interesó genuinamente por mí desde el principio. Trabajamos juntos desde el día uno”, agregó.

Más allá de.

Es importante remarcar que Girl no es una película sobre la salida del closet o la identidad de género. Involucra esos tópicos, sin duda, pero su centro es la persecución de un sueño. Claro está que las características de quien lo persigue hacen que el camino sea aún más sinuoso. Afortunadamente Lara cuenta con el apoyo de su padre y de su hermano menor, que se mudan a Bruselas para acompañar su sueño.

La historia tampoco pasa por la relación de Lara con el mundo que la rodea o por el rechazo que recibe de su entorno, aunque aparezcan en el relato. La historia pasa fundamentalmente por los procesos internos que atraviesa la protagonista, en una edad en la que el descubrimiento de la sexualidad es un proceso complejo para cualquier adolescente.

El film no esquiva ese tema, pero se centra más en mostrar cómo terminan de ensangrentados sus pies tras ensayar una y otra vez los distintos movimientos y pasos de ballet. Los médicos que se ocuparán de extirparle los órganos sexuales masculinos a Lara no recomiendan ese esfuerzo, pero ella no está dispuesta a renunciar a su objetivo. Quiere ser las dos cosas: mujer y bailarina.

Hacia el final de Girl hay una escena clave e inolvidable que obviamente no adelantaremos. “La esencia del film está reflejada en ese acto. En alguien que, literalmente, no puede soportar un cuerpo que siempre se le ha dicho que es masculino. Escribimos esa escena como una metáfora que, a mi entender, funciona muy bien en esta experiencia física”, concluyó Dhont en el sitio Sensacine sobre una película que está entre lo mejor de 2018.

Victor Polster

El protagonista de Girl es un actor y bailarín belga, nacido en 2002 en la ciudad de Bruselas. La película de Lukas Dhont fue su debut en la pantalla grande, quedándose con el premio a Mejor Actor de la sección Un Certain Regard del último Festival de Cannes. Actualmente asiste a la Royal Ballet School of Antwerp como parte de su formación profesional para el baile.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)