ENTREVISTA

Damián De Alava, el coiffeur de los famosos: "Muchos se hacen el camuflaje de canas"

De Alava trabaja personalmente en su local Cute Cut sobre las cabelleras de Ignacio Álvarez, Rafa Villanueva, Martín Lema y más famosos. "Nelson Fernández es uno de los más coquetos”, revela.

Damián De Alava.
Además de empresario, Damián De Alava es Lic. en Relaciones Internacionales.

Sus 33 años en la estética masculina convirtieron a Damián De Alava en un referente, y con una particularidad: es al que recurren los famosos a la hora de perfeccionar su corte de pelo. El empresario, que está al frente de los locales Cute Cut y Urban Cut, asegura que apoyar a programas de televisión uruguayos y obras de teatro fue lo que lo acercó al star system local, lo cual le trajo más y más clientes de ese ambiente. “Dios los cría y ellos se juntan”, explica entre risas.

-¿Cuáles fueron los primeros famosos que atendiste?

-Apoyé a muchos desde antes de que se hicieran famosos. Una vez le estaba cortando el pelo a Nacho (Álvarez) y una señora lo reconoció de la televisión, pero él hacía un programa que era de deportes que conocía poca gente. Lo mismo pasó con Rafa (Villanueva), que le empecé a cortar cuando hacía notas en Planta Baja.

-¿Notás que se van preocupando más por su imagen a medida que se hacen más conocidos?


-No necesariamente. Va en cómo es cada uno y en la actividad que tienen en ese momento. Están los que aparecen al aire todo el tiempo, o los que empiezan a aparecer más como Diego Jokas. O el caso de (Fernando) Tetes, que si no está apareciendo tanto viene menos al local.

-¿Qué es lo que más te piden?


-No te puedo dar nombres, pero a muchos famosos les estamos haciendo el “camuflaje de canas”. Es un tratamiento con un champú para que no tengan que pasar por la tinta.

-¿Terminás oficiando de sicólogo de tus clientes?


-Me termino haciendo amigo porque conversamos mucho. Trato de no preguntar, pero al final uno se entera de todo: desde la salida de alguien de un informativo a un cambio en una gerencia. También sugiero el nombre de algún cliente para el programa de otro cliente y a veces las cosas salen. Fue lo que pasó con Pablo (Fernández) en Santo y Seña, o con Alejandro Camino en la productora Kubrick que hace Esta Boca es Mía.

-¿Hay un poco de lobby, también?

-El local es un punto de encuentro, entonces todos aprovechan para hacer un poco de lobby.

-¿Se han cruzado figuras que antes estaban enfrentadas?


-Ha pasado, sobre todo del ambiente del periodismo deportivo. Uno de ellos dice “a este no me lo banco”, y cuando llega el momento, se cruza con el otro y está todo bien. Yo siempre he intentado juntar las partes tirando buena onda.

De Alava junto a Federico Buysan y Rafa Villanueva.
De Alava junto a Federico Buysan y Rafa Villanueva.

-¿Atendés políticos, también? 

-Sí, a varios de todos los partidos políticos. Vienen muchos del grupo de la 404, como (el ministro de desarrollo social) Martín Lema. Conoció a varios periodistas en el local.  

-¿Y qué hacen él o Ignacio Álvarez en una peluquería? 

-Es para dejarse el pelo más prolijo. Cuando hay poco hay que cuidarlo más (risas). 

-¿Has notado cierto furor por el implante capilar?

-Sí, hay muchos que se han operado y están muy contentos. Es un poco doloroso, pero aprovechan el momento que no están al aire como Checho Bianchi, por ejemplo. Nicolás Núñez también se lo hizo. 

-¿Eso requiere algún cuidado especial después?


-Sí, el pelo hay que lavarlo de determinada forma y ver cómo se retoma la forma. Eso lleva unos meses y un cuidado especial. 

-¿Los hombres van cambiado sus hábitos en el corte de pelo?

-Sí, antes los hombres se cortaban el pelo para que les dure determinada cantidad de días y ahora se hacen un corte y ahora quieren mantener el estilo.

-¿Cuál corte se está usando más?

-Se está usando el pelo más largo arriba y más corto en los costados. Pero va en el estilo de cada uno. Está el caso de Kairo (Herrera), por ejemplo, que usa el pelo largo en contra de la corriente. Hay que buscar el estilo, no como en algunas barberías que se hace el mismo degradé a todos.

-¿Hay clientes que piden tener el corte de alguna celebridad?


-Sí, antes venían con revistas y ahora con la foto en el celular. Siempre hay que hablar con el cliente porque a veces la forma de la cara y el pelo no tienen nada que ver. Pero siempre te da una aproximación de qué es lo que le interesa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error