"THE NIGHT OF"

¿Culpable o inocente?

¿Estamos a horas de saber si Nasir “Naz” Khan asesinó brutalmente a Andrea Cornish luego de una noche de sexo, alcohol y drogas.¿Pero es eso realmente lo que importa en The Night Of? Sin duda que es el gancho para una serie que desde el primer episodio se perfiló para ubicarse entre lo mejor del año, cosa que ha ido confirmando con el correr de los ocho episodios que terminarán de emitirse mañana. Conocer si el joven de origen paquistaní es culpable es la gran excusa que Richard Price y Steven Zaillian encontraron para desnudar las formas de investigación policial, el sistema judicial criminal y las condiciones de encierro en la temible cárcel de Rikers, todo en Estados Unidos, aunque la serie está inspirada en la británica Criminal Justice.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
The Night Of

The Night Of aterrizó en HBO el pasado 10 de julio (domingos, 22 horas), al mismo tiempo que en los Estados Unidos, por lo que la expectativa por saber su desenlace está presente en ambos hemisferios sin posibilidad de spoilers que lo arruinen todo. Pero volviendo a lo que importa en esta ficción, hay que decir que es una historia que se saborea de a poco, en cada escena, en cada personaje, en cada capítulo. La serie se toma su tiempo para todo y esa es una de sus grandes virtudes. No es para un atracón, como los que caracterizan al consumo actual gracias al sistema instaurado por Netflix de colgar de una sola vez temporadas completas. Cada episodio necesita de su espacio de reflexión, ser repensado, disfrutar de los climas tan bien creados gracias a los guiones de Price y Zaillian, y la exacta dirección de este último.

Para quienes no sepan de que estamos hablando, les contamos que The Night Of arranca con un impresionante capítulo piloto de ochenta minutos que crea adicción desde el vamos por la forma en que está contado. Nasir "Naz" Khan (Riz Ahmed) es un universitario, hijo modelo de una pareja de paquistaníes que viven en Queen. Le va muy bien en los estudios y eso hace que oficie de tutor de un basquetbolista que necesita tener buenas notas para conservar su beca. El deportista no le hace mucho caso, pero otro integrante del equipo se apiada del esfuerzo de Naz y lo invita a una fiesta de esas que los "cerebritos" miran de lejos y jamás soñarían con pisar. Naz convence a un amigo para que lo acompañe, pero éste se arrepiente a último momento. La única forma que tiene el joven de llegar hasta Manhattan es en auto, así que negándose a perder la oportunidad de conocer chicas generalmente inalcanzables, le "roba" el taxi a su padre y se manda solo.

John Turturro encarna al abogado defensor, ayudado por una joven colega.
John Turturro encarna al abogado defensor, ayudado por una joven colega.

Al no conocer la ciudad, se pierde y unos jóvenes se suben al auto creyendo que está trabajando ya que no sabe apagar la luz de "libre". Naz se deshace de ellos pero vuelve a ocurrir, esta vez con una enigmática joven de semblante melancólico que cautiva al universitario (Sofia Black-DElia), que no se puede negar a llevarla. Ella le dice que quiere ir a "la playa", pero el viaje termina en la casa de la chica, que convence a su nuevo amigo de consumir drogas y alcohol. También hay sexo. Ahí la acción salta en el tiempo, con Naz despertando de la "noche loca" y encontrándose con la más horrible sorpresa: Andrea se encuentra en su dormitorio, muerta de varias puñaladas.

El primer capítulo no finaliza allí, hay toda una secuencia de tensión que comienza cuando, al intentar huir por no saber qué pasó esa noche, Naz es detenido por manejar ebrio por una pareja de policías. Desde la parte trasera del vehículo policial, será observador privilegiado de lo que suceda fuera de la casa de su asesinada reciente amiga porque los policías que lo detienen son convocados a la escena del crimen. Por no saber qué hacer con él, lo arrastrarán también a la seccional en la que se está cocinando todo, donde finalmente se descubrirá que el paquistaní-estadounidense es el principal sospechoso.

Lenta cocción


Como ya hemos dicho, una de las grandes virtudes de The Night Of es que se toma su tiempo para todo. Es una historia de cocción lenta, soltando un aroma que hace que uno no vea la hora de probar el plato que se está preparando.

Y de ello son grandes responsable sus creadores, Price y Zaillian. El primero empezó a escribir la serie entre 2010 y 2011 no recuerda bien-, basándose en Criminal Justice (BBC, 2008), de Peter Moffat. En la serie británica, el protagonista es un joven blanco de clase media, no muy bueno en sus estudios, y la víctima una mulata. Por lo que el elemento racial, de gran fuerza en la versión estadounidense, también está muy presente. "Existieron muchos comienzos y paradas, como consecuencia de la muerte de su estrella original y productor ejecutivo, James Gandolfini, esa cosa horrible, y todos nosotros un poco morimos después de ese hecho. Nadie tenía ganas de hacerlo", recuerda Price en una entrevista en el blog no oficial dedicado a él, Priced Out. El escritor hace referencia a lo ocurrido con James Gandolfini, actor que, además de producir la serie, iba a encarnar uno de los papeles importantes, el del abogado Jack Stone. Pero murió de un infarto en 2013 y hubo que pensar en otra persona. El primer nombre de la lista fue Robert De Niro, pero no se concretó y el papel recayó en John Turturro. Excelente elección.

El detective Box es quien investiga el caso para la fiscalía.
El detective Box es quien investiga el caso para la fiscalía.

Price, quien participó en la realización de cinco capítulos de la excepcional The Wire, y Zaillian, ganador del Oscar y el Globo de Oro por el guión de La Lista de Schindler, delinearon un típico abogado defensor que anda rondando las comisarías, a la caza y a la pesca de víctimas de arrestos que podrían devenir en clientes. Stone tiene la particularidad de que sufre de un eccema en los pies que lo obliga a andar en sandalias y rascarse con un lápiz, ante la mirada asqueada de la mayoría de las personas con las cuales se cruza. "Me presentaron a un abogado muy competente y bien considerado, Terry Montgomery. Este tipo, que se parece a Idris Elba, es una estrella. Me encontré con él un montón de veces", cuenta Turturro, en entrevista de HBO, sobre cómo fue construyendo su personaje. "Fui a la corte y vi a diferentes tipos, pero con Terry pensé ése es el tipo de persona que Stone habría sido si tuviera el estómago para ello. Miré un montón de viejas películas de Sidney Lumet y trabajé en un gran calentamiento vocal. Soy de Nueva York, pero pensé que el acento era más de los años 70", sigue Turturro sobre uno de los grandes trabajos actorales de la serie.

El otro es el del Bill Camp, como el detective Box, que investiga el caso siguiendo las directivas de la fiscal Helen Weiss (Jeannie Berlin), en un personaje muy al estilo de los detectives de los policiales de los 70. Es un investigador con oficio, gran interrogador y con un olfato que le hace pensar que hay algo que no cierra en este caso. Pero aún apareciendo como el prototipo del detective de otra época, maneja muy bien las herramientas del presente. La escena en la que elabora en forma perfecta el trayecto de Naz desde su casa hasta la casa de Andrea apelando a un mapa, las distintas cámaras de seguridad de la ciudad, las antenas que rastrean los movimientos de los celulares y otros datos en los que lo ayuda la tecnología actual, es magnífica.

Pero volviendo a los personajes, no hay duda de que el gran hallazgo, aunque ya viniera con experiencia sobre sus espaldas con premios en varios festivales y nominaciones a los premios independientes del cine británico, entre otras, es Riz Ahmed (33 años), quien interpreta a Naz. Por estos días también se lo puede ver como parte del elenco de Jason Bourne, en la piel de un genio y empresario de la cibertecnología. Es su punto de vista el que prima en el capítulo piloto, el espectador sigue la historia a través de sus ojos, por lo tanto es tan ciego como él en cuanto a lo ocurrido en la casa de Andrea, cuando estaba bajo los efectos del alcohol y las drogas.

Los padres de Naz, inmigrantes honestos y trabajadores que confían en su hijo.
Los padres de Naz, inmigrantes honestos y trabajadores que confían en su hijo.

El espectador está tan convencido como él de su inocencia pero, conforme avanza la trama, van apareciendo detalles e información que hacen que el televidente empiece a separarse de Naz y entre a desconfiar del joven. Comienza a surgir entonces la pregunta "¿es realmente inocente?". Otra gran virtud del guión.

En cuanto a la dirección, también brillante, Zaillian fue responsable de dirigir siete de los ocho episodios de The Night Of (el restante estuvo a cargo de James Marsh, director de La Teoría del Todo). Además de La Lista de Schindler, Zaillian ha sido responsable de los guiones de otros grandes films como El Juego de la Fortuna, Gánster Americano y Pandillas de Nueva York. "Siempre trabajé en largometrajes, pero en estos tiempos la televisión es más aventurera en el terreno de los dramas pensados a partir de los personajes", explicaba en el Festival de Tribecca donde The Night Of, su primer trabajo para la televisión, presentó sus dos primeros episodios. "A pesar de ello, quise darle la cohesión y la sensación general de una película; en este caso, una película de nueve horas", agregaba sobre su más reciente criatura.

Muchos caminos


Zaillian confesó influencia del neorrealismo italiano; John Turturro ha dicho que la serie le recuerda a una novela criminal rusa; Sofia Black-DElia, que encarna a la víctima, la definió como una gran novela negra… son varias las cosas que surgen al ver The Night Of. Y poco hemos dicho sobre su carácter de denuncia, tanto de la forma cómo se investigan los crímenes o trabajan las seccionales de Policía; como del funcionamiento del sistema judicial, donde la mayoría de los casos se resuelven con acuerdos y no llegan a juicio; así como las formas de supervivencia que deben encontrar los presos en una cárcel como la de Rikers. Un ejemplo más de cómo un instituto penitenciario puede crear más delincuentes que los que redime.

El ex boxeador que protege a Naz en la cárcel a cambio de favores.
El ex boxeador que protege a Naz en la cárcel a cambio de favores.

Y ni hablar del abordaje del tema racial, con un 11 de Setiembre que ha determinado que todos los musulmanes sean considerados terroristas o potenciales terroristas. La familia de Naz es tratada así y eso juega en su contra a la hora de probar la inocencia del protagonista.

Un crimen sangriento sin resolver es el hilo conductor, pero las ramificaciones son muchas y todas muy polémicas: abogados que engatusan posibles clientes, fiscales que pactan con defensores, policías que no hacen bien su trabajo, una cárcel en la que el poder lo tienen los delincuentes… Claro está que no está todo podrido y también hay personajes nobles y bienintencionados, como el detective Box al menos lo parece-, la joven abogada que ayuda a Stone en el caso (Amara Karan), una policía que quiere hacer las cosas como corresponde y Naz… ¿Y Naz? Bueno, esa es la gran pregunta al menos hasta el día de hoy, más allá de que no se trate de la esencia de la serie.

"Creo que es mucho más que ¿Quién lo hizo?. La pregunta ayuda a mantener el interés de la audiencia, ayuda a mantener la tensión, pero es solo una parte de lo que hace la historia. Porque si los personajes no son convincentes, entonces la historia no lo es. ¿Qué pasó? y ¿qué ocurre con todos los personajes? Ninguno es el mismo después. La serie es sobre el costo de eso", bien resume Turturro una historia que avanza lenta pero segura, erigiéndose en una de las grandes joyas televisivas de 2016.

La misteriosa Andrea, que conoció a Naz una noche y terminó brutalmente asesinada.
La misteriosa Andrea, que conoció a Naz una noche y terminó brutalmente asesinada.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)