ENTREVISTA

Comprometidos; la historia de amor de Sebastián Giovanelli y la bailarina Paola Garabedian

El periodista deportivo y la artista se casa a fin de año. Se conocieron en una reunión laboral y desde entonces no se separaron. 

Sebastián Giovanelli
Sebastián Giovanelli y Paola Garabedian. Foto: Leo Mainé. 

El periodista Sebastián Giovanelli (40 años) y la bailarina y docente Paola Garabedian (38) comienzan el año por lo alto. En Navidad resolvieron dar un paso más en su relación y se calzaron los anillos de compromiso. La boda será a finales de 2020, en fecha a definir.

La historia de amor se inició con una reunión laboral. Además de su trabajo como periodista deportivo en Sport 890, La hora de los deportes y como periodista de información general en Subrayado, Giovanelli trabaja muy fuertemente en redes sociales.  

“Nos conocimos a través de un amigo en común. Ella tiene una escuela de danza y nuestro amigo me preguntó si no podía apoyarla en materia de redes”, cuenta Giovanelli en diálogo con Sábado Show.

“Tuvimos una reunión y la realidad es que después de eso, no nos separamos más”, prosigue.

La relación avanzó intensamente pero por el momento no conviven. La razón radica en las obligaciones laborales de ambos, con horarios cargados y atípicos y que los dos son padres. Giovanelli tiene un niño de 11 mientras que el hijo de Garabedian tiene 5 años.

Ambos se declaran “emocionados” por cómo el ensamble familiar va tomando forma.

“Podíamos tener una relación de “novios” sin involucrar a los niños. Sin embargo, estamos pensando en otra cosa. Por eso nos comprometimos y nos vamos a casar. El hecho de dar esos pasos e incluirlos a ellos nos llena de emoción y de alegría”, cuenta Giovanelli.

Sebastián Giovanelli
Foto: Leo Mainé. 

Garabedian, que es escribana pública, dirige la Escuela de Ballet y Arte Flamenco Pocitos y también se desempeña como jurado de Carnaval, revela cómo fue la velada de compromiso en Nochebuena.  

No se trató de una “sorpresa” de uno a otro. Como todo en esta relación, lo conversaron previamente y fueron juntos a elegir los anillos. Pasadas las 12 de la noche, solos en el balcón se pusieron los anillos.

“Los chicos estaban en casa, pero dormidos”, complementa Garabedian.

Giovanelli: "Para bailar no tengo condiciones; solo le pongo onda"

A Paola Garabedian le gusta el fútbol, pero no seguía en particular el trabajo de Giovanelli. El periodista deportivo que forma parte de las transmisiones de Sport 890 y de los programas 100% deporte y Usted qué opina sí conocía la trayectoria profesional de Garabedian, quien en 2002 se coronó como ganadora del reality Casting, de Teledoce.

La bailarina y docente se declara hincha de Rampla. ¿Ya aprendió la lección de los periodistas deportivos que ocultan simpatías por alguno de los equipos grandes?.

“No”, dice entre risas. “Es por una cuestión familiar”, asegura.

Giovanelli cierra el año con otra noticia a nivel laboral: ha sido incorporado al menos hasta marzo por Subrayado, pero no en su rol de periodista deportivo, sino para cubrir información general.

“Ya la había hecho con ellos y me gusta mucho. Está bueno hacer cosas por fuera de la pelota”, comenta.

Por lo demás, trabaja todas las mañanas en Sport 890 y en las transmisiones de fin de semana, que en verano merman pero son habituales a lo largo del año. “Normalmente, mi día libre es el miércoles de mañana”, cuenta Giovanelli, quien también se desempeña como corresponsal en Uruguay de DirecTV y ha formado parte de las transmisiones de AUF TV.

¿Horarios extensos y atípicos afectan la relación de pareja? Para Paola Garabedian la respuesta en negativa.  

“Primero porque lo conocí en esa actividad y sé de su pasión por ella. Y además, yo también tengo horarios atípicos. Doy clase hasta las 22:30 o los fines de semana puedo tener shows”, cuenta.

Además de la docencia, Garabedian se desempeña como bailarina solista, en especial de Flamenco, su especialidad.

¿Qué tal Giovanelli para el baile? “Nada. No tengo oído ni movilidad, nada. Solo le pongo onda”, responde el periodista deportivo.

Giovanelli: "Disfruto de la temporada de pases"

Temporada de pases. Sebastián Giovanelli disfruta de su profesión, también cuando no hay fútbol. “Me gusta el período de pases. A pesar de que es el momento en que la gente nos castiga más”, asegura.

Y se explica: “Puede pasar mañana que me llame un representante y me diga: Fulano va a Peñarol. Llamo luego a un dirigente del club que me confirman que efectivamente Fulano de Tal está cerca de firmar. Yo lo largo pero a los dos días, el jugador arregla en Danubio. ¿Qué me dice la gente? “Tira fruta”, “Vende humo” o algo que ahora está de moda que es decirle “operador de...” a los periodistas. Y la realidad es que estaba cerca Fulano y finalmente no arregló”.

Giovanelli se declara como un amante de la “primicia”. “Me gusta ser el primero en dar una información. No me siento mal cuando no pasa, pero disfruto mucho cuando pasa. Soy primiciero”.

El periodista recuerda una discusión que tuvo al aire de La hora de los deportes con Alberto Sonsol. “Él decía que prefería toda la vida los fines de semana cuando rueda la pelota. Y mi posición era que también se podía disfrutar, desde el periodismo, el período de pases”.

Por lo pronto, este comienzo de 2020 está tranquilo por ahora, sin grandes sacudones en el mercado de pases, aunque falta un mes para que se cierre la posibilidad de transferencias. “Pienso que Nacional y Peñarol se van a reforzar fuertemente. Quizás más Peñarol que Nacional”, opina.

Polémica por el video de Muslera "atendiendo el celular"

El trabajo de Giovanelli ha derivado también en una especial atención a las redes sociales, donde se mantiene muy activo, sobre todo en Twitter.

A menudo, su hijo o Paola le han tenido que decir que suelte el celular, al menos durante el almuerzo o la cena.

“Hubo épocas en qué sabía que tenía un problema. Tuve que prometerle a mi hijo que durante la cena no iba a tocar el celular”, cuenta.

Para los periodistas, es clave estar conectados, más en el período de pases. “Los negocios se hacen de noche muchas veces, a la hora de la cena. Ahí me llega un dato y tengo que empezar a chequearlo”, ejemplifica.

Giovanelli se dedica principalmente a Twitter, la red social más agresiva.

“Ahora me llevo bien con las críticas o eventuales insultos. Al principio me calentaba y contestaba mucho. Pero hubo un proceso de maduración y hoy, cuando la mano viene de agresión, no respondo”, asegura.

El periodista deportivo estuvo en el centro de la polémica tuitera a mediados de 2019 cuando compartió un video de Fernando Muslera interrumpiendo un supuesto entrenamiento para atender el celular. Lo hizo en términos condenatorios y se trataba, en realidad, de una campaña publicitaria para una empresa de seguros.

“Me criticaron colegas deportivos y también otros periodistas de información general. Muchas veces, los colegas se creen más realistas que el rey y creen que por haber escrito un libro polémico descubrieron la pólvora. A mí me contrató una marca y nos pusimos de acuerdo con Fernando Muslera. Los dos sabíamos lo que iba a pasar”, dice. También estaban en esa campaña Ana Inés Martínez, Luis Carballo y Rodrigo Vázquez.

Fernando Muslera, publicidad Mapfre
Fernando Muslera. 

“Yo lo iba a “quemar” a (Muslera) primero, atrás venían los otros. La campaña tuvo un impacto brutal porque se iba a develar a las 24 horas y finalmente se hizo a las 12. Me estaban asesinando a mí, por buchón y a Muslera, por supuesto irresponsable”, recuerda.

Respecto a las críticas recibidas por haber difundido un video con “información falsa”, Giovanelli se defiende: “Era un juego. No podemos hilar tan fino en eso. De lo contrario, no podemos hacer nada”.

El periodista deportivo estima que las redes sociales se están convirtiendo en un canal de negocios interesante para los comunicadores.

“Hay negocios buenos que pagan, por ejemplo, un mes de trabajo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)