ENTREVISTA

Delgrossi hace historia

El actor Diego Delgrossi debuta este domingo como conductor de El Gran Uruguayo, el ciclo que buscará al ciudadano más representativo del país a lo largo de la historia. "No va a haber lugar para lo políticamente correcto", advierte.

Diego Delgrossi. Foto: Julmart Bueno
"(José) Mujica podrá estar como asesor pero para presidente es demasiado. Ya cumplió su ciclo", sentencia en diálogo con Sábado Show.
Foto: Julmart Bueno.

Un hito: llega a la televisión uruguaya un ciclo sobre historia en horario central, en vivo y con un formato de la BBC de Londres. Mañana al término de Subrayado se estrena El Gran Uruguayo, una de las apuestas más importantes de Canal 10 este año. El anfitrión será Diego Delgrossi, que debuta como conductor y en un rol que lo mostrará más en su faceta de profesor de historia que la de comediante que todos conocemos. El ciclo intentará encontrar al uruguayo más representativo de la historia y antes de que comience la búsqueda, Delgrossi reflexiona sobre la importancia del pasado y también se anima a opinar sobre temas que hacen a la actualidad local.

Diego Delgrossi. Foto: Julmart Bueno
"El gran uruguayo" estrena mañana e irá los domingos a las 21 horas por Canal 10.
Foto: Julmart Bueno. Agradecimiento: Rey Antigüedades (2901 2766)

—¿Con qué se va a encontrar el público cuando sintonice El Gran Uruguayo mañana?

—Es un programa sobre historia en el que participa la gente. El público puede elegir vía web quién ha sido el uruguayo o la uruguaya más representativo a lo largo de la historia. Además es la primera vez que un medio de comunicación uruguayo copra un formato de la BBC de Londres.

—¿Cuáles son las condiciones que tendría que reunir "El gran uruguayo" a tu criterio?

—Lo fundamental es el legado que haya dejado o que esté dejando. Se trata de elegir a alguien por su aporte y por lo que despierta en la nación. En Inglaterra fue elegido Winston Churchill, por ejemplo.

—Sos un artista de gran trayectoria pero es la primera vez que tomás la conducción de un programa en vivo y en horario central, ¿cómo enfrentás ese desafío?

—Es una gran responsabilidad que enfrento con muchos nervios y muchas ganas. Es una gran oportunidad y estoy muy agradecido con la gente del canal que pensó en mí. Es un gesto de confianza que pienso honrar con toda la altura que merece.

—¿Qué tenés vos de "gran uruguayo"?

—Tengo bien presente qué ha sido lo bueno y lo malo del pasado como para poder hacérselo recordar a las nuevas generaciones y no tan buenas. Y soy un típico resultado de la clase media uruguaya. Soy hijo de un tallerista y una cooperativista. Nací en el barrio La Comercial en una casita del Banco Hipotecario y entré por concurso a trabajar, que fue en Plop. Me fue muy bien gracias a las oportunidades que me han dado y por el tesón y esfuerzo.

—Entre las 25 personalidades históricas que aparecen en el avance, llamó la atención que figure el intendente Daniel Martínez...

—Fue propuesto y tiene muchos votos. La gente lo considera como una revelación política y es la renovación dentro del Frente Amplio. Ha logrado llegar a muchos uruguayos que ven en él una personalidad que nos representa.

—¿Considerás que Uruguay es un país anclado en su pasado, como suele decirse?

—Somos muy nostálgicos a tal punto que la fiesta que más factura es La Noche de la Nostalgia. Tenemos nostalgia del fútbol te antes, del carnaval de antes, de los políticos de antes. Idealizamos el pasado.

—¿Vos lo idealizás?

—No estoy anclado en el pasado. Uso el aire acondicionado, saco la comida del freezer y la llevo al microondas, y tengo el cable para ver el programa que yo quiero. La tecnología nos da la posibilidad de vivir mejor pero es cierto que antes pensábamos más en el prójimo porque había más interacción humana. Por otro lado considero que la historia no es algo muerto sino un ejemplo a tener en cuenta para mejorar el presente con cosas sencillas. Por ejemplo, a la gente que ahorra en pesos uruguayos le digo que lo haga en unidades indexadas, oro o dólares. Eso lo dice la perspectiva histórica, no hay que ser economista para saberlo.

—Sorprende que estés teniendo la posibilidad de tener un programa sobre historia antes de uno de humor...

—Es una ironía de la vida... Me enamoré de este proyecto porque es la posibilidad de que haya un contenido de historia en televisión. Surge la discusión sobre si esto trivializa la historia pero si logramos que una persona empiece a buscar información sobre alguien que no había sentido nombrar, ya es un aporte. La televisión siempre fue para entretener y esto es un entretenimiento pero con contenido.

—¿Cómo se tendría que hacer un programa de humor hoy?

—Hay gente que pide programas de humor porque recuerdan muchos de los programas uruguayos y argentinos que funcionaron muy bien en su momento. Pero si se hiciera un programa de humor ahora tendría que ser diametralmente opuesto a los de aquella época. Ha cambiado el timing. Y hoy están las redes sociales, entonces si pasa algo en un partido de fútbol ya hay alguien que agarró una foto, hizo un meme y lo mandó. Y capaz que yo tengo el programa dentro de tres días y el chiste ya está quemado. Eso pasó mucho con las murgas este año. Hay chistes que los libretistas hicieron en mayo, y si lo escuchás en enero ya no causa tanta gracia. Van a tener que empezar a dejar un espacio para llenar con lo que pase ese mismo día.

—Hablando de carnaval, ¿creés que las murgas tienen el derecho o la obligación de criticar al gobierno de turno?

—Es una obligación. Es la forma de decirle a los poderosos que también son seres humanos. El carnaval criticó hasta el 2005 cuando en el gobierno estaban los partidos tradicionales, después en los primeros años de la izquierda tal vez no había mucho para criticar pero ahora se sabe cuáles son las fallas y los errores están a la vista. Se está criticando cada vez más a la izquierda pero no se hace con la pasión que se hacía antes por una cuestión ideológica. Hacer chistes sobre eso no le hace daño a nadie aunque siempre está la diatriba esa de que "si criticamos, ¿vendrá el auspicio?".

—Hace pocos días publicaste una foto con Julio María Sanguinetti en Twitter y contaste que lo habías visitado, ¿cómo fue el encuentro?

—Lo fui a visitar porque se cumplían 55 años de la primera vez que asumió como diputado. Me sorprendió con el obsequio de una carta de José Enrique Rodó que le había regalado el destinatario de esa carta en su primer período como presidente. Siempre es grato juntarme con Julio María a charlar porque terminamos hablando de historia, política, religión, fútbol...

—¿Creés que sería buen candidato para el Partido Colorado en las próximas elecciones?

—Está viejo. Tiene 82 años y no quiere saber de nada con esto. Estamos hablando de renovación...

—¿Entonces no estás de acuerdo con la posible candidatura de José Mujica por el Frente Amplio?

—No, una persona que pasó los 80 años ya cumplió su ciclo. Hay personas jóvenes con mucha capacidad y ganas para seguir. La última vez a Mujica le cansó la gira por China y tuvo que suspender una gira por Europa. Podría estar como asesor o consejero pero para presidente es demasiado. También podría ser un buen canciller, ya que lo quieren mucho en el exterior.

—Te pronunciaste en las redes sobre el fuerte intercambio entre Tabaré Vázquez y los autoconvocados...

—Sí, me pareció mal que se usara un medio público para dar los datos específicos con nombre y apellido de deudas de un ciudadano. Cuando alguien delinque por primera vez, incluso si es un violador o un asesino, se le ponen solamente las iniciales. Así como aclaré que nunca insultaría a mi presidente, también me parece mal que un presidente con el poder que tiene utilice parte de la maquinaria comunicacional del Estado para escrachar a un ciudadano que debe plata. Y sí, ¿quién no debe plata hoy en día?

—¿Cómo estás viviendo el éxito de Nuestras Mujeres que protagonizás junto a Franklin Rodríguez y César Troncoso (jueves, viernes y sábados 21 horas y domingos 18.30 en el Teatro del Notariado)?

—Estamos contentos y agradecidos. Hacía mucho tiempo que en esa sala no había un éxito así. Ya estamos en los 10.000 espectadores en dos meses. El espectáculo tiene una gran dirección de Mario Morgan y un gran elenco con César Troncoso y Franklin Rodríguez. Es una obra que se hizo en cine y en muchos países. En Argentina la hicieron Jorge Marrale, Arturo Puig y Guillermo Francella, y estuvo dos años y medio en cartel. Acá estar dos meses y medio ya es un éxito. En Argentina hacés una buena temporada y te comprás un apartamento en Mar del Plata; acá hacés una buena temporada y pagás el Banco Hipotecario (risas).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º