SERIE

La comedia de HBO, "Silicon Valley" estrena mañana su última temporada

A la medianoche se estrena la sexta temporada de esta comedia sobre el mundo de la tecnología y los poco preparados ejecutivos que trabajan allí

Silicon Valley
Silicon Valley, la serie sobre el mundo de las aplicaciones llega a su fin. Foto: Difusión

Llega a su fin con su sexta temporada que se estrena mañana en HBO. Esta comedia, que poco a poco ha ido ganando seguidores, se centra en el competitivo mundo de las start ups, Silicon Valley y los nerds que viven allí. Presentado con mucho humor, esta serie siempre nominada y nunca ganadora del Emmy, se despide en un año donde otras producciones conocidas ya lo hicieron. Si todavía no conoce Silicon Valley o cuál es su gracia, todavía está a tiempo para disfrutar de esta simpática comedia sobre el mundo de las aplicaciones y sus ejecutivos.

Silicon Valley es de esas series que la vienen remando de atrás desde hace tiempo. Es que en tiempos donde hay producciones nuevas todo el tiempo, es difícil estar al tanto de todo lo que llega. Igualmente, esta serie de HBO ha ido sumando seguidores, y mañana se estrena su última temporada, una en la que los protagonistas de esta historia sobre el mundo de las start up, aplicaciones y ese competitivo mundo de la tecnología se dan la mano con la comedia. Porque, y principalmente, Silicon Valley es una gran comedia que vale la pena ver. Si todavía no se enteró de su existencia puede ver todas las temporadas en HBOGo o en el servicio NSNow de Nuevo Siglo, y no se va a arrepentir.

Mañana se estrena la sexta y última temporada de esta sátira al mundo tecnológico que cada vez se parece más a lo que sucede en el verdadero Silicon Valley. Ya desde la presentación se puede ver cómo van creciendo y desapareciendo las distintas aplicaciones creadas en ese valle de California donde, en apariencia, todo es fantástico. Y si bien la gente parece morirse por trabajar allí, la comedia creada por John Altschuler, Mike Judge y David Krinsky demuestra que no todo lo que reluce es oro.

“Somos un poco sentimentales porque acabamos de terminar la producción, pero también porque sentimos que esta historia recién comienza”, dijo la directora de programación de comedia del canal HBO, Amy Gravitt, en un evento realizado en San Francisco hace pocas semanas.

Imagen de la serie Silicon valley. Foto: Difusión
Imagen de la serie "Silicon valley". Foto: Difusión

La temporada final de esta serie, alabada y seguida por el múndo tecnológico (hasta Bill Gates dijo ser seguidor de la serie) se estrena este domingo y la trama ahora se centrará en el enfrentamiento actual de Silicon Valley con el gobierno de Estados Unidos. Así que temas como el monopolio de empresas, la privacidad de datos, y por qué no, relaciones poliamorosas, aparecerán en esta serie que protagaoniza Thomas Middleditch, Kumail Nanjiani, Zach Woods y Matt Ross. Y la serie no pudo haber llegado en mejor momento, ya que ahora es cuando las empresas tecnológicas se enfrentan a la mirada de la población civil, políticos y todos estámos hablando sobre el tema.

En el primer episodio de la nueva temporada, el protagonista Richard Hendricks (Middletich), creador de la aplicación Pied Piper, se sienta ante el Congreso de Estados Unidos para testificar sobre los datos de los usuarios de su empresa. “Mucho ha cambiado la forma en que la gente piensa acerca de la tecnología desde que comenzó el programa”, dijo el ex CEO de Twitter, Dick Costolo, quien moderó un panel de discusión con los miembros del elenco en San Francisco, bien cerquita del verdadero Silicon Valley.

“Cuando comenzamos, se trataba de personas externas que intentaban hacerse un nombre y un negocio y ahora se trata de personas que literalmente tratan de salvar al mundo de personas que han desgarrado el tejido de la sociedad y han roto el mundo”, dijo el director de la serie, Alec Berg.

Imagen de la serie Silicon valley. Foto: Difusión
Imagen de la serie "Silicon valley". Foto: Difusión

Mientras, Middleditch, dijo que técnicos informáticos se le acercan para decirle que muchas veces la serie se acerca demasiado a la realidad. “Por lo general, es una de dos cosas: ‘Oh hombre, me encanta el programa, es como si tuvieras una cámara en la habitación porque eso me pasó a mí’ o es ‘oye hombre, escuché que el programa es realmente bueno pero no puedo ver porque me hace revivir mi trauma en una startup’”, dijo en la conferencia. Nuevamente Silicon Valley logra ser un fiel reflejo del mundo tecnológico, aunque la serie se toma estos temas para hacer comedia, como Veep lo supo hacer con la política.

La temporada anterior de Silicon Valley se centró en el siempre perdedor Richardson, quien quiso cambiar la forma de entender Internet creando “una nueva internet”. No fue una tarea sencilla, aunque gracias a su algoritmo, pudo entender que se podía hacer mucho más que comprimir datos, que hasta ese entonces era la única función que tenía Pied Piper. Y cuando Hendricks demuestra ser, cosa que ya sabíamos todos, un incapáz a la hora de ser jefe deciden regresar a su vieja incubadora. Y allí se enteran que hay un nuevo dueño en el lugar, quien además, no los quiere allí. Es que Jian Yang (Jimmy O. Yang), el antes okupa chino que vivía sin pagar alquiler en lo de Erlich se convirtió en el nuevo dueño, controlando todo lo que puede, y generando buenos momentos de comedia en el proceso.

También se recuperó la simpática rivalidad entre Hendricks y el magnate tecnológico y creador de la competitiva corporación Hooli, Gavin Belson (un muy divertido Matt Ross), que se había extrañado en la cuarta temporada. Así, la compañía pudo tener un nuevo comienzo.

Imagen de la serie Silicon valley. Foto: Difusión
Imagen de la serie "Silicon valley". Foto: Difusión

En parte el tener un nuevo dueño para la incubadora se debe a la salida de J.T. Miller (interpretaba al detestable Erlich Bachman, creador de Aviato), quien se alejó de la serie luego que salieran a la luz acusaciones de abuso sexual. Y en tiempos del #MeToo, HBO entendió que era mejor dejar ir a uno de sus protagonistas. Igualmente la serie no perdió mucho, ya que su personaje había sido tan estirado que ya sobraba en la trama.

En resumidas cuentas, la quinta temporada de Silicon Valley regresa a su escenario habitual, la incubadora, con la aplicación Pied Piper creciendo, pero teniendo, como siempre, varios obstáculos con Hooli.

Y allí radica lo genial de esta serie, ya que si bien siempre se ha tratado de lo mismo (crecimiento de la aplicación, rivalidad con el gigante tecnológico), cada temporada logra darle un ingrediente extra a esta comedia. Como la búsqueda de nuevo empleados para la empresa, donde Dinesh (Kumail Nanjiani) y Gilfoyle (Martin Starr) ganan espacio para divertir con su eterna rivalidad, pasando por una nueva intromisión de Hooli, hasta el nuevo estatus de Hendricks como un genio tecnológico.

Esta nueva y última temporada, por lo que se pudo saber, también hablará de temas actuales como la privacidad virtual, o la mirada de la política en la tecnología. Como ya sucedió en el mundo real cuando Mark Zukerberg, el creador de Facebook hizo lo mismo hace poco tiempo en el Senado y el Congreso de Estados Unidos, justamente hablando sobre los múltiples escándalos que protagonizó su red social.

Se quiera o no, Silicon Valley ha sido un reflejo de lo que es el verdadero mundo de la tecnología. “No se burlan más de nosotros de lo que nos merecemos”, dijo Bill Gates refiriéndose a la serie que ahora se vuelve un poco más real, claro que sin perder su cuota de comedia irreverente.

Creadores de Silicon Valley con nuevos proyectos

Dos de los creadores de la serie, John Altschuler y David Krinsky ya trabajan ya su nuevo proyecto donde se contarán los orígenes del servicio de citas Match.com. De acuerdo a la revista Variety, el proyecto tiene luz verde y Altschuler y Krinsky grabarán el episodio piloto que se basa en el libro de David Kushner, The Players Ball. La historia de Kushner relata cómo el empresario Gary Kremen creó la primera web de citas de la historia gracias a un préstamo de solo 2.500 dólares, convirtiéndose en multimillonario con ese sitio. En ese entonces, Kremen también adquirió el dominio Sex.com, a mediados de los 90, pero el dominio de esta segunda página fue robada por un hombre llamado Stephen Michael Cohen, que ganó millones de dólares con ella. Así, la trama también contará la complicada relación de estos dos sitios, así como el juicio por los derechos del dominio.

Mike Judge también tiene un nuevo proyecto después de Silicon Valley. Se trata de QualityLand, serie que producirá HBO, todavía sin fecha de estreno, que se basa en la novela satírica y distópica escrita por Marc-Uwe Kling del mismo título que fue best seller en 2017, cuando se lanzó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)