ANIVERSARIO

Cinco curiosidades de Geri Halliwell, la Spice Girl que vive en una granja y cumple 50 años

La cantante británica nacida el 6 de agosto de 1972 fue bailarina, escribió libros infantiles y dice que Robbie Williams la salvó.

Geri Halliwell. Foto: Instagram @therealgerihalliwell
Geri Halliwell. Foto: Instagram @therealgerihalliwell

Tocó el cielo con las manos como integrante de las Spice Girls, banda pop que fue uno de los mayores fenómenos musicales de los últimos años. Hoy, la cantante Geri Halliwell cumple 50 años, y acá van cinco datos no tan conocidos sobre su intensa vida.

1

Tiene ascendencia española

Geri, cuyo nombre completo es Geraldine Estelle Horner, nació en Hertfordshire, Reino Unido el 6 de agosto de 1972. Su padre, Laurence Francis Halliwell, era inglés de ascendencia sueca, y su madre, Ana María Hidalgo, es española. De jóven, Geri iba con frecuencia a España a visitar a su familia materna, por lo que habla correctamente el castellano y ha vacacionado en la costa española en numerosas ocasiones.

"Mi abuela es de Huesca, que está en Aragón, y le gusta mucho la virgen de Pilarica; se llama Máxima Hidalgo y es una mujer fantástica…", dijo en una entrevista al diario El Mundo durante un desfile de modas en 2010.

2

Fue bailarina en clubes y presentadora

La vida de Geri Halliwell tuvo un quiebre definitivo cuando en 1994 se convirtió en parte de las Spice Girls, la banda pop de mujeres más popular del siglo pasado. Pero antes de la música, la pelirroja había comenzado a dar sus primeros pasos en rubros diversos.

En 1991, con 19 años, la joven se convirtió en bailarina del boliche BCM, ubicado en la región turística de Magaluf, en Mallorca. La había descubierto un cazatalentos y ella, que acababa de terminar una carrera de orientación turística, vio una oportunidad para abrirse paso en el rubro del espectáculo. Estuvo allí lo que duró la temporada de verano, pero el encuentro con un fotógrafo y un par de sesiones importantes le dieron esperanza a sus sueños artísticos.

Por esos años también fue presentadora en un show turco de televisión, se desarrolló como modelo y dio pequeños pasos de cara a una fama que, asegura su entorno, anhelaba profundamente. La consiguió a escalas que quizás nunca imaginó.

3

Robbie Williams la salvó

La cantante dijo en una entrevista que sigue viva gracias a su amigo Robbie Williams, ya que fue él quien la animó a buscar ayuda para tratar la bulimia que padecía.

“Me preocupaba engordar. Comía muchísimo y me sentía gorda, empezaba a encontrarme mal, era horrible”, dijo Halliwell al medio Contact Music.

Allí también habló de la relación de amistad con el ex Take That: “Robbie sabía lo de mi bulimia y me recomendó que buscara ayuda, que fuera a rehabilitación, y es posible que eso me salvara la vida. La bulimia habría ido a peor sin ello, y siempre le estaré agradecida, siempre”.

En una entrevista con Oprah Winfrey, Halliwell volvió a hablar del tema y declaró que fue la maternidad lo que la ayudó a tener una mejor relación con la comida. “Quería ser un ejemplo saludable para mi hija, así que traté de tener equilibrio”, comentó y agregó: “La creatividad de hornear algo es como escribir una canción; cambia el estado de ánimo”.

4

Es escritora de novelas para niños

...O lo fue, en algún momento de su vida. A lo largo de 2008, Halliwell publicó la serie de libros Ugenia Lavender, sobre el personaje del título. Fueron seis tomos infantiles dedicados a narrar las aventuras de una niña de nueve años, inspirada en la propia autora y en algunos reconocidos personajes de su entorno. Los volúmenes incluían juegos y diferentes consignas interactivas, y convirtieron a la cantante en la mujer que más libros infantiles vendió en ese año.

Al margen de esa inclinación a un público específico, Geri también lanzó dos autobiografías, para otro tipo de audiencia. Son If Only, de 1999 y en la que cuenta su vida como “chica Spice”, y Just for the Record, en la que explora el lado oscuro de la fama.

5

Vive en una granja llena de animales

Casada con Christian Horner, un piloto automovilístico y jefe del equipo Red Bull, Geri Halliwell vive alejada del ruido de la ciudad, en una lujosa casa de campo que sus hijos comparten con decenas de animales.

A poco menos de 100 kilómetros de Londres, la familia tiene una imponente propiedad que incluye cancha de tenis, piscina cubierta y una granja. Allí hay burros de tamaño miniatura, caballos y cabras repartidos en establos, además de los patos que suelen verse en el lago, y de los perros que viven en el hogar. Halliwell y Horner tienen un hijo juntos, Montague, y formaron una familia ensamblada con las niñas que cada uno tuvo en relaciones anteriores, Bluebell Madonna ella y Olivia él.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados