ENTREVISTA

Daniela Bouret: "En Damas Orientales soy de ultraderecha y en 'Buscadores' de izquierda"

La historiadora habla de sus años en la dirección del Teatro Solís, su llegada al programa "Buscadores" y del ciclo "Mujeres que se construyen"

Daniela Bouret. Foto: Leonardo Mainé
Daniela Bouret. Foto: Leonardo Mainé

Luego de 14 años en el Teatro Solís y seis como su directora general, Daniela Bouret decidió que era tiempo de hacer un cambio. Comenzó como panelista en Buscadores y además generó un segmento donde se presentan temas relacionados a las mujeres que se construyen y rompen los techos de cristal. Sobre las redes, su legado en el Solís y Buscadores, habló Bouret con Sábado Show.

—Fueron seis años al frente de la dirección general del Teatro Solís, ¿qué evaluación hacés?

—Fue precioso trabajar con gente maravillosa. Se renovaron las salas, tuvimos muchas visitas guiadas, agrandamos la programación y en vez de miércoles a domingo tuvimos de lunes a domingo. También generamos inversiones gracias a los dos millones y medio de dólares extra por fuera de la Intendencia que conseguimos por cooperación. Hay un montón de cosas que se hicieron, aunque a veces, cuando uno quería hacer cambios más profundos se generaban algunos problemitas con Adeom, pero bueno.

Daniela Bouret. Foto: Leonardo Mainé
Daniela Bouret. Foto: Leonardo Mainé

—Te habías vuelto a presentar al concurso para director general, pero te bajaste. ¿Por qué?

—Me había presentado en enero y había quedado primera en las pruebas, pero cuando la pandemia me dije que no quería más seguir mi vida así. Habían sido 14 años, el último año fue duro, pero los anteriores habían sido preciosos y me quedo con lo lindo de esos años. Yo tenía el cargo de la Dirección General y cuando asumí, el cargo que tenía antes, Director Institucional estaba vacante por lo tanto durante seis años hice los dos cargos al precio de uno, porque nunca tuve una dirección adjunta como era antes, cuando estaba Gerardo Grieco. Y como sabía hacer ese cargo, y no me lo pusieron a nadie, estuve seis años haciendo los dos cargos. Me iba desde la mañana hasta la noche todos los días y sin horas extra ni nada. Quería un cambio porque son etapas que se van cumpliendo, además las instituciones necesitaban una renovación y me bajé del concurso.

Daniela Bouret. Foto: Leonardo Mainé
Daniela Bouret. Foto: Leonardo Mainé

—Del teatro a la televisión. ¿Cómo te sentís en Buscadores?

—Fue un cambio, porque como historiadora soy más de escribir, de plantear hipótesis y trabajar con un tema específico. Los profesores de historia saben de muchos temas, es muy amplio, pero lo que saben es por los historiadores, y ellos lo adaptan a diferentes públicos y con elementos de pedagogía y didáctica que los historiadores que investigamos, no tenemos. Hay que investigar mucho sobre un tema particular, y hay muchos temas de los que no sabemos. Entonces estar acá me generaba muchas dudas, porque los tiempos de televisión son mucho más rápidos y no soy todóloga ni quiero ser opinóloga. Eso me generaba dudas saber desde qué lugar podía contribuir en algo. Empecé martes y jueves, y Sergio Gorzy planteó durante la pandemia que si queríamos generar temas, lo presentáramos. Y presenté hacer un tema con mujeres con perspectiva de género para tocar algunos temas y el productor Andrés Eguren me dijo: mejor en vez de hacer charlas de a una hacer una tertulia con dos o tres mujeres hablando de ciertos temas, y así lo fuimos sacando.

—También en Buscadores tenés un ciclo sobre mujeres que se construyeron. ¿Cómo surge?

—Surgió porque cuando inició la pandemia, desde las ciencias sociales se generaron miradas hacia otras pandemias de la humanidad para saber qué se había aprendido, y qué no, y la última fue la Gripe Española. En esos años, los discursos médicos entraron a la vida cotidiana. Barrán habla de la medicalización de la sociedad y hoy, un siglo después vimos que algunos de esos modelos se vuelven a repetir desde otro lugar. En ese entonces el movimiento feminista comenzó con virulencia a pelear por sus derechos. Estaban los feminismos de las trabajadoras con reivindicaciones al mundo del trabajo, y otro llamado Sufragistas de mujeres de clase media y alta que querían el derecho al voto y a participar de la vida política. En ese 900 las mujeres empezaron a mostrar sus voces un poco más, adquiriendo derechos como el divorcio o a manejar sus bienes, pero los documentos dan cuenta de que los médicos, pedagogos, maridos, curas y hasta artistas hablaban y pintaban a las mujeres, pero ellas casi no tenían voz. Hoy, un siglo después, eso cambió, y de eso va la tertulia. Ya no dando voz a las sin voz, sino haciendo reflexionar algunos temas de agenda con referentes. Algunas mujeres referentes de estos temas y algunas que han roto los techos de cristal y han sobresalido en sus campos. Esa fue la mirada clave para esto. Son ciclos cortos, de 15 minutos que sirven como disparador para que la gente después investigue más. Es un micro que aparece en un programa como Buscadores que llega a todo el país y tiene varias repeticiones.

Daniela Bouret
Daniela Bouret en el Teatro Solís. Foto: Leonardo Mainé

—Visibilizar sobre el trabajo de las mujeres ya lo habías iniciado con el ciclo Ellas en la Delmira.

—Sí, esa es la idea. En el Solís habíamos hecho el ciclo de mujeres, también equilibramos la programación con perspectiva de género, teníamos baños inclusivos, generamos salas de lactancia antes que fueran por ley. Hicimos un montón de actividades desde ese lugar y dimos muchos cursos sobre diversidad. Estas son cosas que hay que trasladar a toda la sociedad, porque también la legislación y la forma de convivencia van cambiando, y lo que antes parecía normal, cambia. Hay herramientas importantes para construir, para pensar. A veces se banalizan y es una lástima, pero hay un montón de aprendizajes que como sociedad tenemos que ver.

—¿Qué te dice la gente?

—Me escriben por las redes sociales y es gente que no conozco. Me cuentan cosas, reflexionan o aportan datos o información sobre cosas que uno no conoce. Me emociona mucho esa llegada, porque además, los panelistas somos muy heterogéneos. Yo soy una recién llegada y estoy aprendiendo y chupando rueda como se dice. Pero estoy cómoda y contenta trabajando. A veces las redes pueden ser muy fuertes. Hay gente que en las redes expresa otras cuestiones de la vida que la terminan volcando ahí. A veces cuando hablo me dicen que estoy mandatada por el Frente Amplio, y cuando estoy en Damas Orientales Siglo XXI que es una organización que se creó este año y rememora lo que fueron las Damas Orientales de 1843 que fue una organización filantrópica que se creó durante la Guerra Grande para ayudar a los heridos de guerra de los dos bandos. Era la primera vez que mujeres trabajaban en un hospital para los heridos y que no dependía de la Iglesia que monopolizaba la caridad cristiana. Y cuando aparezco con ellas me dicen que estoy en la JUP. Así que cuando estoy con Damas Orientales soy de ultraderecha y cuando hablo en Buscadores soy de izquierda, pero cuando llega fin de mes ninguno de los dos me da un peso. A veces la gente en las redes saca lo mejor o lo peor, o construye o tira piedras, y muchas veces se decodifican mal los hechos. Pero cuando se debate con gente que aporta o discrepa con nivel, es una satisfacción.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados