YO DIGO

¿El coqueteo virtual con un tercero es infidelidad?; los famosos opinan

El acercamiento en la virtualidad a terceros plantea la disyuntiva. Luciana González, Natalia Camilo, Diana Piñeyro y Elsa Levrero dan su visión.

Luciana González
Luciana González, Natalia Camilo, Diana Piñeyro y Elsa Levrero

Luciana González
Comunicadora

Ser infiel es romper el acuerdo que uno tiene con su pareja. Si uno tiene una relación monogámica tradicional que no permite la entrada de más personas en ningún sentido, coquetear no es correcto porque el acuerdo no lo permite. Eso sí, puede pasar que uno tenga una relación monogámica un poco más libre en la que se haya conversado y aceptado que ambos pueden responder o mandar mensajes en plan coqueteo sin concretar nada. 

Natalia Camilo
Comunicadora 

El coqueteo es una forma de ser infiel. La infidelidad no es solo tener relaciones o darle un beso a otra persona. Hay diferentes formas de ser infiel, como el coqueteo o los mensajitos. En estos casos uno le está prestando atención a alguien que no es su pareja y eso ya configura una infidelidad. Por otro lado, en redes sociales yo subo todo el tiempo fotos e historias a Instagram en las que estoy coqueteando o como le llaman ahora, “beboteando”. Cuando estaba en pareja subía fotos así a las redes, pero eso no podía ser considerado infidelidad. Claro que cuando una sube esas imágenes le llegan todo tipo de comentarios de los seguidores, pero después está en una seguirle o no la conversación.

Diana Piñeyro
Periodista

Sí, lo tomo como infidelidad. Se pierde el respeto básico que la pareja tiene que tener, al menos en mi caso. Buscar a otra persona estando en una relación ya sobrepasa el límite, por más que sean solo mensajes y no se llegue a otro tipo de contacto. Si algo me lleva a buscar a otra persona fuera de mi pareja es que algo no me termina de completar en la relación. Por eso, cuando decida volver a entablar una relación tengo que estar 100% segura de que es lo que realmente quiero. Si voy a estar hablando con más gente, me quedo soltera sin asumir compromisos. 

Elsa Levrero
Periodista

Entiendo que sí, que es infidelidad, salvo que en la pareja haya un acuerdo de que cada uno acepta conversaciones de ese tipo con terceros. Permitir que tu pareja intercambie charlas eróticas con otra persona es, a mi entender, un arma de doble filo en el que la línea entre el amor y el desamor es muy delgada. Otra cosa sería que ese erotismo virtual sea un espacio compartido en la pareja. Que lo hagan juntos. Ahí la situación parecería que podría ser más clara y transparente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error